La Universidad del Sur de la UT, incluida en el Plan Nacional de Desarrollo

Una buena noticia para el Tolima y, en particular para la zona sur del departamento, tiene que ver con la inclusión en el Plan Nacional de Desarrollo 2014 – 2018 del Proyecto Seccional Sur de la Universidad del Tolima, que funcionará en el municipio de Chaparral y contará en su cuarta fase con un población estudiantil de dos mil 500 estudiantes, provenientes de la región, en programas de las modalidades presencial y modalidad concentra (de jueves a domingo).

La población usuaria de esta seccional de la UT, serán preferencialmente los bachilleres de la región, los cuales ya no necesitarán desplazarse a otros lugares para adelantar sus estudios superiores, sino que lo podrán hacer en un campus ubicado cerca de sus lugares de origen, con unos programas que son pertinentes para el desarrollo de los mismos y que implicó una profundización en el conocimiento de la cultura del contexto, con todos los aportes que ello significó para el diseño de la propuesta final que se presentó.

Esta propuesta fue incluida en la categoría de “visionaria” por lo que representa para el futuro del país, que se prepara para asumir el posconflicto, en el cual se espera que haya una gran demanda educativa que permita dar cumplimiento a los acuerdos, máxime si esta zona ha sido golpeada por la violencia recurrente y fue allí donde surgió una de las fuerzas que se encuentran en el pacto.

Los programas que van a ser ofertados tienen como condición el tener la acreditación de “alta calidad”, es decir, aquellas carreras que hayan tenido el reconocimiento por parte del Ministerio de Educación, lo que de alguna manera garantizará que exista una formación actualizada, con recursos de las Tics, y docentes de trayectoria y bien calificados.

De igual manera, los estudiantes que van a ser seleccionados mediante un sistema adecuado, donde deben demostrar sus competencias en los exámenes de estado y además se espera que exista también un mecanismo que posibilite tener presente su condición de habitante de la región, para evitar que quienes accedan a estos programas provengan de ciudades y lugares donde existan mayores oportunidades.

Las carreras que se ofrecen tendrán cohortes limitadas, pues se adelantarán estudios previos que establezcan el número aproximado de profesionales que se requieren para la región.

El Proyecto fue aprobado por el senado, ahora nos corresponde hacer un frente común para lograr la materialización del mismo.

La clase política tiene un reto bien grande, no dejar perder esta oportunidad, pero también están las comunidades, las juventudes de los municipios del Sur y la Universidad del Tolima.

La redención del sur debe iniciarse cuanto antes.

Comentarios