Salario emocional:¿qué es y por qué lo prefieren los jóvenes?

Crédito: Banco de Imágenes / EL NUEVO DÍA
Encontrar al mejor personal es difícil, pero mantenerlo es aún más complicado y es por eso que se dice que los Millennials cambian mucho de trabajo... Y es aquí donde aparece el salario emocional.
PUBLICIDAD

Si tuviera que cambiar de trabajo hoy, ¿qué es lo que más extrañaría de su trabajo actual, sin incluir el dinero que le pagan? Eso es lo que es un salario emocional .

Marisa Elizundia, creadora del Barómetro del Salario Emocional, explica que esta forma de remuneración es una nueva tendencia dentro de las empresas, pero empezó a estudiarse hace 10 años.

La herramienta que creó es capaz de describir los beneficios no económicos que obtenemos de nuestro trabajo.

Carlos Santana, experto en cultura organizacional, señala que “en términos prácticos, el salario emocional es aquel que hace sentir a los empleados cómodos, felices y satisfechos con su trabajo. Es un valor agregado y diferenciador que fortalece la conexión entre la organización y el colaborador, lo cual garantiza el compromiso de éste último con su trabajo para entregar lo mejor de sí, convirtiéndose así en un beneficio de doble vía que incrementara el rendimiento y reducirá notablemente la rotación y la interrupción de la cadena productiva de la compañía”.

Pero qué es el salario emocional y qué beneficios trae: expertos le cuentan.

¿Qué es el salario emocional?

 

Según Diana Carrasquilla, gerente de talento humano del grupo Altum, el salario emocional es un reconocimiento no económico, que valora ideas. Además, permite espacios constructivos, denominados grupos primarios, o bancos de ideas, donde el empleado no es medido por cifras sino por sus aportes y también recibe algunos beneficios por hacer parte de una empresa.

De acuerdo con el salario emocional, las empresas deberían: tener una comunicación asertiva para contrarrestar malos entendidos; crear vínculos relacionales, como celebrar las fechas especiales, ofrecer ayudas económicas o emocionales en dificultades domésticas; ofrecer ayudas para adquirir ropa y electrodomésticos, así como convenios con escuelas de idiomas, becas y estudios de educación superior. 

Para finalizar, María Catalina Olave, directora Organizacional del grupo Altum, dice “que estas estrategias  han nacido con la necesidad, de tener un acompañamiento en ambiente laboral, familiar, atención en situaciones difíciles para tener trabajadores felices con un salario emocional”. 

Tipos de salario emocional

 

El psicólogo Sergio de Dios González señala que “el salario emocional es la percepción que tiene un trabajador de los beneficios que le ofrece su labor, en términos subjetivos” y estos podrían ser:

1. Reconocimiento. Reconocer el trabajo bien hecho y ofrecer una palabra agradable a tiempo puede tener efectos casi milagrosos.

2. Avanzar en la empresa. Algunas personas necesitan notar que están avanzando –profesionalmente hablando- para sentirse más motivadas con su trabajo. Si una persona aplica para un puesto superior, no dude en hacérselo saber.

3. Un lugar de trabajo agradable. Un espacio para el esparcimiento, con su neverita, su cafetera, su microondas y algunos sillones puede ofrecer un desahogo muy útil para respirar y recargar baterías. 

4. Días libres. Además de las vacaciones o festivos, existen momentos clave en la vida de las personas en las que agradecerán especialmente disponer de tiempo para atender sus asuntos. 

5. Asesorías gratuitas. Si en la empresa se dispone de asesoría legal o psicológica –o si colabora con profesionales de estos ramos-, ofrecer a sus empleados este tipo de servicios o un buen descuento en los mismos, puede ser de agradecer en determinados momentos, a veces críticos, en la vida de las personas. 

6. Horario flexible. Todos tenemos nuestra vida personal, y cumplir con un horario estricto puede suponer una pesada carga en muchas ocasiones. Flexibilizar las horas de entrada y salida puede suponer un beneficio diario muy de agradecer y, de paso, reducir el absentismo laboral.

7. Acceso a formación. Una buena formación es importante. Supone un aumento de la productividad y un crecimiento a nivel personal. 

Redacción Tendencias

Comentarios