Coaliciones: Éxito en lo electoral, vacío en lo ético y disciplinario

Colprensa / EL NUEVO DÍA
Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍASin filtros y con una ética cuestionada por la opinión pública, los casos y escándalos de los integrantes más cercanos a la coalición de gobierno podrían seguir presentándose.
Contenido Exclusivo
Por ahora, es claro que para saber la suerte de los senadores Flórez y Córdoba pasarán algunos días. El interrogantes es si hay sanciones internas de esa coalición y se queda a la espera de las decisiones de la Procuraduría y la Corte Suprema.
PUBLICIDAD

En marzo pasado, cuando se realizaron las elecciones del Congreso de la República, el país vio como una alianza política de izquierda se consolidó como la más votada: el Pacto Histórico, que llegó a tener poco más de 50 congresistas entre Senado y la Cámara de Representantes.

El Pacto Histórico fue el resultado de una alianza que hicieron, entre otros partidos, Colombia Humana (el partido del hoy presidente Gustavo Petro), Polo Democrático, Mais, Unión Patriótica, entre otros sectores, que decidieron llevar listas muy fuertes y variadas para el Congreso.

Bajo el paraguas de la equidad de género, es decir, listas con igual cantidad de hombres y mujeres, las mismas se integraron sin importar que fueran políticos tradicionales con ideologías diferentes como Roy Barreras, o con investigaciones incursas como Piedad Córdoba, entre otros.

Una coalición política que, como cosa particular, tuvo como su principal referente electoral a Gustavo Petro, quien, pese a que era el candidato presidencial de ese sector, se echó al hombro la campaña política de los candidatos al Congreso, para lograr el cometido de ser los mayoritarios, tal y como así se dio.

 

Imperfecciones

Unos meses después se empezaron a ver algunas imperfecciones de lo que puede ser una alianza política muy eficaz desde lo electoral, pero con mucho vacíos jurídicos y disciplinarios para poder enfrentar faltas de esos nuevos congresistas.

El primer caso que afectó a esta coalición de izquierda fue la que protagonizó en mayo la entonces senadora electa Piedad Córdoba, a quien la detuvieron el 26 de mayo en Honduras con más de 62.000 dólares, los cuales no pudo justificar ante las autoridades aduaneras de ese país.

Aunque la hoy senadora, que aún no asiste a las sesiones por estar incapacitada médicamente, fue blanco de críticas y solicitudes para que fuera sancionada, no pasó nada, porque en ese momento no era congresista en práctica y tampoco la coalición tenía unas normas disciplinarias en tal sentido.

Pero lo que más dejó en entredicho la fortaleza de este tipo de coaliciones, en cuanto a normas disciplinarias y éticas, fue lo que pasó hace una semana en Cartagena, cuando el senador del Pacto Histórico Alex Flórez, protagonizó un bochornoso enfrentamiento con agentes de Policía y en un hotel al estar borracho, luego de que hubiera intentado entrar al hospedaje con una dama de compañía.

Flórez, quien llegó a la lista del Pacto Histórico teniendo como principal mérito ser el candidato del alcalde de Medellín, Daniel Quintero, de inmediato empezó a ser el centro de fuertes cuestionamientos por los abusos que puede llegar a tener un congresista de la República, por lo que se empezó a reclamar sanciones desde la colectividad, por cuanto en lo disciplinario la Procuraduría General le abrió una investigación y en el Senado, la instancia que le competía el caso, la Comisión de Ética, conceptuó que era un asunto del Ministerio Público o de esa coalición política.

Ante el claro vacío en esa materia que tiene el Pacto Histórico, el presidente del Senado y miembro de esa coalición, Roy Barreras, lo primero que atinó a señalar es que es necesario que haya una especie de ley seca para que los congresistas no puedan tomar licor cuando estén en eventos públicos.

Sin embargo, por la gravedad del tema, en donde está de por medio el llamado tráfico sexual en Cartagena, Barreras anunció que el próximo 15 de septiembre habrá una reunión de la bancada, para hablar sobre el controvertido hecho y ver qué tipo de sanción le podrían aplicar al senador.

Ante lo complejo de la situación, el senador Gustavo Bolívar, otro de los principales referentes del Pacto Histórico, aseguró que ante los reclamos de los electores que haya sanciones se debe actuar pronto, más porque el Pacto Histórico no tiene un comité de ética.

Explicó que como Flórez fue avalado por la Colombia Humana, ya fue escuchado, pero le pidieron al Movimiento Independientes, el grupo significativo de ciudadanos del alcalde de Medellín, Daniel Quintero, que activen su comisión de ética para que evalúen la situación del senador.

Suministrada / El Nuevo Día

 

Sin reglas de j uego

Para la directora de la Misión de Observación Electoral, MOE, Alejandra Barrios, este tipo de situaciones que se están viendo al interior de la coalición del Pacto Histórico, es una muestra de que no hay una reglamentación para que funcionen este tipo de alianzas.

Barrios recordó que hay casos como el del senador Humberto de la Calle, quien llegó al Congreso en la lista de la Alianza Verde en la coalición que hizo con Verde Oxígeno, partido que se retiró luego de la coalición y, además, a la que renunció el propio De la Calle, lo cual hace más compleja esa situación.

“Lo absurdo del caso De la Calle es que hago un acuerdo político para las elecciones de Congreso, pero se rompió para la Presidencia de la República y terminó suelto, el acuerdo debería decir que es para todas las elecciones”, sostuvo Barrios, quien considera que ese funcionamiento debe ser reglamentado por el Congreso.

La más reciente reforma política, la de 2015, permitió que los partidos pequeños, es decir, aquellos que no hubieran sacado más del 15 % de los votos para el Senado o la Cámara, se puedan juntar en una coalición, lo cual fue avalado por la Corte Constitucional y lo permitió desde 2018, pero hasta ahora no se ha reglamentado.

Frente al tema, Barrios considera que ante el impacto que han tenido este tipo de alianzas políticas, es urgente que ese tema se reglamente rápido, porque ya el país está próximo a enfrentar, en un año, las elecciones regionales, en donde se escogen a los concejos y asambleas.

Explica que por ahora lo que podría hacer el Pacto Histórico es una sanción moral, porque sólo podría haber sanciones disciplinarias por parte del partido que avaló a Flórez, es decir, Colombia Humana.

Por su parte, el analista Jhon Mario González, considera que en Colombia hay una legislación con normas muy endebles para enfrentar casos como los mencionados. Plantea que esa reglamentación se debe dar por vía de una ley, la cual sería la reforma política, aunque frente a la misma no es muy optimista que sea acogida por el Congreso de la República.

El exrepresentante a la Cámara, Ricardo Ferro, sostuvo que los casos de Flórez y Córdoba, se fundamenta en que se integró una lista cerrada en donde muchos candidatos no tienen votos propios, “en el caso del senador Flórez, él sabe que como es cuota del alcalde de Medellín, él es su jefe político, lo demás le importa cinco, es decir, los electores”.

“La gente votó por Petro al Senado, fue lo mismo que pasó en 2014 cuando la gente votó por Uribe, en donde la gente confiaba en Uribe para unas elecciones en donde no es cargo uninominal, es ahí en donde está el riesgo de ese tipo de coalición, hay un partido o una coalición caudillista”, explicó el excongresista uribista.

 

COLPRENSA

Comentarios