Sin la intención de pronosticar el futuro, analicemos algunas situaciones que van a afectar al sector inmobiliario y en especial a la propiedad horizontal durante este año 2020, que van a obligar a los administradores a tener cuidado en estos apartes, ya que ellos como representantes legales son responsables ello: 1. Empieza la facturación electrónica, obligando a la propiedad horizontal a que todos sus pagos se deben hacer por este sistema. 2. El país tendrá 15 puentes festivos; haciendo necesario el análisis de personal que se requiere para estas fechas. 3. El incremento del 6% en los salarios mínimos obliga por lo general que los presupuestos se incrementen en esta misma proporción, debido a que sobre este factor se hace gran parte de la cancelación de los servicios en propiedad horizontal. 4. Según la resolución 2184 de 2019 del Minambiente a partir del primero de Enero de 2020 se obligará el uso de bolsas blancas, negras y verdes para realizar el reciclaje, como requisito para la recolección de basuras (esperamos que este ensayo no resulte otra vez fallido). 5. Viene una reforma tributaria, que nos obliga más a trabajar con personas jurídicas, que con personas naturales. 6. Se viene la reforma de la profesionalización inmobiliaria llevando con esto al ejercicio del corretaje inmobiliario y a la certificación de capacidad de los administradores de propiedad horizontal. 7. Empieza la exigencia para edificios comerciales, de oficina y mixtos (de más de 100 unidades privadas) del uso del desfibrilador (DEA). 8. Ya todas las copropiedades deben tener el SSGT y las políticas de habeas data, ya que empezarán los controles por parte de las entidades correspondientes. 9. Vendrán las primeras sanciones por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio para los copropietarios que en forma ilegal ejerzan arrendamientos turísticos.

Es lógico que un renglón de la economía que se está profesionalizando y que se encuentra en plena etapa de madurez requiera cambios, pero eso nos obliga a los que estamos desarrollando la actividad inmobiliaria que no podemos desfallecer en la capacitación constante para no quedarnos por fuera del mercado. Para todos un 2020 lleno de cosas buenas y positivas.

Comentarios