El informe de la Comisión de la Verdad enfrentó al petrismo y al uribismo

Colprensa / EL NUEVO DÍA
Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA
El primero de muchos de los enfrentamientos que irán a tener en este cuatrenio, se dio esta tarde en la plenaria del Senado de la República, cuando los partidos Pacto Histórico, Alianza verde y Centro Democrático tuvieron una dura controversia por el informe que entregó la Comisión de la Verdad sobre la violencia en el país.
PUBLICIDAD

El documento, presentado por el propio director de la comisión, padre Francisco de Roux, recogió un resumen del mismo como también un llamado para que desde el Congreso se aprueben las normas para lograr la paz total.

De Roux les sostuvo que “la responsabilidad de ustedes es legislar para que hagan las leyes que se necesitan para hacer los cambios de fondo para que la paz sea posible, espero eso de este Congreso y luego que con su capacidad sean veedores, miren que se ejecuten estas recomendaciones”. Además señaló el sacerdote que la Comisión de la Verdad dejará un informe más relacionado con los colombianos que se han tenido que ir del país por culpa de la violencia.

Suministrada / El Nuevo Día

 

Tras su intervención, la senadora opositora Paloma Valencia, indicó que ese informe no recoge todas las versiones de la historia.

La senadora opositora sostuvo además que se pretenden imponer este informe a los niños colombianos como la gran verdad cuando no corresponde a la realidad. Planteó además que “el informe es una versión de la izquierda que quiere igualar al Estado en sus fuerzas con los grupos ilegales y terminan en cierta manera legitimando la lucha armada en el país”.

Su postura fue rechazada por el senador de Ariel Ávila, quien sostuvo que “no se puede tener miedo a la verdad y es sensato que se presente a los colegios no es adoctrinamiento, es el saldo pedagógico, no es ideología”. Planteó que este informe de la Comisión de la Verdad ha mostrado que hay sectores políticos que le tiene miedo a la verdad, “eso no significa que nosotros que hemos luchado por la verdad no la podamos escuchar”.

El senador consideró además que el trabajo del padre De Roux y los comisionados no se dio por un capricho, sino porque son fundamentales para conocer la verdad de los autores de la violencia en el país.

Para la senadora de gobierno, María José Pizarro, lo importante del informe es que es un relato colectivo de todos los sectores, por lo que se apartó de la idea que se hizo es para manipular a los colombianos, en especial a los estudiantes al socializar el informe en los colegios.

De la oposición igualmente habló la senadora María Fernanda Cabal (Centro Democrático), fue más directa contra De Roux, “yo no tengo porque felicitar al cura de Roux” y planteó que en la selección de los comisionados no escogió a ninguna de las víctimas de las Farc, como tampoco se incluyó un capítulo referente a esa situación.

Suministrada / El Nuevo Día

 

COLPRENSA

Comentarios