Al 2022 en Tolima hay 5.968 estudiantes venezolanos

Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA Estudiantes venezolanos en la I.E. Ciudad Arkalá, junto al profesor Gerardo Canal.
Contenido Exclusivo
A través de las voces de 14 estudiantes originarios del país vecino, EL NUEVO DÍA conoció la experiencia vivida en un sistema educativo que consideran de mejor calidad en comparación con el de su territorio. Algunos expresaron que han sentido miedo de sus compañeros.
PUBLICIDAD

Ya son 2 millones 477 mil 588 los migrantes y refugiados de origen venezolano que han llegado a Colombia, según datos provisionales a febrero de 2022. Entre ellos se encuentran infantes, adolescentes y jóvenes que demandan el servicio educativo.

El Estatuto Temporal de Protección para migrantes venezolanos, establece que el Estado colombiano garantiza los derechos fundamentales a esta población, entre ellos el derecho a la educación.

En el Tolima ya son 5.968 los migrantes venezolanos que han accedido a las aulas de los establecimientos educativos en los 47 municipios, de ellos 2.523 en Ibagué (el 57.7% sobre el total de migrantes venezolanos).

La cifra de estudiantes venezolanos vinculados al sistema escolar del Tolima, ha tenido un crecimiento constante del 247% entre el 2019, antes de la pandemia del Covid-19, y mayo de 2022. En 2019 la población estudiantil de migrantes venezolanos en el Tolima era de 1.717 y pasó a ser de 5.968 en 2022.

La presencia de infantes y adolescentes en los establecimientos educativos del departamento, tiene varias implicaciones, entre ellas, la articulación curricular exigible entre dos sistemas educativos, el venezolano y el colombiano; situaciones de convivencia de diferentes características; relaciones interpersonales entre docentes y estudiantes, al igual que, entre ellos como educandos, que son especiales y ameritan intervenciones diferenciales.

Algunas comparaciones entre dos sistema escolares

En Venezuela, al igual que en Colombia, hay gratuidad en la educación preescolar, básica y media. En Venezuela esa gratuidad se ofrece en todo el nivel superior mucho antes que en Colombia.

En ambos países hay problemas de déficit de recursos para el funcionamiento del sistema escolar.

Verónica Medina concluye, al referirse a la situación educativa venezolana: “Al analizar la asistencia escolar de los grupos etarios que integran el subsistema de educación básica —inicial, primaria y secundaria— se confirma el estancamiento de la cobertura educativa en todos los niveles.

“Según datos de Encovi (Encuesta Nacional de Condiciones de Vida), para el 2019 las tasas de asistencia escolar por grupos de edad fueron: 70 por ciento (3-5 años), 97 por ciento (6-11 años) y 85 por ciento (12-17 años); la del subgrupo de 15 a 17 años fue apenas 77 por ciento. Los datos por grupos etarios confirman el estancamiento de la cobertura durante los últimos seis años”.

En cuanto a esta conclusión se puede afirmar que la situación en Colombia es más o menos similar.

Opinión de estudiantes venezolanos sobre instituciones de Ibagué

Con la colaboración del rector de la I.E. José Joaquín Flórez Hernández, Lamberto García y Gerardo Canales, docente de la I.E Ciudad Arkalá, EL NUEVO DÍA logró el testimonio de 14 estudiantes venezolanos de diferentes grados de escolaridad.

En una categoría de análisis que se refieren a cambios y comparaciones entre los dos sistemas escolares, Kleivert Alexander Delgado, de 14 años de edad, estudiante del grado Octavo de secundaria en la I.E. José Joaquín Flórez Hernández, dijo: “Sentí mucho el cambio, me afectó la cantidad de materias y los nuevos conocimientos que adquiría, porque no me sentía tan preparado en comparación con mis demás compañeros”.

Isabel Justinico, de 17 años de edad, estudia grado Once en la I.E. Ciudad Arkalá, proviene del Colegio Valero Trujillo de Venezuela, allí: “El estudio no es tan exigente como sí lo he sentido aquí. Pero allá el Estado apoya más las instituciones educativas, por ejemplo, un día nos dieron computadores para todos los estudiantes”.

Ángel Daniel Zapata con 18 años, cursa grado Once en la Ciudad Arkalá, proviene del colegio privado Arturo Michelena de Caracas: “Lo que yo vi en Quinto, Sexto y Séptimo, lo vi acá en Séptimo, Octavo y Noveno, porque donde estudié eran seis años de primaria. Allá no vi inglés. Y siento que acá los profesores nos exigen más en tareas, trabajos y exposiciones”.

