Los estragos de una torrencial lluvia

Crédito: Jorge Cuéllar / EL NUEVO DÍAHabitantes de los Mártires después de la fuerte lluvia ponen a secar sus enseres.
​​​​​​​Momentos de angustia vivieron varias familias ibaguereñas en la madrugada del 12 de mayo al ver cómo a causa del torrencial aguacero ingresaban a sus viviendas las aguas lluvias, afectando sus enseres. Más de nueve zonas de la ciudad quedaron inundadas. 
PUBLICIDAD

Edgar Ocampo, habitante del barrio La Francia y uno de los tantos afectados que vive con seis personas comentó, “a metro y medio nos llegó el agua, cuando reaccionamos las camas ya estaban flotando y los bomberos no llegaron, sin embargo, gracias a la solidaridad de la comunidad se abrieron algunas alcantarillas y con baldes se logró sacar las aguas residuales, pero duramos en esas hasta las cuatro de la mañana”. 

En la calle 37 con carrera Tercera, Daniel Ocampo quien también vivió momentos de angustia y manifestó que “el agua que venía de la Cuarta Estadio desembocó hacia la calle y se nos metió en la casa, menos mal reaccione rápido bajando los tacos a tiempo para prevenir una tragedia”. 

Teniendo en cuenta los reportes de las autoridades, los barrios aledaños al Estadio Manuel Murillo Toro fueron los lugares donde se vivieron los momentos más críticos, Santander Estadio, Montealegre, calle 27 con carrera Segunda, calle 35 con Guadaleja, La Francia, Boyacá, la calle 36 con carrera 4 Estadio, la calle 32 con Cuarta Tamaná. De igual manera, La Cartagena, la Avenida Guabinal con calle 40 y Montebonito Calambeo se vieron afectados.

También, organismos de socorro atendieron una inundación en el viaducto del Sena, por lo cual se tuvo que desviar el tránsito. Por otro lado, y como consecuencia del aguacero por la avenida 37 con carrera Séptima, cerca a varias residencias colapsó un muro y afectó un poste de energía de Celsia. 


Inundaciones cerca al estadio Manuel Murillo Toro. Suministrada Alexander Yepes / El Nuevo Día 


En este sentido, César Gutiérrez, secretario de Ambiente y Gestión del Riesgo, expresó “ante las fuertes precipitaciones, puedo indicar que los colectores no tienen la capacidad hidráulica para recepcionar el volumen de las correntías.

“Además de eso, el vehículo recolector de la basura no pasó temprano y cuando se presentó la precipitación muchas de esas bolsas fueron trasladadas por la corriente del agua a las alcantarillas, quedando tapadas y minimizando la capacidad de los sumideros. Pero a pesar de la zozobra que se ocasionó, ya sacando el agua todo volvió a la normalidad y por fortuna no resultaron personas afectadas”

Sin embargo, los afectados no aluden a la palabra normalidad, porque después de retirar el agua, debieron sacar camas, colchones, lavadoras, neveras, libros entre otros elementos al sol ya partir de ahí ver qué quedó sirviendo y qué se fue en pérdida, y la preocupación es que nadie les va a responder.

Edgar Ocampo acotó que, esta situación la vienen viviendo aproximadamente hace 10 años pero esta fue peor, “siempre vienen con pañitos de agua tibia, ponen un enrejado; sin embargo, la tubería es muy pequeña para el acceso al agua, y pavimentaron sin tener en cuenta la bajada del andén de la casa, además, dejaron muy superficial el tubo madre para poder evacuar las aguas residuales y todo eso se devuelve por los sifones”.

La comunidad espera que la administración municipal se apersone de la situación y adecué las tuberías, pues están cansados de dejar sus labores diarias por prevenir que la lluvia les siga dañando los artículos que tanto les ha costado conseguir.

Información del Ibal

Debido a las fuertes lluvias la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado, Ibal, cerró la captación en las bocatomas Combeima y Chembe, lo que dificulta el proceso de potabilización, sin embargo, la quebrada Cay se encuentra estable con el suministro habitual en sus distritos hidráulicos. 

Desde la empresa invitaron a la comunidad a ahorrar agua porque se pueden registrar bajas presiones debido a los niveles de almacenamiento de los tanques de compensación.

A tener en cuenta 

Se estima que hasta mediados de junio van las lluvias, por ello, el secretario de Ambiente y Gestión del Riesgo, César Gutiérrez, recomendó:

-Sacar la basura en el momento que pasa el vehículo recolector, y así prevenir que estos desechos terminen en las alcantarillas.

-Al interior de cada vivienda revisar constantemente las canales, sifones y bajantes para que el agua fluya sin inconveniente cuando llueva.

- Se es susceptible a que se originen tormentas eléctricas, entonces cuando llueva se deben dejar los electrodomésticos desconectados especialmente en la noche, igualmente, evitar tener contacto con el agua durante las lluvias.



 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

 

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

Redacción EL NUEVO DÍA

Comentarios