La mentira debilita la democracia cjimenez Sáb, 28/11/2020 - 23:19
Desde hace varias columnas he venido llamando la atención sobre el establecimiento de la mentira como un mecanismo desestabilizador de la sociedad, desde la familia eje formador, las instituciones, la sociedad y por supuesto el modelo político y de gobierno que tenemos en nuestro país. He invocado para inquietar en mis generosos lectores: la comunicación y la información donde referencié a Wolton, la opinión pública como la gran fuerza colectiva, donde cité el espiral de silencio de Newman y hoy cito el ensayo de Hanna Arendt denominado “verdad y política”, como la relación directa de una y otra y la afectación en la sociedad.
El poder de la mentira lvanegas Dom, 22/11/2020 - 08:24
Basta con observar la sociedad que tenemos, más allá de unos criterios meramente simplistas, para darnos cuenta de la profunda crisis de valores en que estamos, la familia como el eje articulador y formador del ser humano atraviesa una profunda crisis, casi desaparecido está el referente familiar de honestidad, disciplina, respeto y amor. Los valores se han perdido en su gran mayoría, sin importar la disfuncionalidad del hogar moderno o el tipo de familia que se clasifica en varias hoy en día.
Desinformación es destrucción rrengifo Sáb, 14/11/2020 - 21:07
El sociólogo francés Dominique Wolton, escribió un libro que tituló “informar no es comunicar” y ciertamente el autor allí estableció, que la información no crea comunicación, más allá de entregarle al receptor un referente sobre algo, pero no la posibilidad de generar espacios de comunicación, es decir que haya ida y vuelta entre el emisor y el receptor, que es lo que enriquece, que es lo que permite construcción social, desde la coincidencia o la diferencia. De allí la importancia hoy, de los medios digitales que permiten en sus códigos de lenguaje y espacios ventanas de expresión a quien consulta publicaciones.
Agua y medio ambiente la fuerza de los hechos lvanegas Sáb, 07/11/2020 - 23:55
padre nos inculcó un inmenso amor por la naturaleza y por el campo. Siempre el río Combeima ha sido nuestro permanente acompañante, nuestro afluente principal y generador de vida, nos levantamos a su lado, aún dependemos de su amplia generosidad, pero su caudal ha disminuido, debido al descuido, a las acciones depredadoras del mal concebido y desarrollado turismo, a la inacción y poca visión de entidades públicas y privadas. Debemos recuperar como el activo mayor que tenemos, el río Combeima; se han dado unos pasos que se deben reconocer, pero no los suficientes y contundentes para que nuestro río tenga larga vida y la tenga en abundancia.
Carlos Alvarado – Amor por el Tolima lvanegas Mié, 04/11/2020 - 07:42
Hace algunos meses compartí con Carlos Alvarado, reímos y cantamos, hace pocas semanas también nos vimos, no solamente nos unían algunos temas familiares, sino una gran amistad. Con él, doña Hortensia, sus hijos compartimos durante años infinidad de momentos, llenos de fraternidad y alegría.
Fraternidad y conciencia social cjimenez Sáb, 31/10/2020 - 23:33
Durante años de mi vida personal y pública, he tenido la gran virtud enseñada por mi padre de escuchar para reflexionar sobre mi comportamiento, los contextos sociales en los que me desarrollo, mis entornos y mis acciones; he tenido en la vida muchas personas que han influenciado estos aspectos, entre otros sin duda mi padre quien era un asiduo lector, un gran formador de disciplina, trabajo, fe; mi hermano Jaime, un inquieto de los temas económicos y políticos, me marcaron una ruta que, con los años, las vivencias los golpes y aciertos, me formaron y forjaron. Soy un ser humano en evolución, que reconoce defectos con humildad y potencia con trabajo y disciplina habilidades.
De vuelta al campo lvanegas Sáb, 24/10/2020 - 23:32
La concentración de la tierra es inversamente proporcional a la producción agrícola del país, en Colombia está probado que los mayores tenedores de tierra, son los menores productores agrícolas y en las zonas donde existe mayor minifundio la producción agrícola es alta. Esta pandemia regresó la mirada al campo, por la necesidad de producción alimentaria, pero además porque fueron los menos afectados por contagio; da alegría ver que, a la ruralidad colombiana regresen los ciudadanos, solo falta que el Estado también asimile estas dinámicas para que los recursos lleguen a los campesinos, a los pequeños productores agrícolas, a la ruralidad para la competitividad.
El tiempo de Ibagué cjimenez Dom, 18/10/2020 - 07:52
Las ciudades, los países, los territorios tienen sus momentos, sus tiempos, esos en los cuales confluyen coincidencias, esfuerzos, recursos, contextos sociales, políticos y económicos favorables, que deben ser observados, aprovechados por gobernantes y ciudadanos para obtener los mejores resultados de prosperidad, equidad y bienestar.
Seguridad y protesta social lvanegas Sáb, 10/10/2020 - 23:15
Siempre he reiterado que la seguridad es un valor de la democracia que garantiza el ejercicio de las libertades colectivas e individuales, que debe ser la seguridad un garante de derechos, máxime en aquellos que los ejercen en legalidad, respeto por los demás y en el reclamo justo de estos o de las injusticias, vengan de donde vengan. La libertad como un derecho garantizado por la seguridad, comporta también obligaciones, las que nacen en el goce efectivo de las libertades de los demás, no podría haber una libertad plena sino hay un respeto pleno por el otro. El disenso es también otro precepto que garantiza el enriquecimiento de la democracia, la contradicción basada en el argumento, la discusión sana y legal construye sociedad. Por eso bajo ninguna circunstancia debe permitirse la violencia, ni por actores ilegales, ni por aquellos que, disfrazados de inconformes, vandalizan el ejercicio de la libre protesta, protegida por la constitución y la ley.
Más allá de lo simple cjimenez Sáb, 03/10/2020 - 23:12
Los gobiernos y los gobernantes serán recordados por sus obras, por sus acciones, por los hechos. En estricto orden de la evolución política de nuestra nación, atrás han quedado los discursos, los grandes oradores, el halago entre privilegiados y hasta los conciliábulos que se hacían para repartirse el poder, hoy en día los políticos integrales, los gobernantes integrales que resuelven los problemas estructurales, son los que emergen como nuevas figuras, para solucionar los acumulados problemas, las angustias y la insatisfacción ciudadana.