00000

Basura tecnológica: ese celular que ya no usa puede pasar a mejores manos

Crédito: Suministradas / El Nuevo Día Por su trabajo, la empresa participó de la Semana TIC Tolima
Contenido Exclusivo
EcolGreen Colombia viene trabajando en el departamento para evitar que celulares, computadores, televisores y consolas se conviertan en agentes contaminantes.
PUBLICIDAD

La ciudad viene viviendo en los últimos años un vertiginoso aumento en el uso de aparatos eléctricos y electrónicos, al punto de que cada día es más común observar en los hogares ibaguereños la presencia de varios televisores, celulares y computadores, entre otros. No obstante, como advierten expertos, urge tomar medidas para que estos equipos no se conviertan en montañas de basura contaminante.

El avance imparable de la tecnología ha conllevado a que los aparatos eléctricos y electrónicos (AEE) sean desechados con mayor rapidez, ya sea porque están diseñados para durar menos, o por el capricho de los consumidores que los cambian por otros modelos nuevos. Ello cobra relevancia si se tiene en cuenta que, según estimaciones de la ONU, en Colombia se producen al año 130 mil toneladas métricas de residuos electrónicos, muchos de los cuales no obtienen un tratamiento adecuado. 

s

Vida corta, efectos prolongados

A pesar de que aproximadamente el 90 % de los materiales que componen los diversos AEE pueden reutilizarse en otros productos, aportando a un modelo de economía circular, muchos de estos aparatos terminan llegando, por una incorrecta disposición, a los rellenos sanitarios del departamento. 

Ello es preocupante en la medida en que los ocho lugares en los que se hace disposición final de basuras pueden ver afectados su capacidad total, como producto de los desechos tecnológicos, los cuales, aunque no debieran estar allí, contribuyen en gran medida a que se reduzca su vida útil, provocando la necesidad de abrir otros nuevos rellenos.

A su vez, estos aparatos traen sustancias y componentes que en su exposición al sol y el agua provocan que sus metales pesados se descompongan y causen lixiviados, filtraciones al suelo y, dependiendo del lugar donde sean dispuestos, afectaciones a los cuerpos de agua. Por último, las personas que se encuentren expuestas a estas sustancias, pueden hacer que se acumulen en su cuerpo tóxicos que generan daños a largo plazo en su salud.  

s

Una segunda vida

Entendiendo el impacto ambiental que lo anterior produce, han surgido en todo el mundo, iniciativas que ven en la reutilización de estos materiales, una gran oportunidad para hacer negocio y ayudar el planeta. Es en ese sentido aparece en la ciudad EcolGreen Colombia, una empresa que desde hace un par de años está enfocada en la gestión completa e integral de estos residuos. 

“Esta es una idea ibaguereña, que ve en los aparatos eléctricos y electrónicos, una oportunidad y una forma de ayudar al ambiente, haciendo un tratamiento y una disposición final adecuada para evitar todos estos daños ambientales”, explicó María Fernanda Ortega, ingeniera ambiental de EcolGreen.

Ortega explica que la empresa, la cual es la primera en conseguir una licencia ambiental en el departamento para tratar los REE, extrae una buena parte de los componentes que conforman estos aparatos para darles una segunda vida.

“Lo que hacemos es desensamblar todo ello, y comercializar las partes, ya sean plásticos, cobre, aluminio y chatarra, entre otros. En el caso de este último, se funden los metales y se sacan cosas como varillas. Por su parte, las tarjetas electrónicas son vendidas internacionalmente y el plástico llega a una empresa en Bogotá, que ha logrado aprender a darle un nuevo uso con un tratamiento especial”, explicó Ortega.

La ingeniera comenta que la compañía se ha articulado con Cortolima para realizar campañas de concientización en la ciudad, a partir de las cuales hacen recolección de todos esos aparatos que los ibaguereños tenían en sus casas, y que pensaban depositar en la basura.

“Producto de esas campañas se han vinculado todo tipo de alcaldías como las de Espinal y Rovira, o entidades como la Fiscalía, la Registraduría y una gran cantidad de empresas, con el objetivo de recolectar y hacer un buen tratamiento de todos los aparatos”, aseguró.

Si bien esta es una empresa nueva, que se vio afectada operacionalmente por la pandemia del 2020, vienen trabajando arduamente para seguir impactando positivamente en la región, pues entienden que es poco lo que se ha hecho, y mucho lo que falta por hacer en este tema.s

¿Quiere hacer su aporte?

 

Si las personas consideran que en su barrio y comunidad es necesario contribuir a un buen tratamiento de las basuras tecnológicas, pueden contactar con EcolGreen y ellos instalarán  una canasta donde se puedan depositar los residuos. Número: 3013842670

JUAN CORREDOR

Comentarios