María Fernanda Cabal dice que será presidente: vea acá sus razones

Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍAMaría Fernanda Cabal, senadora del Centro Democrático.
La senadora dice que no ha renunciado a su objetivo de llegar a la Casa de Nariño. Liderazgo en la oposición será determinante para decantar su futuro político.
PUBLICIDAD

La senadora del Centro Democrático, María Fernanda Cabal, ya está mirando hacia las elecciones de 2026 y dice que quiere ser la primera mujer presidenta de Colombia.

El camino para esa contienda es largo y la legisladora se muestra convencida de que los cuatro años del gobierno de Gustavo Petro le servirán de plataforma para llegar a la Casa de Nariño.

Cabal viene de ser la segunda senadora más votada de su partido en las elecciones a Congreso de marzo, en las que sacó 196.865 sufragios, detrás de Miguel Uribe Turbay que ganó la delantera en la colectividad con 223.167.

Los números de la senadora la ponen también en el puesto de una de las congresistas con más apoyo en las urnas en todo el país, una base con la que llegó al legislativo 2022-2026 con la bandera de liderar la oposición a Gustavo Petro.

Ya las elecciones de este 2022 mostraron que fue el líder de la oposición quien terminó quedándose con la Presidencia y en el aire queda la pregunta de si esa historia se repetirá en 2026. Esto es lo que dice María Fernanda Cabal.

Usted quiere ser la primera mujer presidenta de Colombia...

“No renuncio a mis aspiraciones que se dieron en un momento de crisis, de caos, cuando la toma guerrillera se disfrazó de paro nacional también promovida desde el Congreso por unos irresponsables a los que la justicia no es capaz de abrirles una investigación. En ese momento la voz del público puso mi nombre a consideración y es por eso que no renuncio a esa aspiración”.

Lanza esta idea de llegar a la Presidencia a cuatro años de que estemos en elecciones. ¿Qué tiene que pasar en este lapso para que esta vez usted sí sea la candidata de la derecha?

“Van a pasar muchas cosas. Sabiendo como gobierna de mal la izquierda, es lógico que van a dar mucho de qué hablar. Hemos visto como el mismo Gustavo Petro desatiende reuniones que son extremadamente serias como la transmisión del mando o la cita con los alcaldes. Y ya vimos los nombramientos de personas absolutamente incompetentes que lo único que tienen es un neofascismo extremo con el que el mundo solo ha encontrado destrucción.

Dará mucho de qué hablar, la izquierda es extremadamente incompetente. Adicionalmente, nosotros tenemos que terminar siendo una oposición que construya una luz de esperanza en los ciudadanos que están atemorizados hoy”.

Petro llega a la Presidencia después de haber sido la cabeza de la oposición y usted es una de las cabezas de la oposición. ¿Cómo está la puja entre usted, Miguel Uribe, Paola Holguín y Paloma Valencia para ver quién es el líder real de la bancada del Congreso?

“Esto no es de disputa, sino de trabajar en equipo. Cada una tiene sus fortalezas y conocimiento y eso lo vamos a demostrar en el debate de la tributaria. No nos interesan protagonismos uninominales, sino que seamos trabajo en equipo”.

(Le puede interesar: Estos son los congresistas que no están dispuestos a bajarse el sueldo).

Están haciendo oposición a Petro, pero la votación a contralor mostró que el presidente tuvo una maquinaria aplastante para poner a su contralor...

“No lo veo así. El candidato de Gustavo Petro no era él. Aquí lo extraño es que después desde la misma Contraloría se organiza esa comisión para cruzar unas variables y empezar a sacar gente, que eso a mí me pareció completamente amañado e inconveniente. Tuvimos en cuenta la trayectoria de Carlos Hernán Rodríguez y por eso lo apoyamos, no porque fuera el de Petro. Si hubiéramos encontrado un perfil mejor, habríamos votado por otro así perdiéramos”.

¿Qué responde a la carta de Ernesto Macías?

Él ya no es senador”.

Pero es militante...

“Sí, ¿pero y? ¿Él no gozó cuatro años del gobierno de Duque? ¿No contribuyeron a la destrucción del partido? Un gobierno que gobernó a espaldas del partido que lo llevó al poder. Los números son claros y perder un millón de votantes en las elecciones al Congreso demuestra que lo que se hizo no estuvo bien con el partido”.

Usted ha sido una crítica de Duque, ¿si se lanza a la Presidencia no le cobrarían a usted la gestión de él en la Casa de Nariño, ya que son del mismo partido?

“Ya sería muy tarde. Los errores en la gestión los están cobrando desde ahora. No voy a desconocer su gestión económica, pero se podría haber hecho mucho más de lo que se hizo y no se hizo. Mi postura ha sido evidente, incluso, desde el primer momento del gobierno Duque”.

EL COLOMBIANO

Comentarios