En el ‘Planchón’ de Villa María sufren por las inundaciones

Hélmer Parra / EL NUEVO DÍA
Crédito: Hélmer Parra / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
Por cuenta de las precipitaciones, la comunidad de Villa María expresó su malestar debido a las constantes inundaciones que se suscitan por la ausencia de una red de alcantarillado eficiente. A su vez, el mal estado de la carpeta asfáltica del ‘planchón’ del sector dificulta el tránsito por la zona.
PUBLICIDAD

En el barrio Villa María, sector conocido popularmente como el ‘Planchón’, son constantes las inundaciones debido a las lluvias torrenciales que se han presentado durante los últimos meses. 

 

Con el agua a los tobillos

Debido al mal estado de la red de alcantarillado, el ‘callejón’ que conecta a varias viviendas con la salida principal del barrio se inunda y alcanza una altura de varios centímetros. Orlando Cabrera, residente y comerciante del sector, contó que las aguas que se recolectan desde el barrio Las Brisas terminan en Villa María debido a varios taponamientos en los canales de agua. 

“Acá bajan unos ‘chorros’ grandísimos y, cuando llueve, el agua se lleva las piedras que están sobre el planchón. El desagüe que está sobre la ‘plancha’ está tapado y no tiene manejo de aguas lluvias, no hay alcantarillado”, aseguró Cabrera.

Suministrada / El Nuevo Día

Según la comunidad, cada vez que ocurre una inundación, deben contactar al Ibal para ‘evacuar’ el agua que queda empozada sobre el sector. “Ellos dicen (Ibal) que hay un daño sobre la red de manejo de aguas de Las Brisas. El agua viene de una ‘finquita’ que está arriba del barrio. Hay vecinos a los que el agua les ha entrado hasta la sala de sus casas”, indicó Cabrera.

Lida Perdomo, habitante del barrio, tiene su hogar junto al barranco que está encima de la urbanización y en el que está emplazada una finca. “Cuando llueve torrencialmente, el agua sale por chorros del lote de arriba. Varias veces se me ha ‘desbarrancado’. La pared está ‘lejitos’ del lote, por lo que pude hacer un drenaje para esas aguas. En una ocasión, sonó una ‘bombada’ del desagüe durante una lluvia y se me inundó la casa”, contó.

Sobre el lote existe una acequia que recolecta las aguas que están próximas a los linderos de la finca. A su vez, según la comunidad, en la parcelación funciona una lavandería que presuntamente hace malos manejos de las aguas residuales de sus labores.

Suministrada / El Nuevo Día

“El señor que es dueño de la finca tiene una lavandería y no sabemos si él tiene un sistema de drenaje o si directamente arroja el agua al barranco. El agua tiene que filtrarse por algún lado porque está empozada, además que tiene residuos de jabón y límpido. Cuando llueve, a veces empieza a oler a cloro en las casas debido a que las aguas lluvias arrastran las aguas que están en la acequia”, expuso Perdomo.

 

Daño sobre el ‘Planchón’

Otra dificultad que destaca dentro de las necesidades de la comunidad tiene relación con el estado del reconocido planchón, pues el deterioro llegó a tal punto que ya no quedan ni los vestigios del asfalto que cubría la infraestructura.

Así las cosas, la comunidad ha reforzado el planchón con repello, escombros y hasta cemento con el fin de evitar que los huecos sigan aumentando su diámetro. Sin embargo, por las precipitaciones, todo el material es arrastrado por la corriente de agua producto de las inundaciones. 

“El planchón está en muy mal estado. En algún momento, yo mismo reforcé parte de la vía con cemento porque había un hueco enorme. Se han enviado varias solicitudes, pero no se sabe qué ha pasado. Incluso, en la Alcaldía aparece la vía como ‘arreglada’ desde el mandato de Luis H.”, detalló Cabrera.

 

DATO

La seguridad del sector, según los habitantes, se vuelve ‘difícil’ por temporadas. Sin embargo, recalcaron que últimamente la zona ha gozado de tranquilidad por la constante presencia de la Policía.

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library 

 

El Nuevo Día

Comentarios