Debates y democracia

16 Oct 2019 - 3:01am

Debates y democracia

Publicada por
HUGO RINCÓN GONZÁLEZ
Autor:

Se quejaba un candidato a la alcaldía de un municipio donde Tolipaz, -una institución que promueve el desarrollo integral territorial y la paz, viene promoviendo foros y encuentros entre los candidatos y las organizaciones sociales de la comunidad-, de la cantidad gigantesca según él de eventos entre candidatos para explicar sus propuestas. Se lamentaba porque esto no servía mucho en el propósito de conseguir votos que es lo que ellos necesitan. Que la gente que asistía a estos espacios ya tenían definido por quien votar y un discurso más no cambiaría su decisión, remataba diciendo.

Resentía el hecho de que ahora muchos actores sociales quieren promover y realizar estos debates. Los promueven las ONGs que trabajan en pro de la participación ciudadana, las universidades, los gremios y ahora también los medios de comunicación.

A este candidato y a todos los que piensan como él hay que responderles que si, que estamos en un periodo electoral en que ya no es suficiente el trabajo que ellos venían acostumbrados a realizar. Ya no es suficiente que sus copartidarios les organicen reuniones en barrios y veredas alrededor de un refrigerio con tamal, donde ellos se dedican a prometer imposibles y a denostar de sus contradictores. No es el momento de asistir a las tradicionales negociaciones de los candidatos con los líderes para tasar el valor de lo que se les dará en dinero o en especie a cambio de un número aproximado de electores.

No es suficiente que la transacción se realice con los líderes tradicionales que consiguen adeptos a cambio de favores y puestos en las alcaldías o la gobernación. Claramente no es el momento de decir que un candidato es el de tal o cual político, sea el alcalde que gobierna o el mismísimo gobernador. Eso era lo habitual, lo que todo mundo estaba enseñado a que ocurriera, pero estamos en otro momento, en uno que muestra signos de cambio, así ese cambio aún sea muy embrionario.

Estamos en el momento de una contienda electoral que privilegia el voto programático como el elemento que debe decidir la elección que haga un votante. Queremos ahora escuchar las propuestas de los candidatos y candidatas sobre lo que pretenden realizar en las municipalidades alrededor del empleo, las finanzas territoriales, el ordenamiento territorial y el ambiente, la implementación de los acuerdos de paz y los programas de desarrollo con enfoque territorial -Pdet-, entre otros.

Los debates con los candidatos permiten ver su preparación, sus competencias en el manejo de lo público, la empatía con la gente, sus organizaciones y sus propuestas. Su no asistencia a ellos con cualquier disculpa, denota la poca importancia que le brindará ese candidato si es elegido, a la participación ciudadana y al ejercicio de la gobernanza.

No es el momento de la consuetudinaria manera de gobernar, donde los gobernantes creen estar por encima de sus gobernados. Es la hora de un ejercicio de gobierno donde haya una posibilidad de relacionamiento mucho más horizontal entre alcaldes y organizaciones de las comunidades.

Abrir estos espacios en varios municipios del departamento del Tolima muestra que las contiendas electorales vienen cambiando y es necesario que esto se homologue en todas las entidades territoriales. Que haya espacios donde se puedan escuchar a las comunidades y no que vayan los candidatos a decir los mismos discursos. Que se ponga de presente que las personas en cada municipalidad han leído críticamente los programas de gobierno, que las organizaciones tienen propuestas que buscan ser incluidas en éstos y luego van a perseverar en el proceso de formulación de los planes de desarrollo.

En el Tolima se ha diagnosticado un problema estructural del desarrollo de la región, éste es el referido a las prácticas clientelistas y la politiquería que han engendrado poderes de castas como es el caso de los Char en la costa atlántica. Para evitar que esto se replique en el departamento promovamos el voto honesto y responsable, en este contexto son bienvenidos los debates que permitan conocer las propuestas que tienen los candidatos, así a muchos de ellos no les guste porque estos no producen votos como ellos desearían.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.