“Dicen no a la pesca deportiva, pero sí, a la masiva”

Crédito: Suministrada: Camilo Roam / El Nuevo Día Certificación de pesca con mosca para el ecoparque Gran Pescador.
La prohibición de la pesca deportiva para el próximo año podría acarrear grandes dificultades económicas en la región.
PUBLICIDAD

Como una decisión apurada y sin tener en cuenta la opinión de todos los implicados es catalogada la sentencia de la Corte Constitucional al prohibir la pesca deportiva en la Nación a partir del 2023; la región sería de las más afectadas.

La Corte, dando respuesta a una demanda y desde su empatía e interés por proteger a los diferentes animales, en esta ocasión a los peces, y por evitar el maltrato, concluyó que, “la caza deportiva no encuentra fundamento en ninguna de las excepciones reconocidas jurisprudencialmente a la prohibición del maltrato animal, tampoco es una expresión de la libertad religiosa, no tiene como objetivo la alimentación, ni la experimentación médica o científica; tampoco el control de las especies; ni se trata de una manifestación cultural arraigada”.

Ante lo anterior, tomó la decisión de no permitir la pesca deportiva en Colombia a partir del próximo año, un dictamen que causó asombro y preocupación especialmente en los pescadores deportivos y quienes se benefician de lo que conlleva esta actividad.

Camilo Roam uno de los propietarios del parque ecoturístico Gran Pescador, ubicado en El Totumo, lleva ocho años trabajando en un espacio de 100 hectáreas, que reúne a las familias, cuenta con restaurante y, sin tener que ir muy lejos de la ciudad, puedan vivir muchas experiencias.

Por tanto, hace dos años decidió habilitar unos lagos para el desarrollo de pesca deportiva donde los asistentes conocen de la actividad, la practican y quien desee consume el pez o solamente lo deja ir. 

Partiendo de esto, Roam indicó, “la pesca deportiva es un proceso interno y de conexión con la naturaleza, pues cuando empieza asistiendo a ríos o lagos lleva en mente traerse todo, pero con el tiempo uno adquiere una conciencia de protección de los ecosistemas, entonces empieza a disfrutar la experiencia sin afectar a los peces, por eso se liberan”.  

Agregó, “si les parece que los peces son animales dolientes, entonces qué pasa con las vacas y otros animales donde se crean lazos con sus crías, los separan, matan y no es prohibido”.

Además, expresó que “cómo es posible que se prohíba la pesca deportiva, pero no la pesca desmesurada, la cual afecta la población de estas especies”.

Economía 

La desazón no solo preocupa por alejarlos de este deporte sino que alrededor de esta práctica muchas personas generan ingresos al ofrecer hospedaje, servicio de restaurante, los que venden la caña de pescar y todos sus equivalentes, entre otros. Sobre todo en el Tolima por donde cruza el río Magdalena, el afluente más importante, que en temporada de subienda atrae miles de turistas y habitantes de la zona.

Además de ser una actividad históricamente desarrollada por gusto, algunas personas adaptan espacios para ofrecer la pesca deportiva como una experiencia a la cual han acudido muchos para generar ingresos.

Un ejemplo sigue siendo el negocio de Camilo Roam que genera aproximadamente 60 empleos, donde la mayoría de trabajadores son jóvenes universitarios que usan sus días libres para laborar.

Sin embargo, la piscícola El Carmen, Puerto Mojarra, La Gaviota, más los lugares acondicionados en Alvarado, Mariquita, Espinal, Honda, entre muchos otros, tendrían que buscar otras fuentes de ingreso. 

Cabe destacar que esta labor también es realizada por personas que habitan en zonas remotas, desmovilizados, comunidades indígenas, campesinos entre muchos otros.

Roam también manifestó, “las personas que más pagan por esta actividad son los extranjeros, y al darse cuenta que esto está prohibido, ya no van a venir, y ellos no tienen interés en llevarse los peces sino que vienen, dejan todo ese dinero en la región y no matan nada. Además esto también puede ocasionar problemas sociales porque las personas van a empezar a estigmatizar a quienes realicen esta labor”. 

El señuelo 

Para el desarrollo de la pesca deportiva, algunas personas aprenden con la práctica, desde el empirismo o, está el caso de Camilo Roam, quien decidió formarse obteniendo un certificado internacional de pesca con mosca del canal ESPN Aguas Arriba presentado por Pablo Pérez.

Pues, al tener los suficientes conocimientos, considera que aprende a manejar la especie y no la afecta como lo hacen otros tipos de pesca tradicional entre las que se encuentra la pesca con red, explosivos donde la onda los aturde y saca; asimismo, Roam comentó que la planta Barbasco antiguamente se machacaba y se aplicaba al agua y los peces salían muertos.

Ictiología 

Esta redacción, con el interés de conocer más desde el ámbito de la ciencia, conversó con el biólogo Harold Flórez, quien hace parte del grupo de investigación de zoología de la Universidad del Tolima y partiendo de que su trabajo se centra en estudiar los peces acotó:

“Para las personas es un mito que los peces no sienten dolor, pero esto es falso, porque hace años atrás en la Universidad de Liverpool hicieron un estudio donde se dieron cuenta que los peces sí sienten dolor y responden a estímulos, lo cual evidencia que la práctica de la pesca deportiva resultan afectados de alguna u otra forma, pues en este ejercicio se les clava el anzuelo y algunos peces responden a este estímulo de dolor dejando de comer, cambiando su comportamiento y en ocasiones todo eso conlleva a la muerte, pero la mayoría sobrevive y pueden continuar viviendo, porque todo depende del trato que se le dé al pez como tal pero con el cuidado pertinente, el pez puede vivir”.

Asimismo, este investigador indicó que es un dilema mostrarse a favor o en contra de lo establecido por la Corte, respecto a la pesca deportiva, pues es consciente que la pesca deportiva es una actividad importante en la economía de las personas que viven aledañas a los ríos y lagos, como en la Orinoquía y la Amazonia, lugares de mayor interés para esta actividad.

 

REDACCIÓN GENERALES

Comentarios