Universidad del Tolima sin déficit presupuestal

Archivo / EL NUEVO DÍA
Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
Ómar Mejía, rector de la institución, anuncia nuevos programas académicos y nuevas construcciones.
PUBLICIDAD

La oferta de educación superior en Colombia, tendrá mayor atención del nuevo gobierno nacional, bajo la presidencia de Gustavo Petro, en el cuatrienio 2022 - 2025. 

Hay una razón de carácter político que tiene gran peso para que esto ocurra: los jóvenes contribuyeron al triunfo de Petro en un 26 % sobre el total de votos que favorecieron su triunfo, varios de ellos en edad escolar para este nivel educativo, entre 18 y 21 años.

Como consecuencia, los políticos y gobernantes de las entidades territoriales deben poner la mirada sobre lo que ofertan las instituciones de educación superior, en el caso del Tolima; educación técnica, tecnológica y universitaria, para hacer propuestas y apoyos concordantes con el programa de gobierno y el plan de desarrollo nacional que guiará la actuación del actual presidente y su ministro de educación.

 

¿En qué estado se encuentra la oferta de educación superior en el Tolima en cuanto a cobertura, calidad y permanencia?

El nivel de educación superior en el país, después del preescolar (cobertura neta del 64.5 %) es el de mayor déficit, equivalente al 51.6 %.

En el Tolima la cobertura de educación superior equivalía al 44.5 % en el 2021, es decir, 7.1 puntos porcentuales inferior a la nacional, indicador que dice a gritos, que estamos mal en acceso de los jóvenes a las instituciones que ofrecen este nivel en el departamento, ubicadas principalmente en Ibagué.

De una matrícula de 50.322 estudiantes de instituciones de educación superior en el departamento en el año 2021, la Universidad del Tolima atiende el 46.3 % de ellos, de ahí la importancia de lo que se haga para incrementar el número de estudiantes de esta institución educativa estatal. Asimismo, es necesario advertir que del total de estudiantes matriculados este año (2022) en la Universidad del Tolima, 16.158 lo hacen a distancia en departamentos distintos,  sólo 7.157 son de la modalidad presencial, es decir, reciben clases en las instalaciones físicas en la capital tolimense. 

 

Situación financiera de la UT en 2022

Hay suficientes razones para que los tolimenses estemos atentos a lo que ocurra la Universidad del Tolima, tiene que ver, entre otras cosas, sobre el desempeño del rector y su equipo directivo.

 Ómar Mejía Patiño, hace pocos días fue reelegido en el cargo y están en marcha proyectos que hacen parte del plan de desarrollo y de los planes anuales.

Mejía logró superar el déficit fiscal de la universidad agravado en el año 2016, y que obligó a hacer una reducción del gasto en cerca de 12 mil millones de pesos en este primer año de crisis financiera.  

Hoy el rector, con satisfacción expresa sobre este tema:  “no tenemos déficit  y trabajamos para mantener el equilibrio financiero desde el año 2016 (...) tenemos muchos retos que tienen que ver con construir sobre lo construido, es una universidad que ya se encuentra estable financieramente, que no tiene dificultades financieras ni deudas (…).

La universidad recibió  la calificación ‘A’ por parte de la Value and Risk Rating S.A., sociedad calificadora de valores, que, en materia económica, evalúa el nivel de riesgo financiero de la institución ante los bancos para el apalancamiento financiero. La Unitolima bajo la actual administración mantiene un claro direccionamiento estratégico, congruente con las necesidades y oportunidades de mejora identificadas, este certificado ratifica la estabilidad financiera de la UT”.

En el año 2022, la Universidad desarrolla un presupuesto de ingresos de 145.638 millones de pesos, superior al del año 2019 (antes de la pandemia) que fue de $115.616 millones. 

La universidad en cuanto ingresos para su funcionamiento, en un 63 % depende de las transferencias de la nación ($91.695 millones) a los cuales se suma un 6 % de aportes de la Gobernación ($9.086 millones) ingresos o rentas que se completan con recursos propios (31 %). 

Es una situación favorable,  se compara con el hecho de que se calcula en 19 billones de pesos el déficit financiero del conjunto de instituciones de educación superior del país, según lo informa el Sistema Universitario Estatal, SUE.

