Karen Abuninen rompe su silencio y lanza advertencia a ministros de Petro: esto les dijo

Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA
La exministra de las TIC, envuelta en el escádalo de Centros Poblados, volvió a asegurar que es inocente en el desfalco y que las figuras públicas que la han señalado deberán responder ante la justicia.

PUBLICIDAD

La exministra Karen Abudinen decidió romper su silencio tras más de 15 meses desde que se destapó el escándalo de Centros Poblados que la llevó a la renuncia ante los hallazgos de investigaciones periodísticas y la presión ciudadana.

Abudinen habló largo y tendido en una entrevista con Semana y contraatacó a figuras públicas como Gustavo Bolívar y Katherine Miranda que siguen denunciánndola como partícipe del desfalco del contrato con el que se pretendía llevar internet a zonas rurales del país.

Según Abudinen, se cansó del “matoneo” y decidió que es hora de explicar lo que ocurrió tras el desfalco de Centros Poblados.

En ese orden de ideas lo primero que hizo en su reaparición fue denunciar al senador Gustavo Bolívar, a quien calificó de “libretista” que “quiere mostrar una verdad, que es falsa, y cuando esa verdad falsa no la desmiente, diez mil veces, esa verdad falsa se vuelve verdadera, y por eso estoy aquí contándole a los colombianos la verdad de esta situación de Centros Poblados”.

También habló de su denuncia contra la representante a la Cámara Katherine Miranda, de quien dijo que tendrá que responder ante la justicia por la campaña pública en la que hizo famoso el término “abudinear”, como sinónimo de robar.

“(...) ella tendrá que ir a la Justicia a decir por qué lo hizo, y será la justicia la que determinará el alcance de su proceso, pero yo en este momento pienso que hay que echar pa´lante, hay que seguir la vida y sobre todo hay que seguir llevando este caso de Centros Poblados hasta la condena de quienes cometieron un delito, y un delito grave que fue no solo falsificar una garantías bancarias, sino también engañar al Ministerio frente a toda esta situación, frente a lo que ya conoce la opinión pública de este contrato”.

En relación al caso en el que siguen embolatados los famosos $ 70.000 millones, Abudinen volvió a declararse inocente y dijo que si debía reconocer algún “error” sería ser más precavida en el futuro con el tema de las pólizas y las garantías. “(...) lo que yo haría es: tráiganme las garantías, tráiganme las pólizas que yo misma voy a llamar a cada uno de los bancos y a cada una de las entidades que expidieron esas pólizas para ver si son verdaderas o no”, dijo.

Al hablar de esto se refirió a la Ley 80 que, según se desprende de su respuesta, sería en el fondo la culpable del lío en el que terminó metido su ministerio en medio del polémico contrato que buscaba conectar a las escuelas rurales de todo el país.

“La ley en Colombia establece que ningún documento se puede decir que es falso si nadie lo denuncia, y en este caso nadie denunció que había un documento falso, que era la garantía bancaria. Yo creo que ahí es donde pudimos tener algún tipo de error, sin embargo, por norma, las garantías, como tal no había ninguna, habían unos vacíos en la ley y eso es importante decirlo. Y por eso quiero enfocarme en algo, hay que hacer una reestructuración de la Ley 80”.

Según la política barranquillera, “la Ley 80 tiene muchos vacíos y posiblemente sabe que estas empresas también entran, porque ellas las transforman de nombre. Estas empresas habían tenido problemas en el pasado, pero como le van cambiando los nombres, entonces hoy no se llaman Juan, mañana se llaman Pedro, pasado mañana se llaman María y van transformando los nombres, ese pasado judicial de todos los nombres que tuvieron”.

Bajo esa lógica, por ejemplo, si dichas empresa “tuvieron algún problema, no aparece en Cámara de Comercio”. “De hecho, todos los contratos que estuvieron registrados para que ellos se pudieran ganar el contrato, estaban registrados en la Cámara de Comercio y eso es totalmente legal”, aseguró.

Y tras su explicación lanzó una advertencia, un llamado, a los ministros, pues según Abudinen mientras la ley 80 no se reestructure a cualquier alto funcionario puede pasarle lo mismo que le ocurrió a ella.

“(...) ya que estoy aquí hablando, pues quiero decirles a todos los ministros actuales que se pongan pilas, porque a cualquiera de ellos les puede pasar lo que me pasó a mí. Yo hago ese llamado, porque a veces uno cree que es solamente creer que se sabe o que uno conoce del cargo, sino que es también saber que los delincuentes y los malandros no le hagan a uno las ‘jugaditas’ o no le hagan a uno las hamponerías que hicieron este red de contratistas en el Ministerio de las Tecnologías y Comunicaciones. Así que ministros del Pacto Histórico, pilas con eso, porque a ustedes les puede pasar lo que me pasó a mí”.

Por lo demás, Abudinen evadió las respuestas concretas a preguntas sobre su posible interés en aspirar a la alcaldía de Barranquilla o la gobernación del Atlántico y su relación con la casa Char. Lo que sí reiteró es que su conciencia está tranquila y que el escándalo que sacudió al país y dejó a millones de niños sin conexión a internet no la desvela, porque sigue asegurando que no tuvo nada que ver.

Vanguardia/EL NUEVO DÍA

Comentarios