Se avecina un fenómeno ‘La Niña’

Apenas hace seis años que un fenómeno climático como el de ‘La Niña’, que se prevé que volverá a ocurrir al final de este año, azotó el territorio colombiano. Extensas zonas resultaron inundadas y se generaron pérdidas cuantiosas de cultivos, productos, viviendas y vidas humanas. Muchos de estos daños fueron pronosticados con anterioridad, sin embargo, no se hicieron los suficientes esfuerzos para minimizar al máximo posible sus afectaciones.

Ahora, como un aviso que se añade a las predicciones del organismo oficial que maneja el asunto, están ocurriendo vendavales y fuertes aguaceros, como los de Bucaramanga y Quibdó, que han afectado principalmente las viviendas, sobre todo en los barrios humildes. Lo que se avecina es una nueva temporada invernal fuerte, y pesa sobre el país, lo ocurrido con ‘La Niña’ de 2010.

Existe la necesidad real de preparar a las comunidades, para que, conjuntamente con las autoridades y mediante una comunicación permanente, que involucre acciones y mensajes sencillos, se desarrollen aprendizajes preventivos. Se trata de intervenir generando conocimientos, sobre temas como el cuidado de la salud, las viviendas y la seguridad de las personas, antes y durante el ciclo de intensificación de las lluvias.

Todo debe comenzar con el hecho de que los ciudadanos aprendamos a acudir a los sistemas autorizados de pronósticos del clima en cada región, estos cada día son más acertados y se difunden en los medios de comunicación y en las redes de información en general.

En el frente de la salud, es sabido que se incrementan las infecciones respiratorias agudas y la presencia de mosquitos y vectores que pueden transmitir enfermedades, las medidas para contrarrestar este tipo de peligros es un tema vital de esa comunicación. Respecto de las viviendas, es importante compartir mensajes y actuaciones, como el aseguramiento de los tejados, la limpieza de las canales, sifones y sistemas de evacuación de aguas lluvias.

El tema de la seguridad de las personas es relevante, la gente debe saber a qué organismo acudir, en caso de algún peligro proveniente de las lluvias, concientizarse de no arriesgar la vida cruzando vías o lugares en que se están presentando corrientes hídricas fuertes, tener limpios de basuras y escombros las alcantarillas y los cauces de agua, en los lugares en que estos que circulan por los centros urbanos y en sus cercanías.

Son muchas las cosas por hacer y en poco tiempo.

Comentarios