Los fatales cruces del Mediterráneo

Las imágenes de los refugiados de las guerras en el norte del África y de los países del oriente medio en crisis, son patéticas, nada puede ser tan deprimente, son niños, madres, mujeres encintas y ancianos que se mueven en paisajes áridos, en medio de montoneras totalmente hacinadas en pequeñas carpas y con precarias raciones alimenticias, producto del apoyo internacional.

Las caras de todos reflejan el hambre, la amargura y la desesperanza. Todo ocurre porque hay varios conflictos en la región, como las pugnas religiosas entre musulmanes chiitas y sunitas. La gente huye y se convierte en refugiada, para evitar morir en medio de las confrontaciones. Es este el principal motivo de las migraciones ilegales, de aquellos que se aventuran en el Mediterráneo buscando llegar a Europa y que ahora incomodan a griegos, italianos, españoles y franceses. Sin embargo, como lo registran las noticias, muchos de ellos mueren en alta mar víctimas de los naufragios que ocurren antes de que sus naves lleguen a los destinos buscados en el viejo continente.

Lo que los noticieros registran a cerca de esas muertes en el Mediterráneo, es que se trata de personas muy pobres que no tienen nada que perder, excepto la vida, y por eso la arriesgan en tan osadas travesías, pero, esta explicación no es tan exacta, son muchos los que salen de esos países, donde tenían sus empleos o actividades económicas, de las cuales subsistían en buenas condiciones, pero que las guerras los han obligado a aventurarse a salir para salvar sus vidas.

Lo que sí es claro, es que muchas de estas guerras y el terrorismo fundamentalista, no son más que consecuencias tardías del colonialismo extremo que las potencias europeas y los Estados Unidos practicaron durante varias décadas del siglo pasado, en contra de las naciones africanas y del medio oriente, que saqueó sus riquezas y a su salida dejó una división política estructurada alrededor de los intereses petroleros, despreciando las culturas y los límites históricos.

Hoy los países otrora colonizadores, siguen haciendo muy poco por mitigar el desastre causado por ellos a esta región del mundo en un pasado no muy lejano, aun viendo las tragedias que están ocurriendo con los inmigrantes ilegales, la intensificación de las guerras religiosas y los ataques terroristas, que les están recordando todo lo que hicieron mal con esas sufridas naciones.

Comentarios