Comercio inconforme por lento movimiento de las obras del colector Las Quintas

SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍA
Los comerciantes aseguran que el avance de las obras es precario y afecta notoriamente la economía de los locales comerciales del sector.

A finales de 2019 y con mucho preámbulo, a través de reuniones con la comunidad y empresarios del sector, se dio inicio a las obras del colector Las Quintas, proyecto que se encuentra en ejecución, pero que tiene altamente preocupados a los comerciantes de la zona, por cuenta de los traumatismos viales y el cierre total de ciertos puntos.

Carlos Ossa, empresario y vocero de los comerciantes de la zona calificó el trabajo como “crítico”, teniendo en cuenta que una vez se iniciaron las obras, comenzaron los trancones que implican más de dos horas.

“Esto viene generando una afectación gravísima para alrededor de unas 500 empresas que se encuentran en este gran sector, se trata de una vía principal de ingreso y salida de vehículos, hay una afectación económica muy seria y es lo que ha generado el descontento”, indicó Ossa.

Asimismo, señaló que el avance de la obra es muy precario, hecho que se detectó a través de un estudio donde se determinó que el trabajo avanza seis metros por día.

“En ese orden calculamos que vamos a durar semicerrados casi por el término de dos años; no tiene ningún sentido para la construcción de 8 kilómetros”, señaló el empresario.

Ossa indicó que los argumentos de Cortolima y el contratista, Consorcio Éxito 19, es que a medida que se destapó la vía, se encontraron con una serie de tubos de agua y alcantarillado transversales a la obra, que sería responsabilidad del Ibal, por lo que hasta que el ente descentralizado no se haga cargo, es poco el avance que se tendría.

Sin embargo, la respuesta del Ibal para los empresarios no ha sido óptima.

“Es clarísimo que la Administración pública, llámese Cortolima o Municipio ha incumplido en la medida en que los términos con los que se socializó el proyecto no se ha cumplido, siguen avanzando de manera muy precaria”, puntualizó el vocero de los empresarios.

Cabe destacar, que la reducción del carril está vigente desde noviembre de 2019 y el contraflujo inició los primeros días de enero.

Desde Fenalco, la directora Alba Lucía García, indicó que la preocupación no solo está en los comerciantes, sino en los diferentes gremios, por lo que indicó que se busca con Cortolima que se puedan reducir los tiempos de ejecución.

“Sabemos que hay varios comercios que se han visto fuertemente afectados por las demoras y sobretodo la lentitud de tráfico que se genera en horas pico, estamos analizando con el secretario de Movilidad y ya convocamos a Cortolima, sabemos que se tiene planeado ocho meses la duración de la obra, esperamos que no se aumente el tiempo, sino que se tomen las medidas para disminuir el tiempo”, sostuvo García.

 

Obras no será interrumpidas

Entretanto Cortolima y el Ibal se reunieron con los contratistas, con el fin de establecer acciones que permitan el correspondiente desarrollo de las obras, esto en vista de las tuberías que se encuentran ubicadas de manera transversal.

“Hicimos recorrido para definir técnicamente de qué manera abordar las interferencias que tenemos en este momento sobre el alineamiento del colector Las Quintas que está en ejecución (...) estas actividades están en cabeza del Ibal, teniendo en cuenta que son redes de acueducto y son su responsabilidad directamente”, indicó Xochilt Páramo, subdirectora de Desarrollo Ambiental de Cortolima y supervisora del contrato.

Así las cosas, se iniciarán actividades a la altura del tanque de Mirolindo, donde cruza una línea de 4 pulgadas de acueducto, donde el Ibal dispondrá de su cuadrilla operativa y el contratista prestará el apoyo logístico para las actividades, mismo trabajo que hará la entidad de acueducto en el trazado que sigue del colector.

La subdirectora indicó además que con este trabajo, se intentará habilitar de nuevo el paso a un carril y empezar a pavimentar los sectores que ya fueron intervenidos.

El gerente del Ibal, Juan Carlos Núñez, acotó que ya se evaluó el proceso que se va a ejecutar desde su entidad, para lograr que se pueda avanzar en las obras e indicó que en la semana entrante se solucionará el tema.

 

Dato

Ayer sobre las 5 de la tarde, los empresarios convocaron la presencia de la Alcaldía, el Ibal y Cortolima, así como del contratista e interventor en aras de obtener soluciones. No descartaron irse a la vía jurídica.

 

Destacado

Estas obras contemplan un período de ejecución de ocho meses y una inversión aproximada de $7 mil millones. Este proyecto pretende disminuir el peligro de contaminación por el mal manejo de aguas residuales en la zona.

EL NUEVO DÍA

Comentarios