Faltó, algo no cuadra Andrés, ¡bendito sea!

Creo que para un juicioso análisis del discurso en la rendición de cuentas de la semana anterior del alcalde de Ibagué, Andrés Hurtado, es menester hacerlo desde las teorías de la Morfología del Cuento de Vladimir Propp (1977), desde el Héroe de las Mil Caras de Joseph Campbell (1949) o desde las llamadas funciones de la literatura maravillosa.

De aspirantes y aspiraciones a Alcalde

Debe ser un buen negocio y un aliciente para los bolsillos ser Alcalde de Ibagué, de lo contrario ya no habrían más de 20 precandidatos de todos los pelambres y colores saltando a la palestra pública y como 15 más haciendo coquitos y consultas desde las esquinas, faltando aún un año y medio para que cese esta horrible noche en el villorio de Don Andrés López de Galarza del Valle de las Lanzas de San Bonifacio de Ibagué.

A los congresistas del Tolima

En dos días inicia un nuevo período legislativo en Colombia. Se posesionan senadores y representantes a la Cámara para asumir en los próximos cuatro años su labor, en uno de los momentos históricos más coyunturales e importantes del país. Donde además hay una fuerte desconfianza hacia los partidos políticos, las instituciones y la democracia misma.

¡Qué vivan los “cuchos” y las mujeres!

Interesante comentar hechos políticos que se han producido en el país y la región frente a decisiones y designaciones del presidente Petro y del partidor político electoral local.

Una estafa colectiva con el agua


Altos de Miramar, Alminar Samoa y Arboleda Campestre son nombres que pasarán a la historia moderna de Ibagué por haber desnudado un problema a la vista de todos, pero que no se quiere ver en su real dimensión: La falta de suministro de agua potable por parte de la ciudad hacia miles de sus habitantes, que padecen un verdadero calvario por ese racionamiento obligado.

¡Que viva la fiesta! ¿qué viva?

Regresó la alegría de las festividades de mitad de año a Ibagué. Luego de dos años nos merecíamos reencontrarnos llenos de júbilo y con el pecho pletórico de música y folclor.

Sembrar vientos, cosechar tempestades

A pocas horas de haber conocido el nombre del nuevo presidente de Colombia y su fórmula vicepresidencial es necesario que hagamos algunas reflexiones para no llamarnos a engaños ni falsas ilusiones sobre los cambios estructurales que todos anhelamos y por los cuales votamos. Serán cuatro años duros para el país en casi todos los aspectos porque poca plata para invertir hay; además, la corrupción hizo metástasis en las tres ramas del poder público, la deuda financiera y social sigue siendo enorme, la economía no crece como se esperaba, la inflación, el IPC y la devaluación mantienen su espada amenazante sobre ingresos y niveles de bienestar colectivo, en especial de los más pobres.

¿Cambio o diferencias?

A veces no es tan bueno tener la razón y es mejor ser antichevere y equivocarse como dicen las nuevas generaciones.

Un laberinto, entre Hernández o Petro

A una gran encrucijada, disyuntiva, dilema o ‘carrefour’, como quieran llamarlo, estamos llegando los colombianos a 13 días de elegir al nuevo presidente de Colombia, dado los dos candidatos en disputa: Rodolfo Hernández y Gustavo Petro.