Consumidores pragmáticos de tiendas de barrio

Consumidores pragmáticos de tiendas de barrio
Viendo la tienda como proveedora, existe un conjunto de consumidores denominados pragmáticos. Estos, buscan tomar ventaja de las condiciones comerciales que ofrecen los tenderos.
11 Ago 2012 - 12:00am

Piensan más en ellos mismos y solo los movilizan sus propios intereses. La interacción con la tienda está basada en los lazos que comercialmente les favorezcan; los vínculos sociales son débiles y por lo mismo bastante frágiles. Veámoslos.

1) El “utilitario” busca inmediatez, comodidad, amabilidad, trato personalizado, conveniencia, economía, confianza, familiaridad, reconocimiento, servicio y reciprocidad. Reclama ser atendido con sencillez y rapidez pues su insistencia en controlar el tiempo lo vuelve exigente y poco tolerante. Está preocupado por todo lo que le favorece. En su rol de “interesado” el utilitarista recurre a lo que sea para tomar ventaja. Es un consumidor a quien hay que satisfacer hasta donde sea económicamente posible sin perder de vista su precario grado de fidelidad.


2) El “funcional” ve a la tienda como un complemento de sus requerimientos que además deben hacerse con rapidez y prontitud. Busca comodidad e inmediatez en el marco cultural de control del tiempo y de facilismo. Considera la tienda como proveedora de productos de forma complementaria y como parte de la cadena de distribución al detal. En su rol de “afanado” no aguarda a ser atendido y cada segundo en el interior de la tienda le parece una eternidad. Nunca establece conversaciones con nadie que no conozca, incluso, con quienes mantiene cierta cercanía, escasamente intercambia un saludo. Entra y sale de la tienda lo más rápido que le es posible. “Va a lo que va”. Se le ve a veces acelerado moviéndose por la intensidad de sus propias angustias y exigiendo ser atendido sin dilaciones. Expresa su nerviosismo en cada compra que realiza; pareciera no tener tiempo para decidir de forma tranquila y serena. Acostumbra “ir al grano”.


3) El “racional” busca inmediatez, economía, reconocimiento y servicio en el marco de consideraciones culturales de conveniencia, respeto, frescura y tradición. Busca favorables términos de intercambio que le faciliten la vida, ser atendido rápido sin tener que hacer mayores esfuerzos y sobre todo, ser tratado con particular deferencia. Muchos de ellos son del tipo “profesional”; buscan comodidad, inmediatez y amabilidad. Por haber estudiado tiene una concepción más “cognoscitiva” del rol que juega como último eslabón de la cadena de distribución.


4) El “cazador” busca únicamente la economía que como valor agregado le puedan proporcionar las tiendas de barrio. Es el clásico consumidor que se mantiene a la caza de oportunidades que se le puedan brindar para tomar ventaja de ellas. Su fidelidad es inexistente, y está a la “sombra del mejor postor”. Allá donde encuentre mejores condiciones de vida allá está siempre pensando en sacar la “mejor tajada”.

Publicada por
DAGOBERTO PÁRAMO MORALES