00000

Ciudadela Simón Bolívar: hastiados de tanta basura

En ocasiones, las mismas aves carroñeras rompen las bolsas para buscar alimentos.
Crédito: Hélmer Parra / El Nuevo DíaEn ocasiones, las mismas aves carroñeras rompen las bolsas para buscar alimentos.
Contenido Exclusivo
Ver los desechos de las viviendas y negocios regados en algunas calles y andenes, es el estatus quo con el que tienen que vivir decenas de personas.
PUBLICIDAD

Pese a que el contratiempo de las basuras en la Ciudadela Simón Bolívar es una constante desde hace mucho tiempo atrás, la comunidad no se desgasta a la hora de denunciar estos hechos que por mucho afectan su calidad de vida.

Transitar por algunas calles de este gigantesco barrio de la comuna 8 de Ibagué, los martes, jueves y sábados, parece toda una odisea, pues si no son por los fétidos olores que emanan de las bolsas de basura, entonces son la suma de escombros, colchones y residuos regados por el piso, los que impiden la circulación.

Esta situación, que para nada es nueva, ha afectado en buena medida la imagen que muchos se llevan del barrio, pues a pesar del esfuerzo de algunos vecinos por mitigar el problema, las aves carroñeras, atraídas por el aroma de los residuos, parecen que han convertido este sector en su hábitat natural.

“Este barrio, que si nosotros lo vemos en perspectiva es bastante bonito, en comparación con otros de la ciudad, no tiene cosas feas, como calles sin pavimentar. Pero lamentablemente, uno de los problemas más grandes que debemos soportar es el de las basuras”, aseguró un habitante del sector.

Según Luis Carlos Calderón, quien es miembro de la junta de acción comunal de la segunda etapa, el hecho de que se presenten estos casos, se debe a la irresponsabilidad y a la falta de sentido de pertinencia que tienen algunos habitantes, pues estos estarían sacando las bolsas de basura en los horarios y en los tiempos no establecidos por parte de Interaseo.

“El panorama es que la gente saca las basuras extremadamente temprano y eso genera un desorden grande, pues en horas de la tarde ya hay desechos regados por todos lados, y no es sino hasta las 6:30 p.m. y las 8:00 p.m. que el carro de la basura está pasando”, aseguró Calderón.

Por su parte, vecinos del sector llegan a afirmar que en algunas ocasiones, cuando las personas no logran depositar en el camión de la limpieza los residuos generados en sus viviendas, estos las dejan entre uno y dos días en las calles, hasta que vuelvan a pasar los trabajadores de Interaseo.

Una hastiada señora se refirió a la situación diciendo que: “eso es una cosa tan hedionda que ha provocado que las personas del sector se enfermen. Fíjese nomás que aunque yo vivo lejos de donde se depositan, aun así todo queda traspasado a ese hedor. Ahora bien, eso se debe a que un negocio de comidas rápidas bota los alimentos que se encuentran dañados en plena calle”.

A su vez, factor que influye significativamente en la contaminación de la Ciudadela Simón Bolívar, es que tanto habitantes de calle que buscan comida entre las bolsas, así como recicladores que recolectan algunos tipos de materiales, producen que los residuos queden esparcidos por las aceras y vías, acentuando aún más, los problemas antes mencionados.

“La gente les pregunta a ellos por qué están haciendo eso y lo que reciben a cambio es un madrazo o una grosería. Además, es importante recordar que la mayoría de nuestros amigos de la calle siempre andan armados, por lo que no es mucho lo que se pueda hacer”, afirmó Calderón.

Por su parte, si bien la acumulación de basuras se presenta en todo el barrio, algunos de los sitios en los que más proliferan son por toda la central, entre las paralelas: desde la primera etapa hasta la segunda, con especial énfasis, según comenta la comunidad, entre las manzanas 41 y 54.

Es entendible entonces, que a raíz de estas circunstancias los negocios de algunas personas se han visto fuertemente afectados en aquellos días en los que este contratiempo los aqueja, ya que como pudimos constatar en conversación con comerciantes del sector, los compradores del mismo barrio prefieren desplazarse a otros lugares para degustar de cosas que perfectamente podían encontrar allí. 

Algunos habitantes de calle vacían los residuos de las bolsas negras en el suelo, para revenderlas.Algunos habitantes de calle vacían los residuos de las bolsas negras en el suelo, para revenderlas.

¿Qué dice Interaseo S.AS.?

Ahora bien, la comunidad misma fue enfática a la hora de resaltar que el problema en buena medida se debe a ellos mismos, y que en ese orden de ideas, ni Interaseo, ni Ibagué Limpia, quien es la encargada de la supervisión del primero, han presentado retrasos en la prestación del servicio.

Sin embargo, sí solicitan a estas entidades que aumenten el número de personal encargado de recolectar los residuos esparcidos en el suelo, pues ello se convierte en ‘caldo de cultivo’ para la presencia de roedores, a la vez que piden campañas de concienciación para impactar positivamente en las costumbres de los habitantes.

En ese orden de ideas, Emerzon Villazón, director de operaciones de Interaseo S.A.S., afirmó que la empresa, en el marco de su política de responsabilidad corporativa, ha adelantado durante bastante tiempo en el barrio Ciudadela Simón Bolívar, jornadas de socialización con el fin de que los habitantes depositen las basuras de la forma y en los tiempos correctos.

A su vez, explicó que uno de los motivos por el que esta situación se presenta, es debido a que el barrio, al tener una gran actividad comercial, produce asimismo una considerable cantidad de residuos que la gente no soporta tener en sus locales, por lo que las deposita en las calles desde tan temprano.

Por lo que en aras de garantizar un ambiente saludable, considera que es necesario trabajar conjuntamente de la mano de la Policía Nacional, para sancionar a aquellos ciudadanos que no acatan las recomendaciones.

Por último, Villazón resaltó una iniciativa que intentan impulsar, no sólo en la Ciudadela, sino en todo Ibagué, el cual consiste en instalar contenedores de basura que, además de prevenir el esparcimiento de residuos en la calle, también garantizará la integridad de los operarios (evitando que se corten con vidrios) y aumentando la celeridad en la recolección.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

Juan Corredor

Comentarios