La culpa es del Tamal

Con nostalgia, Sinforoso recordó los Consejos Comunitarios del presidente Uribe Vélez, defensor de las causas populares, la justicia y el uso pedagógico de las motosierras. Ante la acometida de los últimos días en contra del chocolate criollo, Sinforoso se imaginó lo que hubiera sido la fervorosa intervención de nuestro querido presidente paisa, defendiendo el tamal con chocolate en un acto público en el Parque Manuel Murillo Toro.

“Compatriotas: No sé por qué ha causado tanto aspaviento que se prohíba vender chocolate en el Día del Tamal, beneficiando a uno de los patrocinadores del evento, Coca Cola. Me parece absolutamente normal que se beneficie a un patrocinador. Esa es una retribución por demás justa, como la que se espera de un gobierno que aceita a los medios periodísticos… hablar bien del gobierno se convierte en una obligación moral. Es un acto apenas lógico. Los medios deben sobrevivir y Coca Cola también.

Lo que me resulta extraño e indignante es que un mandatario de izquierda como el señor Alcalde Jaramillo, quiera defender a una multinacional gringa, de la peligrosa competencia que le significa el chocolate. Ya había dado muestras el señor Jaramillo de no ser de izquierda, sino un liberal camuflado, cuando se juntó con Santos para asegurarle el triunfo en la segunda vuelta; pero esto es el colmo mis queridos compatriotas, ahora resulta que tampoco es anti imperialista, y que protege desde su gobierno, a las aguas negras del imperialismo Yanqui.

Quiero advertirles a todos mis queridos conciudadanos, que este es un plan concertado por la Unidad Nacional, para beneficiar a los bandidos de las “Far”. Primero nos quitaron el referéndum de los acuerdos de la Habana. Luego le bajaron el quórum al plebiscito y ahora nos quitan el chocolate: ¿Mañana qué sigue? ¿Nos van a quitar el tamal? ¡No señores! Los colombianos y colombianas de bien, queremos la paz, pero sin impunidad, y con tamal. Si nos quitan el tamal, ¿Qué va a pasar con las campañas políticas? Con lo bien que rima el tamal con una jornada electoral, los corridos mejicanos, el narcotráfico, y el desayuno para desenguayabar traquetos, políticos y caballistas en desfiles sanjuaneros.

Amados compatriotas, debemos defender el tamal a toda costa. Los miembros del Centro Democrático saldremos a las calles a recolectar firmas en contra del proceso de paz, y de una vez, regalaremos un tamal. Y no cualquier tamal. Uno hecho con maíz y no con arroz, como se estila desde que la izquierda ibaguereña permitió la infiltración de la China comunista en la Universidad del Tolima y en la Alcaldía.

Yo los invito mis hijitos, a salir a las calles a defender el chocolate y el tamal de nuestras cuitas. El tamal es conexo al chocolate, y no como el narcotráfico que lo quieren convertir en delito conexo con la política. Todos sabemos que esos bandidos de las “Far” tienen negocios con el cartel de Sinaloa y la prueba es que en el Sur del Tolima, que ha sido territorio de esos narcoterroristas, le echan picante al tamal para congraciarse con los mejicanos.

Si la Universidad del Tolima tiene Movimiento Cannábico, pues fundemos nosotros un Movimiento Tamálico y salgamos a marchar a las calles, como si se tratará de una marcha Carnaval, pero encabezada por el abogado Arciniegas, símbolo gordito de haberse comido él solito los tamales, como pasa igual con los Nule y con cualquier otro desfalco nacional. Defendamos el tamal, y si nos tenemos que fumar sus hojas para competir con esos revoltosos estudiantes… ¡Nos las fumamos!

Comentarios