Polémica por la reestructuración de planta de personal en la Alcaldía

Polémica por la reestructuración de planta de personal en la Alcaldía
Como “irresponsable” ha tachado el gobierno del alcalde electo, Andrés Fabián Hurtado, el proceder de la Administración Jaramillo sobre la planta de personal de la administración central. Jaramillo se defendió y aseguró que lo que se denuncia son “mentiras y calumnias” de quienes van a gobernar los próximos cuatro años.
ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
El sindicato Asoempubli, defendió la reestructuración de la planta de la Alcaldía y aseguró era una medida necesaria.
Foto: ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
10 Dic 2019 - 3:01am

Como mentirosas, calificó el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo, las críticas hechas desde la Administración entrante, sobre el manejo que el actual burgomaestre le habría dado a la Alcaldía, el cual ha sido señalado como irresponsable en diferentes medios radiales por el alcalde electo, Andrés Fabián Hurtado.

Jaramillo aseguró que las situaciones que se comentan “rayan en lo inverosímil” y “lesionan” su trabajo al mando del municipio, por lo que acotó será en su última rendición de cuentas, pactada para este 20 de diciembre, donde dejará el proceso claro.

“No es cierto muchas de las cosas que se están diciendo por parte de quienes van a asumir la responsabilidad de administrar durante 4 años”, señaló Jaramillo en su transmisión matutina.

Horas más tarde, una vez más se defendió y aseguró que su trabajo en la Alcaldía se ha desarrollado con “creces”.

“Tarde o temprano la gente sabrá lo que uno hizo y lo comparará con las anteriores administraciones o con las que vengan. Como dijo Fidel Castro, la historia me absolverá (...) nosotros consideramos que cumplimos y con creces más de lo que habíamos proyectado en el plan de desarrollo”, agregó Jaramillo.

 

¿Un acto de irresponsabilidad?

Es que las acusaciones de la próxima Administración contra la Alcaldía de Jaramillo han ido surgiendo con los empalmes que se trazan con las diferentes secretarías. Siendo tema de discusión la reestructuración de la planta de personal en la administración central y en los entes descentralizados.

“Se amplía la planta de personal a 765 funcionarios, dejando una carga adicional presupuestal de $30 mil millones al año. Me parece el acto de mayor irresponsabilidad, deja un desequilibrio actualmente a los próximos gobiernos de $30 mil millones en burocracia (...) lo mismo ocurre en el Ibal, pasa lo mismo estamos desfinanciados en $50 mil millones”, aseveró el alcalde electo Andrés Hurtado en un noticiero radial local.

Misma situación reseñó la directora de Empalme, Olga Lucía Alfonso, en la emisora Ondas de Ibagué, “Son $30 mil millones adicionales que le quitan a la inversión de Ibagué, esto desestabiliza las finanzas y la estructura del municipio”.

 

Proceden en la reestructuración y ganan revocatoria

Frente a lo expuesto la secretaria Administrativa, Amparo Betancourt, aseguró que en la actualidad están procediendo a dar cargo a la estructura y a los cargos que fueron creados.

“Estamos en proceso de estudio y selección de hojas de vida, porque hay unos requisitos establecidos por el rol de funciones, en su mayoría son profesionales con 36 meses de experiencia relacionada”, acotó la funcionaria.

La secretaria aseguró que a la fecha faltan cerca de 60 nombramientos, lo que dejaría un planta de 726 funcionarios en el municipio.

Es de resaltar que la reestructuración del personal de planta en la administración central de la Alcaldía, hace parte del proyecto de acuerdo 034 del 27 de diciembre de 2018, aprobado por el Concejo de Ibagué que dejó en firme la creación de 268 nuevos cargos de los que Jaramillo ya oficializó 168 en junio, antes de que entrara en vigencia la ley de garantías. Lo que deja la posibilidad de proceder con el número restante de nombramientos hasta el 31 de diciembre de este año, cargos que de no hacerse efectivos quedarían nuevamente vacantes.

La secretaria Administrativa, además, mencionó el reciente fallo a favor del municipio, tras la solicitud de revocatoria del sindicato Sunet al proceso de provisión de empleos, que argumentaba que se vulneraron los derechos de carrera del personal que labora en la Secretaría de Educación.

