Parlamento nacional de escritores

Se desarrolló con mucho éxito en el fin de semana anterior el XIII Parlamento Nacional de Escritores de Colombia, organizado por la Asociación de Escritores de la Costa, en Cartagena de Indias. Es un esfuerzo digno de encomio, como lo son todos los encuentros que se desarrollan en el país, cada uno con su objetivo y su organización, pero siempre teniendo como norte enaltecer la literatura.

Presidido por el escritor Joce Daniels, presidente de la Asociación, y con una nutrida participación de escritores de varios países del mundo y, por supuesto, de diversas regiones del país, los cuatro días fueron de lecturas de poesía, conversatorios, presentación de libros y el desarrollo del homenaje a tres personalidades del arte y de las letras, el compositor José Barros y los escritores Giovanny Quessep y Andrés Elías Flórez Brum.

También se conmemoró el centenario de la publicación de “La metamorfosis”, de Frank Kafka, analizada desde diferentes ángulos.

Es de resaltar la realización del Parlamento Joven, con la participación de escritores que empiezan, de varios lugares del país que, lamentablemente, sesionaron aparte y con una mínima interrelación con el parlamento general.

Merecidísimo homenaje para Andrés Elías, hermano en la literatura desde hace mucho tiempo, motivo por el cual fui invitado a participar en el Parlamento.

Nada más grato para mí que hacer el recorrido de su obra, principalmente su cuentística, y expresarlo con la emoción con que lo he leído a lo largo de los años, a medida que aparecen publicados los títulos de su autoría, y hacer pública mi admiración por ese tesonera labor de escribir y de perfeccionar su ejercicio narrativo, tanto que ya es reconocido en Colombia y en América Latina.

Compartieron mi emoción y conocimiento, con sus respectivas ponencias sobre diversos tópicos de la obra de Andrés Elías, tanto cuentística como novelística, Carolina Mayorga Rodríguez, José Hipólito Palomo Zurique, Mariela Zuluaga García, Édgard Albeiro Trejos, Astrid Sofía Pedraza, Édgar Sandino Velázquez y Jorge Alberto Giordano.

La conclusión fue maravillosa. La obra de Andrés Elías Flórez Brum no sólo es concluyente sino especial porque recoge el sentimiento y la visión de su Costa Caribe y capta la realidad nacional con una ternura, ingenuidad y sencillez que trascienden su espacio y su tiempo.

Pareciera injusto que cada intervención sólo pudiera hacerse en quince minutos de duración, por lo que a muchos nos tocó sintetizar nuestras lecturas, pero la participación de cerca de cien escritores con deseos de mostrar su trabajo, obligó a la organización a limitar el tiempo para tratar de permitir la participación de todos durante el Encuentro.

Me alegró mucho este sentido homenaje a mi amigo Andrés Elías. Así deben ser los homenajes para enaltecer la vida y la obra de un autor.

Comentarios