Las dos mujeres que buscan la Vicepresidencia

Crédito: Colprensa - El Nuevo Día
Estos son los perfiles de Marelen Castillo y Francia Márquez, las dos mujeres que se disputan la Vicepresidencia de la República para el periodo 2022 - 2026.
PUBLICIDAD

Las fórmulas vicepresidenciales de esta contienda electoral se caracterizaron por ser figuras no tan reconocidas en lo público, pero que de una u otra forma complementaban a sus candidatos. Además, los aspirantes optaron por personas provenientes de las regiones y que les dieran a la campaña visos de inclusión y equidad.

Al término de la segunda vuelta, una de estas dos mujeres afrocolombianas: Marelen Castillo, de la Liga de Gobernantes Anticorrupción y Francia Márquez, del Pacto Histórico, reemplazará a Marta Lucía Ramírez en la Vicepresidencia de la República. Estos son los perfiles de las candidatas.

Francia Márquez

Es abogada, nacida en Suárez, Cauca. Desde muy joven incursionó en la lucha de la defensa ambiental y social de su comunidad, vinculándose al proceso comunitario que se opuso al represamiento del río Ovejas, el corte del territorio ancestral del Corregimiento La Toma en Suárez, Cauca, y su desviación a la represa Salvajina. 

Posteriormente, se convirtió en representante legal del Consejo Comunitario Afrodescendiente del Corregimiento La Toma, por tres años.

Después de ser candidata a la Cámara de Comunidades Afrodescendientes siguió su formación política y defensa territorial. Carrera política que le ha traído continuas amenazas y un atentado por parte de grupos armados.

Márquez es reconocida por su lucha contra el cambio climático. En el discurso del Premio ambiental Goldman, un reconocimiento mundial por el trabajo comunitario de líderes ambientales, invitó a la humanidad a emprender acciones colectivas para frenar el Cambio Climático.

Participó en la consulta interpartidista del pasado 13 de marzo, obteniendo más de 700 mil votos.

¿Sumó o restó?

Mucho se pensó en el Pacto Histórico quién sería el ‘vice’ o la ‘vice’ que acompañaría a Gustavo Petro en su recta por la Presidencia.

Antes del 13 de marzo, día de las consultas interpartidistas, “no se le apostaba directamente a nombrar como fórmula a la segunda mayor votación de la consulta”, explica la consultora política Nury Gómez.

Mientras integrantes del Pacto pedían el cargo para un militante del Partido Liberal, fuerza con la que se encontraban en conversaciones, otros lo exigían para la avalada por el Polo.

Escoger a Francia Márquez, continúa Gómez, “fue resultado de una estrategia para movilizar ese casi 30 % del país que no se siente identificado. Márquez ha logrado movilizar esa Colombia negra dolida, que nunca se ha visto representada en una elección”.

En suma, ha jalado la intención de voto de “un amplio porcentaje de mujeres, en su mayoría organizaciones feministas, y logró colonizar gran parte de los votos de centro no partidarios con Petro”, asegura la directora de investigación de la consultora Del Otro Lado, Bibiana Clavijo, quien ve a Francia como “una gran sorpresa en términos electorales”.

No obstante, dice que el exalcalde de Bogotá pudo haber perdido votos de la centro derecha, dado que su fórmula es más radical y ha cuestionado algunas de sus movidas. Un ejemplo de ello se dio cuando Márquez declaró que el expresidente César Gaviria era “más de lo mismo”, socavando las negociaciones con el liberalismo.

En duda, dicen los analistas, quedaría si, ante un eventual gobierno del Pacto, Petro y Márquez logren entenderse: “Recordemos lo que pasó con Angela María Robledo, fórmula de 2018, terminaron ‘de los pelos’ y ella perdió su investidura”, apunta Clavijo.

“Seguro habría rifirrafes”, acotó Londoño.

Marelen castillo

La caleña Marelen Castillo es licenciada en Biología y Química, de la Universidad Santiago de Cali, además, es ingeniera industrial de la Universidad Autónoma de Occidente y tiene maestría en Administración y Gestión de Empresas.

Cuenta con doctorado en educación con énfasis en liderazgo organizacional de Nova Southeastern University, Estados Unidos. La educadora e investigadora fue directora de iniciativas estratégicas y vicerrectora general académica de la Uniminuto.

Además, Castillo Torres fue rectora de la Uniminuto virtual y a distancia, y se desempeñó previamente como contratista del Ministerio de Educación, por lo cual, Hernández se enfocó en tener una coequipera que fuera fuerte en materia de educación.

Esta es la primera ocasión que Castillo incursiona en la política y está a punto de convertirse en la próxima Vicepresidente de la República para el periodo 2022 - 2026.

Según la propia Marelen Castillo, antes de esta contienda electoral no conocía a Rodolfo Hernández, sin embargo, afirma, que han hecho una dupla perfecta.

¿Sumó o restó?

Como es conocido, al candidato de la Liga de Gobernantes Anticorrupción, Rodolfo Hernández, varias personas le rechazaron su propuesta de ser fórmula vicepresidencial, situación que tuvo efectos en su compañera Marelen Castillo.

“La salida en falso que tuvo cuando intentó seleccionar a la periodista Paola Ochoa como su fórmula vicepresidencial de una u otra manera desacreditó mucho la llegada de quien fuera a ser finalmente”, sostiene el consultor político Miguel Jaramillo.

Adicionalmente, dice que Castillo tuvo poco reconocimiento en lo público. Por eso, es poco lo que puede arrastrar en votos.

“Seguro la periodista Ochoa pudo ser mejor opción por su margen de reconocimiento al formar parte de los medios”, dice la consultora Bibiana Clavijo, pero a su vez resalta las cualidades académicas de Castillo y que también genera representación de género.

“Es una mujer que le generó credibilidad a la candidatura de Rodolfo en el sentido en que es una académica, conoce al país, las problemáticas de los jóvenes y de la educación”, expone el politólogo Alejandro Echeverry.

Así lo cree el experto Santiago Londoño: “Ella es doctora en educación, por lo que le da un aire a la campaña un poco más decente y formal”.

Sin embargo, advierte que el presidenciable Hernández no le ha otorgado mucha relevancia a la figura de la Vicepresidencia.

En ese sentido, “Castillo no le sumó ni le restó al candidato. Contrario a los demás candidatos que se tomaron su tiempo en buscar a alguien que les representara y sumara, la campaña de Rodolfo fue literalmente él”.

 

El Nuevo Día

Comentarios