¿Vamos hacia una prohibición mundial de bolsas de plástico?

Desde hace varios años, un número creciente de ciudades en el mundo ha tomado medidas para reducir drásticamente -o incluso prohibir- el uso de bolsas plásticas desechables en tiendas y supermercados.

Estas bolsas las usamos unos minutos mientras llevamos las compras a la casa, pero cuando las desechamos pueden tardar siglos en descomponerse. Muchas bolsas llegan a los sistemas de alcantarillado donde pueden ocasionar taponamientos; fue lo que ocurrió en Dacca (Bangladesh), donde fueron prohibidas en el 2002 después de una grave inundación atribuida al taponamiento del sistema de drenaje de las aguas.

En África muchos países las han prohibido. Mali y Mauritania hace pocos días. Según el ministro de ambiente de este último país, el 80 por ciento de las vacas sacrificadas en la capital tienen residuos de plástico en su estómago, lo consumen mezclado con la hierba.

También son afectadas especies marinas como las tortugas, muertas por consumir plástico; lo confunden con las medusas. La leyes aprobadas establecen cárcel y multas para los que persistan en la fabricación y venta de estos productos; paralelamente se adelantan campañas que promueven el uso de bolsas reutilizables. Por motivos similares (afectación de litoral y manglares) habían sido prohibidas en Haití el año pasado.  

Estas medidas restrictivas empezaron en 1994 en Dinamarca cuando se penalizaron con impuestos las bolsas no reciclables.

Otros países europeos han tomado medidas similares, en algunos casos concertadas con almacenes donde hace varios años no se entregan bolsas desechables.

Por este camino países como Francia han visto reducir su consumo de estas bolsas en un 95 por ciento entre 2003 y 2010 (Le Monde, 2013). Todos ganan en el proceso pues los almacenes se economizan la compra de las bolsas y los fabricantes de las mismas han reconvertido sus empresas, ahora fabrican bolsas reutilizables y biodegradables que venden los mismos almacenes.

Medidas similares se han tomado en Estados Unidos donde se ha prohibido la distribución de bolsas desechables en supermercados en ciudades como San Francisco y Los Ángeles.

Incluso en Concord, Masachusetts prohibieron las botellas pequeñas de plástico de agua menores de un litro.

“Las bolsas plásticas desechables deben ser prohibidas rápidamente en todas partes”, dicen las Naciones Unidas.

Sería interesante conocer qué opinan nuestras presuntas autoridades ambientales sobre el tema.

Jairo Puentes Bruges

Comentarios