Gracias, Coneo

A Muriel Coneo, ganadora de la medalla de oro 27 en los Juegos Panamericanos de Canadá para Colombia, por su desempeño en los 1.500 metros en atletismo, muchas gracias. Lo mismo, a todos los deportistas que nos representaron en en dichas justas a nombre del país.

No se trata solo de felicitar a quienes también ganaron y nos entregaron las 31 medallas de plata y las 13 de bronce para un total de 71, sino a toda la delegación, a los hombres y mujeres que dieron todo de sí, sudaron y la lucharon, para poner nuestro tricolor en lo más alto de las astas. A propósito, gracias también a Nairo Quintana (subcampeón del Tour 2015), Winner Anacona, Rigoberto Urán, José Serpa, Jarlinson Pantano y Julián Arredondo, por su participación en el Tour y hacer vibrar al país.

Pero, bueno, estamos hablando en de nuestros deportistas de muchas disciplinas en los Panamericanos, justas cuya versión 18 será en Perú en los próximos años. Las preguntas que un parroquiano común y corriente como uno se hace frente a esto son ¿cuántos de esos jóvenes, jovencitas y adultos que ganaron medallas son del Tolima? ¿Cuántos de los que viajaron en las delegaciones colombianas a Toronto son de nuestro departamento? ¿Hay muchos, hay pocos? ¿Por qué no están en esa élite colombiana del deporte?

Las respuestas a esas y otras preguntas resultas obvias, porque no tienen el apoyo requerido, necesario o mínimo para estarlo. Nuestros deportistas siguen siendo el comodín de nuestros politiquillos en campaña. Me parece estar escuchándolos en poco tiempo hablar de la política departamental del deporte, los proyectos para el deporte, reuniones con deportistas, apoyo a la liga tal; siempre utlizando malsanamente el deporte y los deportistas como el relleno de campaña.

Pero lo cierto es que de apoyo real y concreto no reciben un céntimo. En el histórico de los últimos presupuestos municipales y departamentales los rubros para el impulso y apoyo al deporte son los más exiguos. Y eso tiene una razón dentro de la lógica politiquera: además de dar pocos votos dentro del mercado de compra, al que están acostumbrados nuestros candidatos, pues no dejan mucho margen de utilidad (del 10 por ciento en promedio) para los bolsillos del mandatario, sus hermanos, primos, esposa, sobrinos, novios o amantes.

De otra parte, cabe preguntarse cuáles son las propuestas para ayuda al deporte y deportistas, ligas, clubes o asociaciones que se tienen planteadas y presupuestadas por parte de nuestros aspirantes a la Gobernación y la Alcaldía. Porque imagino que se debe tener aplicado en prospectiva que para los próximos panamericanos, para los olímpicos de Río o para los que le siguen a éstos, la delegación colombiana tenga una buena representación de deportistas tolimenses.

Es de pensar que si alguna vez se terminan y entregan las tardías obras contratadas para los escenarios de los pocos juegos nacionales de los que seremos sede, a los mismos se les aplique un crograma de uso para impulsar a quienes hoy tienen en mente ser deportistas de competición y alto rendimiento, pero también para quienes solo lo hacen por salud, recreación y diversión.

Ojalá me equivoque y vengan esas serias propuestas y esos robustos presupuestos para el deporte, y no solo para vías, cemento y proyectos TIC a los que se les puede sacar la consabida “mordida”, a la que posiblemente están acostubrados nuestros aspirantes en el abanico que hay hoy.

Comentarios