“El liberalismo no puede ser más el vagón de cola de la derecha”: Fernando Velasco

Luis Fernando Velasco, senador del partido Liberal y precandidato presidencial.
Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA.Luis Fernando Velasco, senador del partido Liberal y precandidato presidencial.
Contenido Exclusivo
En entrevista con El Nuevo Día, el senador liberal Luis Fernando Velasco dijo que le puede dar la batalla a Petro en la nominación presidencial del Pacto Histórico.
PUBLICIDAD

La carrera por la Presidencia de la República empezó muy temprano y el partido Liberal, contrario a otros partidos, no ha definido una estrategia para las elecciones de 2022. A su juicio, ¿cuál debe ser? 

 

Hoy, cuando ha habido expresiones de deseo de cambio en las calles, el partido tiene que preguntarse cuál es su papel. Yo soy de los que creo que el liberalismo no puede ser más el vagón de cola de la derecha de este país. Nos interesa competir en el Pacto Histórico, porque vemos ideas liberales, deseo de cambio y sinergia de muchos sectores populares.

Al igual que en la Revolución en Marcha que hizo el liberalismo, la base comienza a cargar una misma bandera. La gente no puede olvidar que ese movimiento tomó prestados muchos hombres y mujeres de la izquierda para inscribir sus postulados. Y hoy, cien años después, creo que es un momento interesante para reeditar ese periodo de la historia. 

 

O sea, ¿usted va a competir por la nominación presidencial en el Pacto Histórico? ¿Es una idea que apenas está moviendo o ya fue discutida en el seno de la Dirección Liberal? 

 

Hay que diferenciar claramente qué es el partido Liberal y el partido de los Gaviria. Veamos la realidad: el liberalismo, como filosofía, es una expresión permanente de cambio y de modernización de la sociedad. Mientras tanto, los sectores de la derecha buscan mantener el ‘status quo’. Cuando uno ve que quienes tienen la institucionalidad del partido le piden a quienes pensamos liberal que apoyemos las ideas conservadoras, como en 2018, pues hay un rompimiento. 

Por eso, sentimos que el señor expresidente Gaviria y su hijo Simón se quedaron en algo que no significa liberalismo. Hoy los avales los puede dar el señor Gaviria, pero nosotros interpretamos la filosofía liberal y estamos dando una pelea muy dura. Algo que no se puede perder en política es la utopía, el deseo de hacer cosas que transformen la sociedad y creemos que ese deseo se interpreta más al lado del Pacto Histórico que al lado de la derecha. 

 

Se ha dicho que el candidato del expresidente Gaviria es el exministro Alejandro Gaviria. ¿Qué opina de él? 

 

Para nadie es un secreto que es el candidato de los Gaviria. Es un tecnócrata neoliberal. Lo presentan como un candidato fresco, pero eso no le está funcionando porque la gente no es boba y sabe que, en realidad, es el candidato de una institucionalidad que quiere camuflarlo como independiente. Los liberales queremos estar donde están las ideas liberales y, evidentemente, en los últimos años, el señor Gaviria se dejó capturar por un establecimiento que quiere mantener al partido como un trompo quiñador para evitar que los sectores democráticos ganen.

 

¿Cuáles son las ideas liberales que ven interpretadas en esa coalición que lidera Gustavo Petro? 

 

Varias. En Colombia no podemos seguir teniendo un modelo económico en el que dos o tres sectores acumulen la riqueza de todo el país, tenemos que reconocer que el cambio climático es una realidad y construir una política pública de respeto por el medio ambiente; debemos plantear una reforma a fondo de la ley 100, que no nos salió bien, y comenzar a ver a los ciudadanos como pacientes y no como clientes, también debemos hacer la reforma agraria. 

 

No sé en qué escenario del Pacto Histórico alguien pueda ganarle a Petro en esa consulta. ¿Usted le apunta a ser vicepresidente? 

 

No. Yo le apunto a algo más importante. Este no es el momento de las vanidades. Lo que quiero es ayudar a que las ideas liberales por fin gobiernen. Ahora, si me pregunta de posibilidades electorales, por supuesto que no es fácil derrotar a un hombre como Gustavo Petro, pero si el liberalismo me entrega el aval, estoy seguro de que le doy la batalla porque tengo cosas que mostrar y en Colombia hay un sentimiento liberal en todos los rincones. 

Aspiro a tener la compañía de esos liberales para dar un debate fraterno, porque si bien tenemos cercanías, también hay diferencias en cosas que ha planteado Petro. Yo busco competir en el Pacto Histórico no para adherir a Petro sino para proponerle que juntemos ideas y esfuerzos y construyamos un proyecto común. Si logramos el aval del partido, competiré con todo el entusiasmo, no para quedar de segundo, sino para ganar. Pero si la gente en la calle me dice que el candidato es otro, me pongo donde me digan porque estoy de corazón y conciencia metido en el Pacto Histórico. 

 

Petro dice que hay sectores de centro y la Coalición de la Esperanza que esperan en una segunda vuelta contar con los votos de la derecha para ganar. ¿Cree que es así? 

 

Yo no puedo desconocer que en sectores de la Coalición de la Esperanza hay gente valiosa y que puede ayudar en este proceso. Pueden existir algunas personas que jueguen con un cálculo electoral para buscar sectores que no comulgan con el Pacto Histórico y ganar en una segunda vuelta, pero pregunto: ¿Para qué ganar si no vamos a transformar? Si uno tiene que perder el sueño de transformación por ganar unas elecciones, prefiero perder las elecciones y no renunciar al sueño.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

 

Redacción Política El Nuevo Día

Comentarios