El próximo Presidente estará entre Gustavo Petro y Rodolfo Hernández

Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA
El líder de la izquierda, Gustavo Petro, y el independiente, Rodolfo Hernández, se medirán en una segunda vuelta para disputarse la Presidencia de la República, luego de que ninguno de los candidatos hubiera logrado superar el 50% de la votación de ayer.
PUBLICIDAD

La segunda vuelta presidencial que se desarrollará el próximo 19 de junio, tendrá en contienda al líder de la izquierda política del país, Gustavo Petro  Urrego, y al aspirante independiente, Rodolfo Hernández Suárez, como los aspirantes a suceder a Iván Duque en la Casa de Nariño.

Las maquinarias políticas, representadas por el aspirante antioqueño, Federico Gutiérrez, de la coalición Equipo por Colombia, que reunía a los partidos tradicionales del país, fue la gran derrotada de la contienda electoral al ocupar el tercer lugar, con 5.056.893.

 

Cambio en segunda

Con 8.524.964 de votos, el líder del Pacto Histórico, coalición de los partidos de izquierda, obtuvo la mayor votación de la jornada electoral de ayer, sin embargo, dicha votación no le alcanzó para lograr su objetivo de ganar en primera vuelta.

Según el preconteo, Petro Urrrego solo alcanzó el 40,32% de la votación, cuando necesitaba más del 50% para ser elegido Presidente de la República en la primera vuelta presidencial.

“Petro obtuvo una votación muy importante, pero no contundente, como se proponía de ganar en primera vuelta arrasando en todo el país. Él esperaba ganar  en primera vuelta con más del 50%, pero solo llegó al 40%. Al parecer llegó a su techo electoral, muy parecido a su votación de hace cuatro años en segunda vuelta y lo más grave para él, es que tendrá al frente al candidato que menos le convenía: Rodolfo Hernández”, acotó el doctor en ciencias políticas, Gerardo Martínez.

 

Fenómeno rodolfista

Aunque no obtuvo la mayor votación de la primera vuelta, la gran sorpresa de la jornada electoral la dio el santandereano, Rodolfo Hernández que a pesar de no hacer alianzas políticas con otros candidatos, no haberse medido en las consultas interpartidistas, ni haber llevado listas al Senado de la República en las pasadas elecciones legislativas, logró alcanzar la segunda votación más alta de los comicios de ayer con 5.952.840 votos, 900 mil votos por encima del aspirante de las maquinarias, Federico Gutiérrez.

“Un fenómeno del que ya teníamos conocimiento en el ámbito local y que ahora se volvió un fenómeno nacional impresionante de una reacción popular frente a todo lo que nos aqueja y él logró que la gente identificara que él era la esperanza frente a todo eso y la gente votó en contra de la corrupción y contra la politiquería que es lo que tiene cansado al pueblo colombiano”, agregó Gerardo Martínez.

Para la investigadora del Instituto de Estudios Políticos de la Unab, Nadia Pérez, Rodolfo Hernández a través de su discurso anticorrupción logró cautivar el voto indeciso, que es clave en este tipo de elecciones.

“En las elecciones de marzo, no se midió ni en consultas ni en Senado al fenómeno Rodolfo Hernández. Ese voto que no es el duro, (que es el que vota en las consultas), ese voto que era indeciso, ese voto de descontento. Rodolfo logró cautivar esos votos que estaban indecisos y que no estaban cuantificados en las consultas interpartidistas de marzo”, señaló la politóloga, Nadia Pérez.

Según el preconteo, 58.875 ciudadanos votaron en blanco, lo que representó el 2,07% del total de la votación.

 

Fallaron las maquinarias

La otra de las sorpresas de las jornada electoral corrió por cuenta de la inesperada derrota de las maquinarias políticas del país que no lograron pasar a la segunda vuelta presidencial con su candidato, Federico Gutiérrez,  quién encabezaba la coalición de Equipo por Colombia, alianza entre los partidos tradicionales del país.

Al cierre de los comicios presidenciales Federico Gutiérrez obtuvo 5.058.000 de votos, 900 mil menos que Rodolfo Hernández y quedó por fuera de la carrera por la Presidencia de la República.

“Las grandes derrotadas de esta jornada son las maquinarias que funcionan muy bien en el legislativo y se mueven muy bien en las presidenciales pero que acá fueron derrotadas por un discurso directo y que mueve emociones como el de Rodolfo Hernández. Ahora las maquinarias buscarán no quedarse sin gobernabilidad, por eso buscarán aterrizar en la candidatura con mayor opción de ganar, pero ahora les tocará llegar arrodillados”, consideró Gerardo Martínez.