Cambios curriculares, según estudiantes venezolanos

 

Los cambios más significativos al comparar el sistema escolar venezolano con el colombiano, percibido por los estudiantes en planteles educativos de Ibagué, se relacionan con el currículo en cuanto al número de asignaturas del plan de estudios, problemas de articulación, adecuación de lo que se enseña y cómo se enseña en Colombia.

Para Abraham Moisés Vaquero, de 11 años de edad, quien cursa el grado Sexto en la I.E. José Joaquín Flórez, al comparar: “La educación en Venezuela no es la mejor de todas. En Colombia se pueden ver muchas más materias, por lo menos inglés, química, castellano, sociales.

“En Venezuela son muy pocas las materias. Y la educación en Colombia está mucho más avanzada. Aquí la educación es mucho más exigente. En Venezuela la educación es más libre, mayormente, como no hay autoridad, los estudiantes son más rebeldes. Me siento a gusto estudiando aquí”.

Grecia Jaimes Briceño, de 12 años, estudia grado Séptimo en Ciudad Arkalá y en Venezuela estudió en el Colegio Simón Rodríguez, opinó que: “Allá las Matemáticas eran más avanzadas en comparación con las de acá, los trabajos en grupo casi no se permitían y había clases al aire libre. Allá no estudié inglés, religión, emprendimiento, ética ni artística”.

Jessica Rojas, de 13 años, cursa grado Sexto y proviene de un colegio de Mérida, Venezuela: “Yo pienso que la educación en Colombia es más dura, hay más materias, y se profundiza mucho. Allá no dejaban tantas tareas como acá. Para mí es nuevo ver materias como inglés, religión e informática”.

Juan Medina, con 14 años, estudia grado Octavo: “Llevo tres años estudiando en este país y he aprendido mucho más. Porque acá se investigan más los temas que se ven. Allá donde yo estudié nunca vi ni inglés ni religión”.

Nelson Jesús Pérez, de 11 años, cursa grado Sexto en el José Joaquín Flórez de Ibagué: “Me siento bien. Me parece que la tecnología aquí en Colombia es más grande que en Venezuela, allá no se ve inglés, aquí los contenidos son mejores que allá”.

Francisco Antonio Martínez, con 12 años, cursa grado Séptimo: “Allá se matan por un plato de comida, en los colegios están robando mucho. En Venezuela para no repetir el año, le dan algo al profesor para que lo hagan pasar. No hay exigencia académica, tanto en colegios privados como públicos, aquí me siento mejor”.

Ezequiel Arreaza, de 14 años, está en Noveno grado: “El cambio lo percibí muy pesado debido a la intensidad horaria y a la carga académica que se maneja en el país. Ha sido muy positivo el apoyo y acompañamiento de los docentes durante esta transición”.

Miedo a los compañeros por el rechazo

 

Winston López Londoño, 13 años de edad, estudia grado Octavo: “Estudié hasta Cuarto año en Venezuela y considero que el cambio fue grande, especialmente, por los miedos y el posible rechazo (que) sentí por parte de mis compañeros y estudiantes por la nacionalidad.

“A pesar de todo, percibo de manera positiva la variedad de contenido y aunque la carga académica aumentó, creo que he recibido mejor formación”.

Kleivert Alexander Delgado, 14 años de edad, está en grado Octavo”. En cuanto a lo social sentí el rechazo de varias personas, lo cual contribuyó de manera negativa en mi desarrollo académico”.

Emily Gabriela Díaz, 16 años, está en Noveno: “Fueron muchos cambios tanto en lo social como en lo académico, lo cual afectó mi forma de socializar por lo que me sentí apartada durante tres años”.

Ángel Arón Villalobos, 18 años de edad, grado Once: “La transición fue muy drástica debido a los cambios tan notables en la distribución del año escolar. En el ámbito social me sentí muy retraído alrededor de dos años, pero ahora me siente más cómodo y he mejorado”.

Mariela Mecina, 16 años de edad, grado Décimo: “La educación en Colombia es más avanzada en cuanto a contenidos y cantidad de materias, las cuales subieron de 12 a 16. Incluso, materias como inglés aquí tienen niveles más avanzados de lo que podían tener en Venezuela. En ocasiones me sentí criticada por mi nacionalidad y porque fui madre a temprana edad”.

niños venezolanos

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

Lo invitamos a seguir leyendo aquí: https://digital.elnuevodia.com.co/library

 

Luis Eduardo Chamorro Rodríguez -Especial para El Nuevo Día

Comentarios