Preocupación por racha de homicidios en Rovira

suministradas / EL NUEVO DÍA
Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍAGiovanny Rubio Arias (Derecha) fue asesinado con arma de fuego la noche del sábado.
Contenido Exclusivo
Hasta el momento las autoridades no se han pronunciado sobre los crímenes ocurridos este fin de semana.
PUBLICIDAD

Dos hombres perdieron la vida el pasado fin de semana en el casco urbano de Rovira. La primera víctima era un reconocido transportador del municipio, quien murió la noche del sábado luego de ser atacado con arma de fuego.

La segunda persona que falleció la noche del lunes tras recibir varios disparos, era un caficultor que horas antes había asistido al sepelio del primer fallecido y al momento del ataque se encontraba en un bar junto a otros allegados del difunto. 

Una persona más resultó lesionada en el segundo hecho sicarial y en otro hecho aislado, una mujer también recibió un disparo en medio de una riña. 

 

La muerte de Giovanny 

Dos homicidios, un hombre lesionado y una mujer herida en medio de una riña con arma de fuego el pasado fin de semana, tiene preocupados a los habitantes de Rovira, debido a que en dos meses ya van seis muertes violentas, además de otros hechos de inseguridad como las riñas y el microtráfico que va en aumento. 

A esto se suma la falta de policías para llevar a cabo los patrullajes y el daño de las cámaras de vigilancia. 

La noche del sábado 13 de agosto, fue asesinado Giovanny Rubio Arias, un querido transportador de Rovira, miembro del gremio de conductores de motocarros en dicho municipio. 

Esta persona fue atacada con arma de fuego por desconocidos cuando transitaba por una calle cercana a un hogar geriátrico.    

Sobre Giovanny se pudo establecer que era rovirense y vivió un tiempo en Bogotá, donde se desempeñó como maestro de construcción. 

Allí le alcanzó a dar empleo a varios de sus paisanos que también emigraron a la capital y unos años después regresó a Rovira. Tiempo después recibió un disparo mientras estaba en una gallera y producto de ese atentado, no pudo volver a caminar, por lo que un empresario de una compraventa de café del barrio Miraflores le ayudó a adquirir un motocarro con el que siguió trabajando para ganarse la vida en las calles del municipio. 

“Hijo, padre y hermano, has cerrado tus ojitos para siempre, te has ido a descansar y con ello te has llevado nuestros corazones. Hoy duele nuestra alma por tu partida, descansa en paz y cuida de nosotros desde el cielo que aquí en la tierra vamos a honrar tu nombre. Siempre te amaremos”, expresó Leonel Rubio Arias, hermano del fallecido. Giovanny Rubio fue velado en el centro de Rovira y sus familiares y amigos le dieron el último adiós a las 4:30 p.m. del lunes en una misa realizada en la iglesia Santa Gertudris, para después acompañar su cuerpo hasta el cementerio local en una nutrida caravana. 

 

El crimen de Jhon 

A las exequias de Giovanny Rubio Arias asistieron cientos de amigos y familiares que lo despidieron con mariachis y después se reunieron en una de las cantinas ubicadas sobre la carrera Cuarta entre Sexta y Séptima del centro de Rovira para llorar su partida bebiendo licor, pero cuando se encontraban en dicho establecimiento, sucedió un nuevo homicidio, el segundo en 48 horas. 

Esta vez la víctima mortal fue Jhon Jiménez, de aproximadamente 42 años, quien se desplazó desde una finca hasta el casco urbano del municipio para asistir al entierro de su amigo Giovanny. 

Suministrada / El Nuevo Día
A Jhon Jiménez le quitaron la vida la noche del lunes después de asistir al entierro de Giovanny Rubio. 

Jiménez recibió varios disparos cuando estaba en una de las cantinas junto a otros amigos y en imágenes grabadas minutos después del ataque se observa la angustia de sus acompañantes y se alcanza a escuchar cuando gritan que aún continúa con vida, por lo que piden trasladarlo al hospital, pero la gravedad de las heridas en su pecho fueron mortales. 

En ese mismo atentado, al parecer, también salió lesionado un hombre conocido en el municipio como ‘Jerónimo’, quien tendría una herida en una de sus piernas pero se habría negado a recibir atención médica. 

Sobre Jhon Jiménez se pudo establecer que era caficultor, residía junto a sus padres en una finca de la vereda La Libertad y su exesposa había sido asesinada con arma blanca en septiembre de 2021 en Paraguay. 

 

Cinco homicidios en dos meses 

Estos dos homicidios se suman a los de otras cuatro personas que han perdido la vida en circunstancias similares durante los últimos dos meses en Rovira. El miércoles 15 de junio fue asesinado Felipe Salguero, de 27 años, en el barrio Miraflores. 

Tres días después, el sábado 18 de junio, murió a manos de sicarios Jhon Fredy Bonilla, de 35 años y ese mismo día en la noche también falleció Víctor Sáenz Perdomo en el barrio Alto de la Ceiba. Asimismo, el domingo siete de agosto, sicarios nuevamente asesinaron a otro hombre a las afueras de un establecimiento comercial ubicado sobre la carrera Quinta. Además de los dos homicidios del fin de semana, también se habría registrado una riña en la cual una mujer resultó herida con arma de fuego. 

Este medio, en diálogo con algunos habitantes de Rovira, conoció que varios de estos crímenes han sucedido en un sector en el cual hay algunas cantinas y un burdel. Asimismo, aseguraron que la mayoría de las cámaras de seguridad del municipio no funcionan y se necesitan más efectivos de la Policía para los patrullajes. 

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library 

 

REDACCIÓN JUDICIAL

Comentarios