¿Por qué tanta polarización?

Más que una de mis columnas de opinión, es poner a disposición de los lectores, algunas de las razones por la que considero que es tan evidente la polarización o las posiciones extremas entre los colombianos, a la fecha cualquier post en redes sociales, cualquier punto de vista o cualquier opinión puede ser blanco de múltiples y ofensivas opiniones. Estas son algunas de las situaciones cotidianas que han generan este fenómeno.

La falta de oportunidades laborales para los jóvenes entre las edades de 18 a 25 años, sin importar su formación son el grupo que concentran las más altas tasas de desempleo del país.

La poca meritocracia, cada día es más evidente que para acceder a un cargo, más que títulos y experiencia se necesita el espaldarazo de un amigo, si es político, mucho mejor.

La escasa planeación nacional, todo tiene un interés particular, electorero o caudillista, las obras, las inversiones y los recursos se focalizan no en la necesidad del común, sino en la singularidad de unos pocos intereses personales.

La inequidad, mucha inversión asistencial institucional para atender la migración venezolana y la atención del sistema de salud nacional es deplorable, ni el régimen contributivo ni el subsidiado garantizan el servicio a los colombianos.

La desinformación, las noticias falsas, maquillar los datos, mentir y timar, están a la orden del día, ministros y altos dignatarios lo han intentado, en la era de la información es imperdonable que se pretenda engañar o hacer creer lo increíble.

La injusticia, cuando no se obliga a los señores Nule a devolver o a reparar el erario, y una persona por mal uso del espacio público o comprar empanadas en la calle es multada con severidad, aclaro los dos son delitos pero las conductas gravosas son muy diferentes.

La corrupción, se percibe en todos los escenarios del país, incluso esta práctica criminal ha logrado permear hasta la empresa privada, ahondar en explicaciones es innecesario, las noticias son evidentes.

Se pueden escribir páginas enteras con razones, pero ahora es el turno señor lector para que encuentre ese motivo personal que le causa malestar y que el Estado es incapaz de corregir. De seguir ahondando en estas razones, la polarización aumentara y algún día los inconformes seremos más.

Comentarios