Las preguntas de la política

A propósito del comienzo de la etapa preelectoral regional, ¿se ha preguntado cuáles son y cuáles deberían ser las preguntas predominantes en el momento de apoyar un candidato? y ¿Cuáles utiliza usted al momento de definir sus apoyos? Lo pregunto porque la moda de estas puede ayudarnos a definir el nivel de desarrollo del sistema político en una sociedad.

Por estos días, en que la política se está agitando y los ciudadanos empiezan a explorar opciones para participar en elecciones, algunos se han encontrado con una verdad de a puño, el diseño actual de la política electoral está muy lejos del deber ser.

Gracias a varias charlas con interesados en la política y con algunos posibles candidatos he logrado identificar las tres preguntas más usadas para evaluar las posibilidades de apoyo y elección.

Hoy por hoy, cuando un ciudadano quiere aspirar a un cargo de elección popular y busca el apoyo de una determinada agencia política, las tres preguntas que le hacen quienes influyen en estas organizaciones son: ¿Cuánta plata tiene? ¿Cuántos votos tiene? ¿Cómo voy yo? Y aunque existen excepciones, estas son más bien pocas. Imagino que dichas preguntas no son de uso exclusivo en nuestro país.

Estas preguntas se han venido imponiendo gracias a que nuestro sistema político es débil, porque la sociedad aún tiene altos niveles de pobreza, ya que la clase media se mantiene apática y porque el clientelismo se ha convertido en uno de los mayores incentivos electorales.

Si nuestra sociedad fuera consciente de la importancia de elegir bien las preguntas serían otras: ¿De dónde saldrá la plata para financiar la campaña y qué dará el candidato a cambio?, ¿Quiénes están detrás de ese candidato y cuáles son sus reales intenciones? y ¿Cuál es la propuesta del candidato? No hay duda de que estas preguntas deberían estar en el listado de preferencias, pero infortunadamente no lo están.

E hilando con mayor detalle este argumento, si el elector tuviera una mayor consciencia, la primera pregunta que debiera hacerse es ¿Quién es el candidato, cuál es su hoja de vida, cuál ha sido su comportamiento en los cargos que ha ostentado?

Soñar con que en alguna época las preguntas que utilice una organización política, un dirigente o un ciudadano sean aquellas que ayuden a construir capital social es obligación de todos aquellos que deseamos una mejor sociedad, usarlas cada uno de nosotros directamente es un imperativo moral.

Coletilla: #Yo soy niños del Caquetá. La masacre de cuatro menores ocurrida en una vereda de Florencia, en Caquetá, es un hecho que no puede quedar impune, las autoridades deben empeñarse a fondo para capturar a los responsables y la justicia tiene que ejemplarizar con el castigo. Este tipo de delitos no pueden repetirse.

Comentarios