El regreso de Darío Ortiz a su casa

El regreso de Darío Ortiz a su casa
Contrapunto, estará abierta al público hasta el 18 de octubre en el MAT. Es una oportunidad única, inmejorable, para visitarla y rendir tributo a quien, para muchos, ya es el mejor pintor tolimense de todos los tiempos. No podemos dejar de contemplar su obra.
14 Sep 2019 - 3:01am

El maestro Darío Ortiz Robledo está en el Museo de Arte del Tolima MAT. Sin lugar a dudas, es una insuperable noticia para los seguidores de su obra, para los amantes del arte y para la cultura tolimense.

La obra que presenta el maestro Ortiz Robledo en Ibagué se titula Contrapunto. Se trata de una compilación de 16 cuadros para los que el pintor tolimense utilizó la técnica de óleo sobre lienzo. Algunos títulos de obra son: Ensayo para un Cuadro Barroco, Un Metro de Azul, Espalda, Melancolía, El Juicio de París y El Corsé Verde, entre otros.

El maestro Ortiz Robledo es, hoy por hoy, el gran referente de la pintura tolimense y colombiana. Sus obras han sido laureadas en museos y galerías de Europa, América y Asia. Ha realizado más de un centenar de exposiciones colectivas en más de 20 países; además de exposiciones individuales en Italia, Estado Unidos, Francia, Austria, Eslovaquia, China, Corea del Sur, Argentina, Ecuador, Venezuela y Colombia.

Una particularidad ha marcado la vida del maestro Ortiz Robledo: la presencia permanente y el marcado compromiso con su tierra tolimense. Durante décadas ha sido colaborador de este Diario y fue creador y cofundador del MAT, el mismo que hoy expone su obra pictórica. Cuando un periodista de la región le consultó sobre las razones por las cuales se creó el Museo tolimense, con la sabiduría de quien sabe para donde va, el maestro Ortiz Robledo respondió: “Creamos un museo para empezar a despertar conciencias”.

Contrapunto, estará abierta al público hasta el 18 de octubre en el MAT. Es una oportunidad única, inmejorable, para visitarla y rendir tributo a quien, para muchos, ya es el mejor pintor tolimense de todos los tiempos. No podemos dejar de contemplar su obra.

Publicada por
REDACCIÓN EDITORIAL
Etiquetas: