Procuradora reiteró llamado a la JEP para que abra nuevos macrocasos

La procuradora General, Margarita Cabello, instaló en Ibagué el primer Congreso de Justicia Transicional.
Crédito: Hélmer Parra / EL NUEVO DÍA.La procuradora General, Margarita Cabello, instaló en Ibagué el primer Congreso de Justicia Transicional.
Contenido Exclusivo
Desde Ibagué, en la instalación del Primer Congreso de Justicia Transicional, Margarita Cabello insistió en la necesidad de que el tribunal de paz estudie cuatro crímenes graves que no están priorizados.
PUBLICIDAD

En la instalación del Primer Congreso de Justicia Transicional, que se llevará a cabo hasta hoy en Ibagué, la procuradora General de la Nación, Margarita Cabello, reiteró el pedido a la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) para que abra nuevos macrocasos relacionados con graves crímenes perpetradas por actores armados a lo largo del conflicto.

En agosto, el Ministerio Público concluyó, luego de realizar un estudio, que a fin de cumplir con la obligación de juzgar los crímenes internacionales documentados por la entidad sería necesario abrir macrocasos relacionados con la desaparición forzada, la violencia sexual y violencia basada en género, el desplazamiento forzado, y medios y métodos de guerra ilícitos.

“Luego de realizar un detallado análisis cuantitativo y cualitativo en el que identificamos la magnitud de la sistematicidad de las prácticas criminales relacionadas con estos temas. Sabemos que la JEP está analizando esa solicitud y sabemos que está muy atenta para resolver en pocos días cómo se tratarán esos hechos dentro de la jurisdicción”, dijo.

 

Hélmer Parra / EL NUEVO DÍA.

 

En lo que respecta a la violencia sexual y violencia basada en género, la Procuraduría identificó un universo de más de 2.000 víctimas en el que se enfatiza la instrumentalización del cuerpo de la mujer como una forma de ejercer autoridad y control por parte de los grupos armados, así como el impacto desproporcionado que estos hechos generan en niños, niñas y adolescentes y la población étnica y Lgtbi.

Al respecto, la Procuradora dijo sentirse preocupada porque los comparecientes han tenido un escaso aporte de verdad y existe una ausencia de reconocimiento de responsabilidad. “Nos preocupa la falta de verdad en este tema en específico, porque nos lleva a invisibilizar la violencia de género y sexual, que ha sido usada como arma de guerra”, comentó. 

Por otra parte, sobre la elección de Ibagué como sede este primer encuentro, Cabello dijo que “es prioritario trabajar en los territorios donde el conflicto afectó con mayor intensidad a las poblaciones, propender por la superación de la impunidad, fortalecer los mecanismos de acceso a la justicia eliminando barreras, y especialmente, procurando una justicia integral y transformadora”.

 

El Congreso y el papel de la Procuraduría

 

En su discurso de instalación, la jefe del Ministerio Público indicó que este Congreso tiene como finalidad aportar a la justicia transicional en cinco aspectos fundamentales: la garantía de los derechos de las víctimas; el reconocimiento de la verdad por parte de los excombatientes que se acogieron, así como de los agentes del Estado y los terceros responsables; la aplicación de una efectiva justicia, con criterios de reparación y restauración; la garantía de no repetición, y la incorporación del enfoque diferencial y de género.

Además, enfatizó en que más allá del mandato constitucional que le asiste a la Procuraduría, se requiere promover al máximo la participación procesal efectiva de las víctimas ante la JEP.

Resaltó que la Procuraduría ha “intervenido en más de 1.300 audiencias para hacer control sobre los aportes de verdad de los comparecientes, participado en más de mil actividades con víctimas en representación de aquellas indeterminadas, y radicamos más de 70 macroconceptos ante la Sala de Verdad”.

Para finalizar, Cabello aseveró que el compromiso de la Procuraduría es con las víctimas, de la mano con lo pactado en el Acuerdo de Paz y anunció que “el 17 de noviembre de 2021, suscribí la Directiva 024 del 2021 para establecer lineamientos con el fin de garantizar el cuidado, protección y preservación de cementerios y lugares en donde podrían encontrarse cuerpos de posibles víctimas de desaparición forzada en el marco y con ocasión del conflicto armado”.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

 

Redacción El Nuevo Día

Comentarios