Ferro radicó proyecto para que vacuna contra el covid-19 sea obligatoria

Ricardo Ferro.
Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA.Ricardo Ferro.
Contenido Exclusivo
El representante a la Cámara presentó una iniciativa para que todos los colombianos y extranjeros mayores de 16 años que residan en el país se apliquen la vacuna de manera obligatoria.
PUBLICIDAD

El representante Ricardo Ferro radicó un proyecto de ley para que la vacunación contra el Covid-19 sea obligatoria para todos los colombianos y se establezcan sanciones contra los ciudadanos que no se la apliquen. 

Según dijo el congresista, este es un tema de salud pública que involucra a todos los colombianos y, por lo tanto, consideró que “una persona que no se vacuna, es un asesino en potencia”, ya que puede contagiar a alguien que puede perder la vida.

Uno de los argumentos de Ferro es que mientras gran parte de los ciudadanos ya se encuentra en una etapa de refuerzo, hay otros que ni siquiera han empezado su esquema de vacunación y esto generaría diferentes riesgos en materia de salud pública, como un nuevo pico y confinamientos.

Destacó que el proyecto plantea incluso que se daría una especie de confinamiento para quien decida no aplicarse el medicamento, es decir que no podría concurrir en espacios públicos.

 

Colprensa / El Nuevo Día.

 

Además, recordó que una vacuna le cuesta al Gobierno cerca de $260.000 millones, mientras que cada día en la UCI de un paciente con covid-19 cuesta más de $8 millones, sin que eso implique que se le garantice que se le va a salvar la vida.

Ferro dijo que esto no sería discriminatorio ni coarta libertades, porque para eso se puede relacionar con las vacunas para menores de edad, que sin importar las condiciones, creencias o religión del paciente deben ser aplicadas. Finalmente el congresista uribista sostuvo que se va exceptuar a las personas que por disposiciones médicas no se les pueda aplicar la vacuna.

“Una persona que no se vacune, es un asesino en potencia”

 

Preguntas y respuestas

 

¿Por qué cree que es necesario pasar a una etapa de obligatoriedad en la aplicación de la vacuna?

 

Llevamos un año y medio en el que hemos padecido las consecuencias de la pandemia: muchas personas perdieron sus trabajos, nuestros hijos encerrados y sin poder ir a estudiar, miles de empresarios quebraron y una gran cantidad de dificultades más. Y ahora, por cuenta de irresponsables que no se quieren vacunar, podemos volver a vivir nuevos picos de pandemia y terminar confinados.

Se le dio la posibilidad a todos de que se vacunaran, pero infortunadamente muchos no quieren entender que este es un tema de salud pública para salvar su propia vida y la de los demás. No podemos seguir arriesgando la vida de todos los colombianos por unos irresponsables que no quieren que volvamos a la normalidad antes de la pandemia.

 

Quienes están en desacuerdo con esta posibilidad sostienen que se está limitando su libertad. ¿Qué les dice?

 

El interés general prima sobre el interés particular. Aquí lo que queremos es salvar vidas humanas. No se está limitando a ninguna persona. Lo que ha sucedido en el mundo es que las personas que nos hemos vacunado, nos hemos salvado de un contagio, mientras que los que no se han vacunado son los que se han venido muriendo. Hay que advertir que estas no son las primeras vacunas obligatorias en Colombia. Actualmente todos los niños deben cumplir con el Plan Obligatorio de Vacunación. Tenemos que entender que si no nos vacunamos, ponemos en riesgo nuestras vidas y las de los demás.

Frente a esta posibilidad, el ministro de Salud, Fernando Ruíz, dijo recientemente que no la contemplaban porque podría “desencadenar efectos negativos en el sentido de que la gente trate de evitar vacunarse y acudir a la trampa”. 

El Ministerio de Salud expidió una normativa para prohibir que las personas asistan a lugares públicos si no están vacunados. Ese es un primer paso que celebro y hago llamado a todos los colombianos para que nos vacunemos voluntariamente lo antes posible, pero creo que ante el escenario del que le he hablado, se está poniendo en riesgo la vida de las personas que no se han vacunado y los que ya necesitan un refuerzo. Es importante el acompañamiento del Gobierno nacional, de manera que podamos atravesar los cuatro debates que debe cursar este proyecto de ley en el Congreso lo antes posible.

 

Pero la obligatoriedad puede estimular la trampa, como dijo el Ministro...

 

Es necesario que se aumenten las sanciones en el evento de que se falsifiquen los carnet de vacunación, porque estamos frente a un escenario en el que una persona que no se vacune, es un asesino en potencia.

De aprobarse, ¿Cuáles son las sanciones a las que se podría exponer una persona renuente a vacunarse?

En el proyecto establecemos la obligación y facultades al Gobierno para que establezca los mecanismos para darle cumplimiento a la ley, tanto de sanción como de verificación de la vacunación. De manera que aquellas personas que no se quieran, el Gobierno pueda implementar unas sanciones para que lo hagan o, de lo contrario, que se queden guardados en sus casas.

 

¿Se podría interpretar que este es un empujón para que el Gobierno pueda alcanzar la meta que se trazó de vacunados?

 

No. Más que el cumplimiento de una meta, lo que se busca es que ninguna persona vaya a perder la vida por cuenta del coronavirus si existe la forma de evitarlo, como en efecto la tenemos. El proyecto hace obligatoria la vacuna para todos los colombianos y extranjeros residentes en el país mayores de 16 años.

 

¿Ya hay alguna experiencia en el mundo de la obligatoriedad de la vacuna?

 

El mundo va hacia la obligatoriedad de la vacuna. Desafortunadamente hay movimientos antivacuna que le han hecho mucho daño a la salud pública mundial a través de ‘fake news’ para intentar incidir en la decisión de las personas a la hora de vacunarse. Imagínese qué pasaría si estos mismos movimientos se generalizaran en todas las vacunas y ningún padre de familia quisiera vacunar a su hijo contra el sarampión o la rubéola, por ejemplo. Como ocurre con los niños, aquí necesitamos un plan obligatorio contra el covid-19.

 

Dato

 

Ricardo Ferro es autor de la Ley de Vacunas que garantiza la gratuidad de la vacuna contra el covid-19 sin importar el estrato socioeconómico y la ubicación geográfica de los colombianos.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

 

Redacción Política El Nuevo Día

Comentarios