“Hubo un fallo a favor del municipio, confirmados los conceptos por la Función Pública, lo que le da tranquilidad a la ciudadanía, de que en algo en que estamos trabajando mucho y es creer en la institucionalidad”, acotó la funcionaria.

 

“No son cargos de burocracia”

El presidente del sindicato de la Alcaldía Asoempubli, Enrique Hoyos, refutó la postura que ha tenido el Gobierno entrante y aclaró que siempre han sido defensores de la creación de planta para el municipio, con el fin de evitar la creación de OPS (Órdenes de Prestación de Servicios), así como por la necesidad de dignificar el trabajo de los empleadores.

“En el municipio había más de mil OPS, el municipio estaba funcionando con 470 servidores públicos, era una necesidad crear esos nuevos cargos para suprimir esas OPS, por eso le jugamos a eso.

“Lo que se busca como organización sindical es que haya un trabajo digno, decente y no como están tratando a la gente de OPS, que cada mes tienen que correr detrás del supervisor para que les den una cuenta, no es un trabajo digno”, acotó Hoyos.

El sindicalista resaltó que el estudio técnico que se realizó determinó la necesidad de 1.100 empleados para cumplir con las necesidades de la Alcaldía, sin embargo, en una primera etapa se habló de los 268 cargos que están aprobados por el cabildo.

No obstante, si el futuro alcalde llegara a considerar viable la ampliación de la planta de personal, podría también radicar un proyecto de acuerdo al Concejo, toda vez que el estudio técnico aún estaría en vigencia.

“Dicen que se crearon 268 cargos de pura burocracia. Le vamos a demostrar al alcalde electo y a su equipo de Gobierno que con esas 268 nuevos cargos, el municipio tampoco va a poder funcionar, si puede funcionar entonces generaría que el Alcalde no tuviera que justificar OPS para el funcionamiento de las diferentes secretarías, no necesitaríamos más OPS, si estamos hablando que esos 268 cargos son de pura burocracia”, reseñó el líder sindical.

Agregó que su temor es que se llegue a nombrar cargos por prestación de servicios lo que sí demostraría una burocracia.

“Lo que sí nos da miedo es que se lleguen a nombrar a 500 o 600 OPS en la Administración, eso sí serían cargos de pura burocracia sin un estudio técnico real para poder contratar el personal”, puntualizó Hoyos.

 

Contratación en Infibagué

La contratación en Infibagué también ha sido bastante cuestionada particularmente por la prórroga al contrato de 103 funcionarios en la planta temporal del Instituto, así lo hizo saber el concejal Jorge Bolívar, quien pidió explicaciones a la gerente de Infibagué, Yolanda Corzo.

“Que dejen de estar atornillando personas, a su equipo de amigos, a los que apoyaron la campaña del doctor Alberto Girón, que por favor le den la oportunidad a la persona que ganó las elecciones que es el ingeniero Andrés Fabián Hurtado, y no sigan atornillando a personas para dejarlas un año más para tratar de cuidar las espaldas en las diferentes actuaciones”, acotó el concejal Bolívar hace unos días en el debate de control al Instituto.

Sin embargo, la gerente de Infibagué, Yolanda Corzo, ha defendido el proceso que se adelanta, del que aseguró es la última prórroga de la planta temporal que se creó en el 2017, por lo que no existen nuevos cargos.

“Lamento que ellos tengan la necesidad. Por los compromisos que tienen; vieron la posibilidad de entrar 103 personas nuevas, pero no es fácil, hay gente que viene desde la creación de Infibagué, lo que hemos hecho es respetar y dignificar a estos funcionarios”, acotó la gerente Corzo en respuesta al cabildante.

 

Dato

La contratación en el Ibal tampoco atraviesa por un buen panorama, hace pocos días la Personería abrió indagación preliminar por denuncias allegadas al Ministerio Público sobre posibles inconsistencias en la vinculación a  la entidad por un presunto cambio en los ponderados para las entrevistas laborales.

Publicada por
EL NUEVO DÍA