Expectativa por rol de Guillermo Alfonso Jaramillo en gobierno Petro

suministradas / EL NUEVO DÍA
Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
En el entorno cercano del exalcalde de Ibagué están a la expectativa de que el presidente electo Gustavo Petro lo elija, como representación política y social del Tolima, para ocupar un cargo en el alto Gobierno.
PUBLICIDAD

De una u otra manera, expresa o implícitamente, incluso cuando la ley se lo ha impedido, el exalcalde Guillermo Alfonso Jaramillo ha defendido hace varios años las causas de Gustavo Petro y decidió aportar desde su quehacer político a la construcción de un propósito colectivo que se cumplió el 19 de junio pasado: que ganara la Presidencia de la República.

Su relación es de vieja data. Por ejemplo, para no ir muy lejos, cuando Petro se inscribió por primera vez como candidato presidencial en febrero de 2010, Jaramillo y Jorge Guevara fueron los únicos senadores del Polo Democrático -de los diez que tenía en esa época-, que lo acompañaron ante la Registraduría Nacional.

En 2014, siendo conocido como uno de sus principales escuderos en la Alcaldía de Bogotá, renunció a su cargo en el Distrito para liderar la campaña del ‘No’ en la revocatoria que se promovía en contra de Petro. “Es el último guerrero que puede cambiar el país y desafía al establecimiento para darle derechos a los pobres”, le dijo a El Espectador en su momento.

Contrariando la norma que lo obligaba a guardar neutralidad como alcalde de Ibagué, en las elecciones de 2018 se atrevió a declararse abiertamente ‘petrista’. Y en noviembre de 2019, cuando algunos alcaldes señalaron a Petro de incendiario por supuestamente agitar el Paro Nacional, salió en su defensa en un encuentro de mandatarios en la Casa de Nariño.

Suministrada / El Nuevo Día

Por su lealtad, experiencia administrativa y peso político, en el entorno cercano de Jaramillo están a la expectativa de que Petro lo elija, como representación del Tolima, para ocupar un cargo en el alto Gobierno. En medios nacionales ha sido mencionado dentro de la baraja de personas que podrían llegar al Ministerio de Salud, pero, por lo pronto, integra la comisión de empalme en ese sector.

“No solamente existe la inmensa posibilidad sino la plena expectativa, no solo desde el sector político sino del Tolima, de que haga parte del Gobierno, pero apenas se está aclarando el tema del empalme. Es el presidente Petro, quien en su responsabilidad y conocimiento, tomará una decisión”, dijo una persona cercana al exalcalde. 

Inspirado en su vida y obra, se dice que Jaramillo siempre ha querido equiparar a su difunto padre, Alfonso Jaramillo Salazar, un dirigente liberal que entre muchos cargos públicos se desempeñó como congresista, gobernador del Tolima y ministro de Salud. Así pues, esta sería la oportunidad que tendría de ocupar un lugar en el gabinete. 

“El plan es que Tolima esté bien representado en el Gobierno nacional, no de Guillermo Alfonso como persona, sino como expresión política del departamento. ¿Cuál será la decisión de Petro? Eso nadie lo puede afirmar rotundamente”, indicó la fuente, quien además descartó que Jaramillo esté pensando en aspirar a la Gobernación en 2023.

“Lo de las próximas elecciones en el Tolima son especulaciones, porque uno no toma decisiones en función de remotas posibilidades. No sabemos cómo va a estar el espacio político dentro de un año y medio. La expectativa, repito, está en que haya un cargo del nivel nacional en cabeza de un tolimense como Guillermo Alfonso”, señaló. 

El Nuevo Día

Como sea, hace pocos meses, cuando El Nuevo Día le preguntó si aspiraba a llegar al gabinete, afirmó que no estaba acompañando a Petro por un puesto sino por cambiar el país. No obstante, señaló que estará donde el presidente lo ponga y remató: “en un banquete al que llegan muchos comensales, los que terminan comiendo en la cocina son los más cercanos”.

 

¿No se podría posesionar por edad?

En los últimos días se ha comentado que Jaramillo no se podría posesionar en un cargo en el Gobierno nacional debido a que la ley 1821 de 2016 establece que el retiro forzoso de las personas que desempeñen funciones públicas será de 70 años y el exalcalde tiene 72.

Sin embargo, Guillermo Botero se posesionó en 2018 como ministro de Defensa de Iván Duque cuando tenía 70 años y cuatro meses. Y aunque la Red de Veeduría Ciudadanas de Colombia (RedVer) advirtió que Botero no podría permanecer en el cargo por desatender la norma, él siguió ocupando su puesto hasta noviembre de 2019 al renunciar en medio de una lluvia de críticas por un bombardeo en Caquetá en el que perdieron la vida varios menores de edad.

En febrero de 2021, Botero fue nombrado embajador extraordinario y plenipotenciario de Colombia en Chile. 

Mauricio Jaramillo, hermano de Guillermo y jefe del partido Liberal en el Tolima, integra la comisión de empalme en el sector de vivienda, ciudad y territorio. 

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library 

 

REDACCIÓN POLÍTICA

Comentarios