00000

Semáforos de Ibagué, sin solución a corto plazo

Pero después de más de dos años de espera para que se implementen acciones, la paciencia que queda es muy poca.

 

Gran parte de la movilidad eficiente en una ciudad depende de que los semáforos funcionen bien. Cuando estos quedan fuera de servicio o se enloquecen, las calles se convierten en un caos. Ante los daños que se pueden presentar de vez en cuando, pero que en Ibagué son permanentes, debería existir un Plan B y este son los agentes de tránsito. Sin embargo, este recurso tampoco funciona porque, según la secretaria de Movilidad, Olga Lucía Liévano, el personal es insuficiente (50 agentes para atender toda la ciudad). Ante la anarquía que provocan las fallas, en ocasiones, algunos ibaguereños con espíritu cívico se ponen en la tarea de tratar de organizar el tránsito, pero no es admisible que los ciudadanos tengan que suplir las ausencias de la autoridad.

En las últimas semanas, el problema de los semáforos se ha agudizado. En este como en otros asuntos, la Alcaldía se ha visto sobrepasada y en incapacidad de hacerle frente a estas dificultades. Las fallas en el sistema semafórico han sido una constante de este gobierno, pero ahora se han incrementado y las explicaciones para la ciudadanía no son satisfactorias. De acuerdo con voceros de la secretaría de Movilidad, son varios los motivos por los cuales los semáforos no funcionan; la delincuencia y los vándalos son los primeros responsables, pues se roban los cables y las tarjetas de control; las lluvias, la antigüedad de los aparatos y la intermitencia en el servicio de energía son los otros causantes de los daños.

Los semáforos dañados se encuentran en la calle 20 con primera, la calle 25 con primera, la calle 15 con carrera séptima, la calle 29 con Quinta, Santa Ana y, en los últimos días, en la carrera Quinta con 60, El Papayo y la avenida Pedro Tafur. Los ciudadanos reportan los daños, pero sus peticiones no reciben respuesta.                    

La secretaria de Movilidad indicó que su dependencia está adelantando gestiones para adquirir los elementos necesarios para la reparación de los semáforos. El contrato sería adjudicado a finales de octubre; es decir, que falta mucho más de un mes para que se concreten los arreglos, por lo cual les pidió paciencia a los ibaguereños. Pero después de más de dos años de espera para que se implementen acciones, la paciencia que queda es muy poca.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

El Nuevo Día

Comentarios