En el año 2022 se ha garantizado la gratuidad educativa para todos los estudiantes. Desde el 2017 lo es para los estratos Uno, Dos y Tres que son mayoría.

Suministrada / El Nuevo Día
Suministradas / EL NUEVO DÍA. Ómar Mejía Patiño, rector de la Universidad del Tolima.

 

La cobertura de la universidad

La pandemia del Covid-19 produjo efectos negativos sobre la cobertura y otros aspectos del sistema escolar. Colombia es uno de los países donde el regreso a la presencialidad tardó, la población estudiantil matriculada disminuyó entre el año 2019, antes de la pandemia y el año 2022.

En la Universidad del Tolima, la pandemia no produjo reducción en la matrícula, debido al crecimiento del total de estudiantes de educación a distancia. La matrícula total de pregrado se incrementó en un 23.2 % al pasar de 18.921 en el año 2019 (antes de la pandemia) a 23.315 en el 2022, tres años después. 

Ese crecimiento ocurrió significativamente en la matrícula en el Instituto de Educación a Distancia (Idead), que era de 11.506 en el 2019 y pasó a ser de 16.158 en el primer semestre del 2022, decir, 4.652 estudiantes más (40.4 % de crecimiento), matrícula ubicada en nueve departamentos, según datos de la Oficina de Planeación y Desarrollo Institucional  de la UT (Unidad de Estadística, Nubia Bermúdez).

“Estoy preocupado por la gestión administrativa en los 20 municipios donde la Universidad hace ofertas de educación a distancia, principalmente en cuanto a aplicativos tecnológicos. No es sólo garantizar la matrícula, sino, también garantizar la permanencia, ofreciendo beneficios a los estudiantes entre ellos alimentación, residencias para hombres y mujeres, monitorias en las cuales los estudiantes reciben recursos  sobre un porcentaje del salario mínimo, entre otros beneficios”.

 

Nuevas construcciones

En el curso del presente año, el acceso físico a la universidad se ha afectado por las nuevas construcciones que pretenden mejorar la entrada principal, sitios de encuentro, el parque Ducuara y el teatrino.

Un buen anuncio es que el Jardín Botánico tendrá una entrada al público, lo que constituirá en un nuevo atractivo turístico en Ibagué. 

Se construirá un nuevo bloque de aulas con una inversión de 9 mil millones de pesos aproximadamente, con recursos de regalías y se hará adecuación de laboratorios. 

En las aulas del bloque 33 ya existente, se cuenta con el servicio de equipos de 250 gigas para conexión con internet  con pantallas inteligentes. De manera táctil se conecta a internet, lo cual facilita el acceso tecnológico para la enseñanza y el aprendizaje.

Se debe decir que la universidad requiere de nuevas aulas para atender la demanda de cupos. Transitoriamente se ha recurrido a la disponibilidad de aulas en instituciones educativas como el Tolimense y Niño Jesús de Praga. 

La universidad ha puesto a disposición del gobierno nacional , su actual sede en Chaparral, para la construcción de un nuevo edificio de aulas, para lo cual se requiere de una inversión de 70 mil millones de pesos.

También se han ofrecido las propiedades en Mariquita disponibles para nuevas construcciones que permitan la oferta de educación superior para el norte del Tolima. 

 

Renovación de la acreditación de alta calidad

En cuanto a la intervención sobre factores de calidad, las actuales directivas de la universidad tienen el reto de lograr la renovación de la acreditación institucional de alta calidad otorgada por el Ministerio de Educación a través de la resolución  13189 de julio 17 del año 2020, por un periodo de cuatro años.

Entre las recomendaciones que el Consejo Nacional de Acreditación hizo a través de esta resolución, están; la disminución de los índices de deserción intersemestral, mayor atención a los programas de la modalidad de educación a distancia y virtual; implementar estrategias para elevar el desempeño de los estudiantes  en razonamiento cuantitativo e inglés (pruebas Saber Pro); fortalecer los procesos de investigación, principalmente la categorización de los grupos de investigación; fortalecer la movilidad estudiantil y las relaciones con instituciones extranjeras  y garantizar la sostenibilidad institucional. 

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library 

 

luiseduardochamorro10@gmail.com 

 

LUIS EDUARDO CHAMORRO RODRÍGUEZ

Comentarios