“‘Fico’ se alió con los responsables de la debacle de la corrupción”

Crédito: Jorge Cuéllar / El Nuevo Día Rodolfo Hernández, candidato presidencial del movimiento Liga de Gobernantes Anticorrupción.
Contenido Exclusivo
En diálogo con El Nuevo Día, el candidato presidencial Rodolfo Hernández ratificó que no hará alianzas para la primera vuelta, comentó cuál sería el estilo de su gobierno, criticó especialmente a Federico Gutiérrez y afirmó que le gustaría tener a Fajardo de ministro.
PUBLICIDAD

Hace unas semanas afirmó que usted iba a definir al próximo presidente, con lo cual, infiero yo, quiso decir que su apoyo iba a inclinar la balanza en una segunda vuelta. Ahora que se acercó a Federico Gutiérrez en las encuestas, ¿tiene otra percepción?

Es que curiosamente me quedó una moneda con la que gano por ambas caras. En una, que es la que creo que se va a dar, gano en primera vuelta, porque hay votos vergonzantes, ocultos y útiles que solamente aparecen cuando la gente va a votar, faltando un minuto. Esos no están en las encuestas. Van a tener una sorpresa. Y en la otra cara, supongamos en un caso remoto que no paso a la segunda vuelta, yo decido quién gana.

¿Es cierto que hubo un segundo intento de alianza con Sergio Fajardo?

La verdad es que a mí, que tengo una experiencia política de 44 meses, me llaman todos porque el 20 % que tengo hoy (en la encuestas) representan 4.4 millones de votos, pero eso no me alcanza. 

Tengo que sacar de 5 a 6 millones. Toca arrimar más votos para llegar al 25 o 26 %. Estamos en franco crecimiento. Y ‘Fico’, con semejante gavilla de politiqueros de Uribe, Gaviria, Pastrana, Char y Dilian Francisca Toro, que son los responsables de toda esta debacle de corrupción, se alió con ellos con el fin de sumar votos y engañar a los colombianos.

Gutiérrez le ha dicho que usted habla mucho de anticorrupción, pero usted es el único de los candidatos con un proceso penal por corrupción…

Tenía 200 procesos que me pusieron para sacarme de la contienda, de los cuales me queda uno, que es el que dice ‘Fico’, un mentiroso redomado. Me dicen que cometí el delito de interés indebido de contrato a favor de terceros porque me interesé en adjudicar un contrato de $330 millones para que un ingeniero químico se quedara con $30 millones por diseñar la conversión de la basura en energía. 

Como no hice eso, van cinco años y medio en los que el fiscal solicita aplazar las audiencias nuevamente porque no tiene pruebas. Así son los bandidos politiqueros socios de ‘Fico’. 

¿Con quién sí o quién no haría alianzas?

No hago alianzas porque no estoy facultado para eso. Yo me inscribí en la Registraduría para recoger firmas como independiente. Si busco aliados, desvirtuo lo que la gente firmó y mi compromiso. Eso hizo ‘Fico’, un mentiroso. Están angustiados de perder el poder porque van a quedar en evidencia todas las pilatunas que hicieron sobre los más pobres colombianos. 

Son 22 millones en la pobreza que no votan. Al no hacerlo, le dan la razón a los que los robaron y todo sigue igual. Pero ahora tienen el ‘papayazo’ de corregir.

Usted dice que es un próspero constructor por ser buen administrador. ¿Qué elementos del sector privado replicaría en la administración pública para que sea igual de boyante? 

Colombia es una empresa con 50 millones de accionistas que nunca ven un peso de dividendos porque casi todos los administradores, gobernadores, alcaldes, presidentes, diputados, concejales, senadores y representantes son ladrones o cómplices de ladrones. Eso ya se vulgarizó. En las empresas, si tienen una persona ladrona o un politiquero redomado, no duran ocho días. La receta es no robar.

Esta semana anunció un paquete de decretos para reducir la grasa burocrática en el Congreso y entidades del Estado. ¿Eso significa que gobernará a punta de decreto?

No. Es que el presidente no puede renunciar a las facultades que le da la Constitución. 

Eso es simplemente un ajuste a la nómina del Gobierno, que vale $200 billones al año mientras recogen en impuestos 170. Es decir, toca salir al banco por $30 billones para terminar de pagar la nómina de funcionarios públicos con sueldos de $38 millones mientras los pobres están muriéndose de hambre. 

Yo voy a eliminar todo eso. Yo les pregunto a los colombianos, ¿sacar a los funcionarios es masacre laboral? ¿Vamos a defender 22 millones de pobres o vamos a sacar a los funcionarios que no trabajan? Todos los colombianos necesitan eficiencia y eficacia en la administración pública. Funcionario que no agregue valor de servicio al ciudadano, se va para afuera.

Usted gobernó en Bucaramanga con mayorías en la oposición. Para el caso del nuevo Congreso, que es diferente al saliente, ¿cómo espera que sea la relación?

El 70 % son los mismos. ¿Qué pasará si volvemos a votar por los mismos? 

Ellos son la junta directiva de Colombia y tienen la función de instruir al gerente para que ejecute una línea. Lo que pasa es que al presidente lo eligen los mismos ladrones. Entonces, si como parlamentario le puse 500.000 votos al presidente, le pido cuota, es decir, plata. Con los parlamentarios voy a hacer lo que hice con los concejales de Bucaramanga: mandé a hacer unas fotos para exponerlos al público y aprobaron todo gratis. No les di ni cinco.