 

Ganadores y perdedores en el Tolima

El mensaje de los tolimenses en las urnas fue categórico: cambio. La fatiga y el hastío de los ciudadanos se expresó en las urnas con un apoyo mayoritario a Rodolfo Hernández, con 242.949 votos, seguido de Gustavo Petro, con 191.000. Ambos representan, con matices y estilos diferentes, una versión de cambio que el electorado decidió apoyar.

En el Tolima, al igual que buena parte de Colombia, el ‘uribismo’ había contado con el apoyo sucesivo e incondicional de las mayorías ciudadanas en los últimos certámenes electorales,  bajo los postulados de seguridad y autoridad, pero ese proyecto político, ganador en 2018 con el presidente Iván Duque, se desgastó. 

Con los resultados de ayer, el tablero político en el departamento se reconfiguró: en 39 de los 47 municipios se impuso Hernández, mientras que Petro ganó en seis poblaciones (Ibagué, Líbano, Lérida, Armero - Guayabal, Coyaima y Natagaima) y Federico Gutiérrez obtuvo la victoria en tan solo dos localidades (Valle de San Juan y Villarrica).

En la capital del Tolima, donde el grupo político del alcalde Andrés Fabián Hurtado impulsó expresa y tácitamente la candidatura de Gutiérrez, 96.574 votaron por Petro, 88.368 apoyaron a Hernández, 69.266 respaldaron a Gutiérrez y 11.329 se fueron con Fajardo.

 

¿Dejaron solo a Gutiérrez?

En un tercer lugar en el Tolima, con 144.982 votos, quedó relegado Gutiérrez, el candidato que aglutinó en el departamento a la mayoría de la clase política tradicional e hizo recordar el fracaso electoral de Germán Vargas Lleras en 2018, cuando su aspiración se derrumbó de forma estruendosa a pesar de contar, en apariencia, con los grupos políticos dominantes.

Los promotores de la candidatura de Gutiérrez en Tolima apuntaban a que obtendría entre 200 y 250 mil votos, pero la meta estuvo lejos de cumplirse pese a que tenía el respaldo de líderes políticos y congresistas -en ejercicio y electos-, como Óscar Barreto, José Élver Hernández, Ricardo Ferro, Jaime Yepes, Carlos Edward Osorio, Aquileo Medina, Mauricio Pinto y Gentil Gómez, entre otros.

Ahora que Gutiérrez anunció su apoyo a Hernández está por verse si el grupo de dirigentes tolimenses lo seguirán. En algunos casos la duda está sembrada: Barreto dejó ver recientemente su simpatía por algunas propuestas de Petro y Yepes, aunque reafirmó su apoyo a Gutiérrez, nunca desmintió un acercamiento con un delegado del Pacto Histórico. En cambio, se da como un hecho que los militantes del Centro Democrático lo apoyen por su animadversión por Petro. 

 

Aliados de los ganadores

En el Tolima, Petro reúne a un cúmulo de sectores alternativos y tiene entre sus principales aliados a los hermanos Guillermo y Mauricio Jaramillo. El primero ha sido su socio político desde hace varios años e incluso fue su secretario en la Alcaldía de Bogotá. El segundo está al mando del partido Liberal en el Tolima y desde hace varios años, en contravía de la dirección nacional, él y su estructura están con Petro. De ganar el candidato del Pacto Histórico, los Jaramillo encararían las elecciones regionales de 2023 con más vigor. 

En esa aspiración también están líderes como las representantes electas Olga Beatriz González y Martha Alfonso, los diputados Marco Emilio Hincapié y Renzo García, el concejal Rubén Darío Correa y el excongresista Emilio Martínez. 

Por otro lado, el ingeniero Hernández no tiene socios políticos locales con algún tipo de figuración. En su reciente visita a Ibagué insistió en que no hace alianzas con nadie, salvo con la ciudadanía, porque debe respetar el compromiso de ser independiente.

 

Compromisos con el Tolima

En sus giras de campaña al departamento (una en octubre de 2021 y otra en abril de 2022), Petro no se refirió a proyectos regionales concretos, sino que comentó, a grandes rasgos, los beneficios de su propuesta y los beneficios territoriales en aspectos medulares de su programa como el agro, la paz y el medio ambiente.

Por su parte, en su visita de hace dos semanas a Ibagué, Hernández tampoco se refirió a iniciativas puntuales sino que insistió en la lucha contra la corrupción y explicó que, a la hora de definir sus proyectos para el Tolima, convocará un encuentro masivo con la gente.

“Vendré aquí para hacer una reunión en el estadio Manuel Murillo Toro para que ustedes me digan tres cosas colectivas que quieran hacer: uno tiene que ser obligatoriamente sobre saneamiento básico y dos tienen que ser definidos por la ciudadanía”, dijo.

 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.
¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!
https://digital.elnuevodia.com.co/library
También lo puede adquirir en físico.

OSCAR IVÁN REY

Comentarios