00000

En vivo: Así avanza la reapertura de la frontera entre Colombia y Venezuela

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA
Colombia y Venezuela reabren su frontera después de siete años de pasos interrumpidos por los cruces oficiales de la zona que comunica a los dos países. El puente internacional Simón Bolívar es el epicentro de la reactivación del tránsito binacional que recibe su primer banderazo este lunes.
PUBLICIDAD

El paso quedará oficialmente habilitado sobre el mediodía cuando un camión transite por esa plataforma desde el lado venezolano al colombiano y luego otro vehículo cruce desde Colombia a Venezuela. Una vez terminado el evento, que contará con la participación del presidente Gustavo Petro, los migrantes podrán seguir cruzando por el lugar.

Seguramente el mayor impacto se dé en el comercio exterior de mercancías, principalmente en alimentos, medicamentos y algunos rubros industriales. En el sector de los servicios, como el turístico, probablemente haya un incremento, pero no tan grande, debido a las falencias de infraestructura y seguridad de Venezuela, lo cual limitará el paso de ciudadanos colombianos, debido al bajo poder adquisitivo de la población venezolana, serán pocos los que viajen a Colombia.

Desde agosto de 2015, la frontera colombo-venezolana permanecía cerrada para el paso de vehículos por decisión de Nicolás Maduro. Luego, el 23 de febrero de 2019, rompió relaciones diplomáticas con el Gobierno Duque, lo que generó grandes pérdidas económicas y de empleos. Pero con la llegada del presidente, Gustavo Petro, esta historia cambió y hoy se dará la reapertura.

Este hecho generó expectativa, ya que se percibe como una oportunidad para que el país pueda recibir hasta 6.500 millones de dólares en exportaciones y a su vez generar por lo menos 120.000 empleos en Norte de Santander y Santander.

Sin embargo, la reapertura no solo tiene implicaciones económicas, también políticas, de intercambio y cooperación para el desarrollo social, cultural, histórico, así como también para mejorar la seguridad, el resurgimiento en el comercio, en los bienes y servicios de una línea fronteriza de 2.219 kilómetros que une a ambas naciones.

Las cartas están echadas y hoy ambos países restablecerán el transporte de carga y la conexión aérea.

Vanguardia / El Nuevo Día

Comentarios