Sus críticos sostienen que para ser jefe de Estado no toca ser intempestivo y saber tomar decisiones con cabeza fría, características que, según ellos, usted no tiene. ¿Qué les responde?

Esos son los mismos políticos que robaron a Colombia y todos tienen cabeza fría. ¿Qué nos han dejado? ¿Cuál es el legado? El legado son 175.000 millones de dólares de deuda, 500 billones de deuda interna, 300 billones de vigencias futuras y una burocracia que no somos capaces de pagar. En Bucaramanga me dejaron un cochinal cuando llegué y salí dejando cero deuda. Cuando nadie roba, la plata alcanza. El que llega comprando votos, llega a robar. Yo no me voy a dejar ‘mamar gallo’ de ellos. Los expongo ante la ciudadanía con fotos.

 

El escritor tolimense William Ospina sería su ministro de Cultura. ¿A qué otros miembros de su gabinete escogió y con qué criterio lo ha hecho?

Los otros compañeros de candidatura presidencial están diciendo que yo no tengo gente que represente la parte ejecutiva en los ministerios, por eso no estoy preocupado por amigos ni negociantes ni paisanos, sino por gente que le sirva realmente a Colombia. 

Por ejemplo, William Ospina, un escritor de talla internacional y un hombre trabajador que vive de la intelectualidad y su prosa, será mi ministro de Cultura, cartera que voy a fusionar con la de Medio Ambiente. El santandereano Félix Jaimes Lasprilla será el ministro de Transporte y Julio César Ortiz Gutiérrez será el ministro de Justicia y del Derecho, que estamos pensando en fusionarlo con el Ministerio del Interior.

¿A Fajardo le gustaría tenerlo como ministro?

Si él quiere, sería magnífico que nos acompañara. Yo considero que es una persona buena y con el sello de honradez, como todas las personas que he mencionado. Como profesor, sería ideal como titular del Ministerio de Educación. 

Además de combatir la corrupción, ¿cuáles son sus propuestas más representativas?

Le parece poquito hacer lo que nadie es capaz de hacer, porque el presidente es rehén de todos esos que lo ponen y han robado. Lo primero es recoger todas las chequeras. Ese es el golpe frontal contra la corrupción.

Usted dice que la mejor reforma tributaria es no robar y ajustarse el cinturón, pero la reforma en sí no es mala, salvo que sea regresiva y no progresiva. 

A la gente apenas le hablan de reforma tributaria lo que entiende es que le van a subir los impuestos, entregarle la plata a unos políticos ladrones. En 30 años han metido 19 reformas. Eso es para tapar el hueco. Vamos a recoger la chequera y generar caja, no para regalar plata, sino para que seamos capaces de producir lo que nos comemos y no tengamos que importar 20 millones de toneladas de comida al año. 

El mejor programa social es que la gente tenga trabajo. La única manera de tener un país rico es acabar con la pobreza. No acabar con los ricos, como va a hacer Petro.

¿Qué haría por el Tolima?

Como los alcaldes de Ibagué y Medellín, usted también fue suspendido por la Procuraduría por presunta participación en política. ¿Cree que esa entidad, como dicen muchos por estos días, está obrando con criterio político y promovería una reforma?

A mí me sacó cinco veces el vergajo de Fernando Carrillo porque los políticos le dijeron que no los dejaba trabajar. Hay que liquidar la Procuraduría, pero para hacerlo hay que reformar la Constitución. Entonces, para no meterme en eso, dejó cinco ‘pingos’ en la Procuraduría con un escritorio y al resto los paso para la justicia, pero poniéndoles trabajo. Nada como está hoy, que llegan los jueces a las 11 de la mañana y se van a la 1 de la tarde, porque no los controla nadie y todos son cuotas políticas. Aclaro que no todos los políticos son ladrones y atracadores, pero casi. 

¿Cómo prosperaría el Tolima en su mandato?

Vendré aquí para hacer una reunión en el estadio Manuel Murillo Toro para que ustedes me digan tres cosas colectivas, tres proyectos que quieran hacer: uno tiene que ser obligatoriamente sobre saneamiento básico, porque la gente no puede seguir consumiendo agua con heces fecales, y dos tienen que ser definidos por la ciudadanía. Tendremos que mirar costo-beneficio, no caprichos. 

A usted le dicen que tiene un tinte de uribista. ¿Qué tan cerca está del expresidente Uribe?

Dicen que soy Trump, que soy uribista, que soy petrista, que soy duquista. Dicen de todo. Lo que no dicen es cómo administré, que saqué a los ladrones que tenían de concejales y que no me robé un peso y hasta el sueldo lo entregué.

¿Qué mensaje final le da a la ciudadanía del Tolima?

Ustedes pueden entregarle la chequera a Petro, que nunca ha trabajado y está con Armando Benedetti, Roy Barreras, Piedad Córdoba y otros más. Pueden entregársela a ‘Fico’ Gutiérrez, que nunca ha trabajado y está con un gavilla de politiqueros que arruinaron a Colombia como César Gaviria. Pueden entregársela al doctor Fajardo, que es un hombre bienintencionado, pero tampoco tiene experiencia en producir plata. O pueden votar por Rodolfo Hernández que ha trabajado 52 años al sol y al agua. Miren a ver qué hacen.

 

El Nuevo Día

Comentarios