Cienciología y esclavitud mediante creencias religiosas

29 Dic 2015 - 5:01am

Cienciología y esclavitud mediante creencias religiosas

Publicada por
GEORGE WALLIS
Autor:

Uno de los documentales más interesantes de 2015, quizá el de mayor utilidad social para un mundo desangrado por guerras y estafas religiosas, es ‘Going Clear: Scientology and the Prison of Belief’, de Alex Gibney. La cinta, disponible en el servicio de Netflix en la categoría ‘Nuevos Lanzamientos’, desenmascara una de las seudo-religiones más tenebrosas del mundo: la cienciología. Esta creencia, promovida desde 1951, alcanza en Estados Unidos unos 50 mil seguidores y en Colombia, donde inició actividades apenas en 1980, ya son 40 mil (según el diario El Tiempo).

La cienciología es una corporación internacional que ha acumulado varios billones de dólares de patrimonio y cuenta con sedes en varios países. Entre los más afamados está Inglaterra, donde ostenta una conocida ‘iglesia’. Como dato anecdótico, Isabella, la hija que adoptaron Tom Cruise y Nicole Kidman, se casó hace un par de meses en este sitio.

Recientemente, la cienciología expandió operaciones en Colombia, con la apertura de un edificio en uno de los sectores más ‘in’ de Bogotá, en la calle 100 con avenida 19. La inauguración se dio por los mismos días en que la estrella Tom Cruise visitó Flandes, Tolima, en busca de locaciones cinematográficas para su película Mena, relacionada con la historia de Pablo Escobar.

¿Pero qué es la cienciología? Ronald Hubbard, un prolífico escritor de ciencia ficción escribió un libro, donde recopilaba sus narraciones novelescas con un ropaje de una supuesta ciencia llamada Dianética. En la dianética fusionó principios y prácticas del budismo y el hinduismo con tecnología occidental, y defiende que el hombre es un ser inmortal y espiritual, que reencarna entre nosotros.

Hubbard (fallecido en 1986), movido por intereses económicos, hábilmente logró iniciar una secta religiosa con estas ideas calificadas por algunos como demenciales y por otros como bullshit (mentiras); escribió cientos de libros y dejó grabadas miles de conferencias, que se constituyen como la biblia de esta religión.

Según Hubbard, Xenu fue un dictador de una tal ‘Conferencia Galáctica’ hace 75 millones de años. Xenú habría traído a miles de millones de seres para exterminarlos arrojándolos a los volcanes de la Tierra y ¡rematándolos con bombas de Hidrógeno!. Las almas de esos seres, reencarnadas en seres humanos, causarían traumas que dan origen a las enfermedades, que pueden ser curadas por prácticas dianéticas de limpieza espiritual.

El documental denuncia toda la farsa e incluye entrevistas a antiguos miembros de la cienciología, Iglesia que tras la muerte de Hubbard lidera un controvertido personaje: David Miscavige.

La cienciología, que por supuesto refuta las afirmaciones del documental, recurre a algunas estrellas de Hollywood, como Tom Cruise y John Travolta, para popularizar sus dogmas. En Colombia, el más conocido seguidor es el comediante Andrés López, tan famoso por ‘La Pelota de Letras’.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.