Hospital Federico Lleras le apuesta a convertirse en hospital universitario

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
El centro asistencial seguirá adquiriendo tecnología de punta para prestar una mejor atención.

Después de los resultados alcanzados tras la intervención forzosa administrativa de la Superintendencia Nacional de Salud en el Hospital Federico Lleras Acosta de Ibagué, que permitieron levantar la medida y retornar la operación de la entidad al departamento del Tolima, el centro asistencial trabaja en la apertura de nuevos servicios de alta complejidad y en la certificación como hospital universitario.

Dentro de los nuevos servicios que espera ofrecer el Federico Lleras a los usuarios están el mejoramiento de radioterapia, servicio de hemodinamia, neurocirugía y resonancia magnética.

Para la acreditación del centro asistencial como hospital universitario, se está trabajando en el mejoramiento continuo de calidad, buscando el cumplimiento de los estándares definidos en el Sistema Único de Acreditación del Ministerio de Salud y Protección Social.

El Hospital además tiene convenios y comités establecidos con universidades acreditadas a nivel nacional, para la realización de investigaciones en la institución, y se adelantan periódicamente evaluaciones de la capacidad instalada.

Asimismo, se desarrolla la ampliación de la infraestructura de la Unidad de Salud Mental y el fortalecimiento de la Unidad Diagnóstica de la Mujer.

El Hospital fue categorizado por el Ministerio de Salud y Protección ‘sin riesgo’ y fue entregado a la administración departamental el pasado 2 de agosto, con 77 servicios operando al 100%. En esta tarea se remodelaron las salas de cirugía, hospitalización y urgencias, y se adecuaron las de tomógrafo axial computarizado, la unidad de obstétrica y se habilitaron dos salas de partos y tres quirófanos más.

Entre otros logros están, además, un recaudo mensual de 9.000 millones de pesos, el pago de la nómina de trabajadores y reconocimiento de honorarios, y una disminución del 50% en sus pasivos.

También se redujo el número de procesos jurídicos en contra del hospital, y las demandas con probabilidades de pérdida se bajaron en 71 %.

De 2014 a 2018 los ingresos operacionales se incrementaron en 36 % y los gastos operacionales fueron del 18% optimizando este rubro, que pasó de $9.134 a $7.750 millones. Actualmente, el recaudo supera los $11.000 millones.

Para mantener y mejorar los resultados logrados durante la intervención forzosa, la Superintendencia dejó bajo medida de vigilancia especial por un año al hospital.

CON INFORMACIÓN SUMINISTRADA

Comentarios