Rubén Darío Correa abandona su curul como cabildante

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍA Con su renuncia, se espera que el CNE revise quién podría asumir su curul en el Concejo Municipal.
Contenido Exclusivo
A tempranas horas de la mañana de ayer, el ex candidato a la Alcaldía, Rubén Darío Correa, anunció su renuncia por haber recibido amenazas en su contra. En el Concejo dieron trámite a su solicitud sobre mediodía durante una sesión extraordinaria, asunto que generó disensos en medio de la plenaria.

PUBLICIDAD

Rubén Darío Correa dio por terminado su paso por el Concejo Municipal. Luego de radicar su carta de renuncia durante la mañana de ayer,  ante el presidente del Concejo, Eduard Toro, abandonó su investidura como concejal.

La misiva, sin embargo, fue motivada por aparentes amenazas en contra de la integridad del ex cabildante y su familia. Cabe recordar que Correa ostentaba el cargo como cabildante por estatuto de oposición, luego de quedar en segundo lugar en los anteriores comicios electorales a la Alcaldía de Ibagué.

Puntualmente, la carta de renuncia consigna que: “La anterior determinación la he tomado después de graves hechos contra mi integridad personal que sucedieron el pasado 2 de septiembre de 2022 en esta ciudad con sujetos armados que me amenazaron a mí y a mi familia derivado de mis actividades políticas de lucha frontal contra sectores de la corrupción local y departamental, especialmente con el episodio denominado “La Mansión de Valle Escondido (sic)”.

Cabe recordar que el episodio al cual hace referencia el ex cabildante trae al debate la controversia por la construcción de una ‘mansión’ en zona rural del Cañón del Combeima, asunto en el que fue señalado el gobernador Ricardo Orozco por irregularidades con algunas licencias y la apropiación de 1.900 metros cuadrados de un predio continuo que le pertenece a la Nación.

Los ‘gruesos’ de una renuncia

A través de sus redes sociales, Correa Carvajal compartió una serie de consideraciones, enfocadas en sustentar su renuncia, además de las amenazas que recibió el pasado 2 de septiembre.

“En las últimas horas he sido notificado una vez más por peligrosos sectores de la corrupción del Tolima de que nos quieren fuera del ejercicio democrático y vigilante de sus actuaciones”, acotó el comunicador, sacando a colación que para esta ocasión la ‘notificación’ fue de frente y con armas de fuego.

A su vez, subrayó que “los órganos de control y de justicia en el Tolima a donde han ido a parar la mayoría de nuestras denuncias y debates contra los operadores del robo, no operan, no actúan. Miran para otro lado”, como argumento extra a su renuncia a la curul.

Y en sintonía con lo anterior, sacó a relucir casos como el desfalco de los Juegos Deportivos Nacionales del 2015, frente a las pocas acciones concretas que se han tomado contra los implicados; o los supuestos entramados de corrupción por tráfico de puestos en hospitales de la región, citando puntualmente a los “conservadores progresistas que ahora son congresistas”, haciendo referencia directamente a la dupla parlamentaria ‘Barreto’.

Otras de las polémicas que ‘rememoró’ Correa Carvajal fueron la controversia por los piques ilegales, los múltiples dineros que obtuvo el fortalecimiento del Museo Panóptico, la venta de licencias hidrosanitarias en las que, aludiendo al ex candidato y ex gerente del Ibal, Alberto Girón, mencionó el ‘gironazo’ al casi utópico Acueducto Complementario, obra que aún continúa inconclusa.

Así las cosas, el ex cabildante termina su prontuario de razones reconociendo que se siente impotente ante las irregularidades que ha denunciado, por lo que en gran medida, también fueron detonantes para abandonar su curul como Concejal. 

“Y digo impotente porque sé que en esta Corporación son aplastantes las mayorías que avalan y permiten el estado de las cosas y que una sola golondrina no hace verano”, precisó el ex cabildante.

Aspiración a la Alcaldía

La renuncia de Rubén Darío Correa tiene varias ‘aristas’ de análisis. A la espera de los comicios electorales del 2023, se ‘ventiló’ con anterioridad que el ex cabildante se habría reunido con Mauricio Jaramillo, candidato a la Gobernación del Tolima. 

Si bien, la relación con los hermanos Jaramillo no es la mejor, sobre todo con Guillermo Alfonso, se dice en las ‘comitivas’ políticas que su cercanía se debía por sus enormes diferencias con el ‘barretismo’. 

Por otra parte, también se rumora que podría estar esperando el ‘visto bueno’ del movimiento político La Fuerza de la Paz del cual es líder Roy Barreras, entrañable amigo de Correa Carvajal. Además, cabe recordar que el ex concejal sostiene buenas relaciones con el presidente Gustavo Petro.

Además, también se había ‘susurrado’ en los mentideros políticos que el ex cabildante estaría buscando asilo político fuera del país, asunto que agarró más credibilidad con su reciente renuncia, a la espera de establecer si finalmente se medirá en las elecciones del próximo año.

Frente a su curul, el presidente del Concejo, Eduard Toro, le contó a EL NUEVO DÍA que la decisión queda en manos del Consejo Nacional Electoral (CNE) y la Procuraduría Provincial y la Registraduría para determinar quién deberá asumir la curul que dejó Correa Carvajal.

concejo

¿Votación ‘express’ en el Concejo? 

En la sesión extraordinaria del Concejo de ayer, sobre el final de la jornada, se hizo lectura de la misiva enviada por Correa Carvajal. Eduard Toro, presidente del Concejo, mencionó posterior a la lectura que rechazaba las acciones que denunció el ex cabildante y que sometería el asunto a votación por la atipicidad y urgencia de la renuncia, argumentando que la vida del comunicador podría estar en peligro.

“El reglamento interno señala que es función de la honorable plenaria aceptar la renuncia de los concejales cuando la corporación se encuentre sesionando. El artículo que no discrimina la naturaleza de la sesión, trátese de ordinaria o extraordinaria, por lo que es viable jurídicamente llevar a cabo el procedimiento el día de hoy”, apuntó el presidente Toro.

Sin embargo, la concejal Linda Perdomo apuntó en ‘contravía’ que se abstenía de votar y se basó en la Sentencia C 647 de 2002 de la Corte Constitucional y en el artículo 91 ley 136, modificado por el artículo 29 de la ley 1551 del 2012, añadió que “en este momento no podríamos como concejales tramitar algo diferente”, considerando que no hay claridad en dichos artículos frente a las viabilidad jurídica para tomar la decisión de aprobar la renuncia en una sesión extraordinaria u ordinaria.

“Considero que este tema no debe ser tratado en estas sesiones, a menos de que el señor Alcalde modifique el decreto por medio del cual citó a estas sesiones extraordinarias e incluya darle trámite a la solicitud de Rubén Darío Correa. Considero que es una situación que no corresponde para lo que fuimos convocados”, aseveró Perdomo.

Los concejales que aprobaron la renuncia fueron Juan Ávila, Miguel Bermúdez, Arturo Castillo, César Franco, Javier Mora, Orlando Rodríguez, William Rosas, Martha Ruiz, William Santiago, Julian Serna, Camilo Tabera, Eduard Toro y Lisandro Trujillo.

Se abstuvieron de votar Linda Perdomo, Jaime Tocora, Ferney Varón y Ricardo Zarta. Ningún cabildante votó en negativo. Al cierre de la sesión, el presidente Eduard Toro fue cuestionado por haber tramitado con ‘afán’ la renuncia de Correa Carvajal. 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

 

REDACCIÓN POLÍTICA

Comentarios