00000

Necesitamos un frente unido para no desperdigar esfuerzos

Para dar solución al desabastecimiento de agua, piden terminar las obras del acueducto complementario y frenar la expedición de licencias de construcción hasta cuando se garantice un servicio pleno.

Veintinueve propuestas, cuyo fin es superar los más graves problemas del Departamento que lo tienen sumido en el atraso, fueron presentadas por un grupo de tolimenses, militantes del Pacto Histórico, para que sean incluidas en el plan de desarrollo del gobierno del presidente Gustavo Petro.

Las propuestas se agrupan en tres grandes áreas: justicia social, paz y desarrollo social y justicia ambiental. Muchas de ellas corresponden a obras que comenzaron en gobiernos anteriores y no han sido concluidas. En el primer eje se abordan temas como la lucha contra la pobreza y el hambre, que en 2020 y 2021 crecieron de forma alarmante en el Tolima; más de 618.000 tolimenses viven en pobreza monetaria, mientras que en Ibagué son más de 190.000 las personas que se encuentran en esa condición (34,3 % de la población). Así mismo, solicitan al nuevo gobierno implementar un plan de choque contra la pobreza en los municipios más vulnerables, que incluya programas de formación, actividades deportivas y recreativas y culturales; así como mejorar la conectividad en el Departamento, que en la actualidad se encuentra por debajo del promedio nacional en materia de cobertura de internet y es peor en las zonas rurales donde el servicio apenas alcanza al 5 % de la población.

Para el campo, proponen la pronta intervención de las vías terciarias, pues de los 13.000 kilómetros que hay en el Tolima, el 70 % está en pésimas condiciones; iniciar la fase III del triángulo del sur e impedir la concentración de la propiedad en el área beneficiada; desarrollar proyectos de energías limpias en los municipios que poseen recursos solares importantes y cumplir lo establecido en los PDET para los cuatro municipios del sur del Tolima.

En el caso de la capital hay un sinnúmero de temas que requieren atención y acciones inmediatas, como la culminación de las obras de los 26 colegios de la jornada única, que comenzaron a ejecutarse durante el gobierno de Juan Manuel Santos, pero solo han terminado en ocho instituciones y únicamente cinco se encuentran en funcionamiento. Para dar solución al desabastecimiento de agua, piden terminar las obras del acueducto complementario y frenar la expedición de licencias de construcción hasta cuando se garantice un servicio pleno. De igual forma, proponen revisar el tema de la disposición final de las basuras, ya que al relleno sanitario le queda una vida útil de dos años y aún no se encuentra otra alternativa; y aumentar la competitividad y el empleo productivo, con base las estrategias del plan de trabajo definido en el documento “Ibagué ciudad sostenible” elaborado por Findeter y que tiene entre sus ejes centrales la competitividad, el empleo, la autonomía financiera, el ordenamiento territorial y la mitigación del cambio climático.

Si bien estas iniciativas abarcan necesidades sustanciales para los tolimenses, es de suponer que serán compartidas, debatidas y estudiadas en conjunto con los gremios económicos y los integrantes de la bancada tolimense en el Congreso, que en marzo firmaron un pacto en el que se hizo un llamado a la unión de todos los sectores para presentar propuestas de forma mancomunada ante el Gobierno Nacional.

 

El Nuevo Día

Comentarios