El Titanic Griego

Europa, la UE, comenzó a respirar como los infartados. De manera lenta y de forma meticulosa se reponen al anuncio griego de no pagarle al FMI los mil 600 millones de euros y así dio dos pasos. Uno la salida del euro y segundo entrar en un default al estilo argentino.

El próximo mes se le vencen tres mil 500 millones de euros con el Banco Central Europeo. El principal problema para los europeos es el llamado “efecto contagio” que de seguro afectará a la banca francesa y española y en menor medida a la alemana, pero fuera de estos tres gigantes económicos hay dudas con lo que pueda suceder con Polonia y Hungría.

Polonia perdió su principal mercado de frutas (manzanas ) a Rusia como derivada de las sanciones económicas impuestas por la UE a Rusia las cuales representaron una pérdida de exportaciones de casi 3.500 millones de euros.

Pero miremos la situación griega desde el punto de vista económico y usted tome la decisión.

El Producto Bruto interno ( PBI ) viene desde 2012 con un crecimiento del 4.5 por ciento. Pasó al año siguiente con un incremento de 6.6 por ciento y en 2014 cerró con 0.4 por ciento de crecimiento.

De otra parte su PBI pasó de 126 mil millones de euros a 44 mil 578 mil millones de euros, algo así como lo que produce Antioquia y Cundinamarca juntos. Pero el punto central es su deuda la cual pasa en el transcurso del 2013 al 2014 de 115 mil 678 mil millones de euros a 317 mil 94 mil millones de euros. La relación deuda a PBI en 2013 era “tolerable” hoy es inmanejable. Los griegos “propone quita” la UE ,“reestructuración de deuda a 15, 20, 25 y 40 años pero el Premier griego Alexis Tsipras decidió convocar a un “referendo” con dos alternativas: un Si o un No. El Si expresaría el deseo de seguir formando parte de la UE, el No, lo contrario con lo cual Grecia abandonaría el euro y volviera su moneda al dragma, su antigua moneda.

La autoridad monetaria griega estableció un corralito mediante el cual solo se pueden sacar de las cuentas de los particulares 60 euros por día. En el clima de gran tensión que se vive, todos los líderes europeos se lanzaron por el apoyo del “Si”. El presidente de Francia Francois Hollande se ha propuesto como mediador, tiene cuatro enormes bancos franceses con acreencia multimillonaria en euros sobre Grecia y su única esperanza es que el BCE otorgue nuevos tramos de financiamientos. Los economistas dicen “no hay salida”, los políticos, “dialoguemos racionalmente”.

La verdad es que el mundo percibe al Premier griego como una especie de Antony Quinn que desea bailar la danza de zorba con la UE de coro, pero Ángela Merkel se niega a bailar. Alemania mantiene su poder y su conducta monetaria frente al mundo. Si Grecia no paga en Julio al BCE los tres mil 500 millones de euros entrará en ese limbo maravilloso integrado por Sudán, Cuba, Zimbabwe y un pais latinoamericano que tiene que esconder sus activos estatales. La situación es más entendible como si usted, amigo lector, le presta sus ahorros al borracho del pueblo y cuando este se insolvente usted le reclama al papá Estado.

Comentarios