Contrapropuesta al pico y placa todo el día

La Alcaldía de Ibagué anunció que piensa implementar el pico y placa durante todo el día, a nivel de piloto por un par de meses, inmediatamente se abrió el debate. Escribí en mi cuenta de Twitter una opinión y recibí varios mensajes, por lo que me di a la tarea de buscar mayor información, también hable con expertos. A continuación planteo algunas de las reflexiones que encontré.

El primer hecho es que esta medida muestra el rezago de la malla vial, la oferta de vías es escasa frente a la excesiva demanda. En Ibagué no solamente no se han construido nuevas avenidas, sino que además, las glorietas quedaron mal diseñadas, infartan la movilidad. Lo peor del caso es que todos los responsables del tránsito lo saben desde hace tiempo y no han hecho nada al respecto, por ejemplo ver las glorietas de la avenida Ambalá.

Otro hecho es que para evitar que la salida a la restricción sea la compra de otro carro, las autoridades en Bogotá implementaron la rotación anual, cada año se rota el día de restricción de acuerdo al número de placa del vehículo. En Ibagué nunca se ha dado la rotación anual, se ha mantenido la relación placa y día, lo que explica de alguna forma el aumento del parque vehicular. En Medellín la rotación es semestral.

Una situación particular es que el pico y placa inició con las restricciones en los horarios con mayor afluencia de tráfico, horas pico, tratando de distribuir la demanda hacia las horas de menor demanda, horas valle. En Medellín las horas pico son dos en la mañana y dos en la noche. En Bogotá la medida fue ampliada durante la construcción de la fase tres de Transmilenio debido a los represamientos viales que se habían presentado cuando se construyó la fase dos de dicho sistema, ahora regresó al formato inicial. En Ibagué aún no se inicia la construcción de nuevas vías, por lo que esta no es la justificación.

Un dato que me llamó la atención es el cobro por congestión que se cobra a los conductores que transitan durante las horas de restricción por ciertas zonas de Londres, Estocolmo, entre otras ciudades europeas.

Finalmente es claro que el pico y placa es una medida que debiera ser transitoria, que es dilatoria y atenuante de las causas del problema de movilidad: falta de autoridad de la entidad de tránsito municipal, falta de cultura ciudadana de los conductores especialmente durante las horas pico en las principales vías, falta de sistema de transporte público estratégico moderno, y falta de sistemas alternativos de transporte bajo el enfoque de movilidad sostenible. Para concluir, en lugar del pico y placa durante todo el día, valdría la pena implementar en Ibagué durante la carrera Quinta la circulación hacia una misma dirección por las dos calzadas de 7:15 a 8:15 (subiendo al centro), de 11:45 a 12:45 (bajando del centro), de 13:15 a 2:15 (subiendo al centro), y de 18:15 a 19:15 (bajando del centro).

Comentarios