Mangostino de Oro: 28 horas de música y todo un país sonando

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DIA Otro de los grandes invitados al Festival fue Siembra Orquesta, de la Universidad de Ibagué.
Lo que se condensó en los tres días de programación puramente virtual es la suma de muchos factores en búsqueda de un propósito común: conservar un patrimonio de los tolimenses.
PUBLICIDAD

Aunque no fue fácil, el resultado de todo el engranaje artístico del 25º Festival Nacional de Música Mangostino de Oro, este año fijado en la virtualidad, tuvo como grata recompensa el éxito en 28 horas de música que llegaron a Colombia y el mundo.

Fueron unas Bodas de Plata particulares, pero con esa cercanía, ese calor artístico que se queda en quienes responden cada año con un ‘Sí’ al esfuerzo anual de la Corporación Cultural Corarte por conservar la tradición musical del país.

“A los organizadores del Mangostino de Oro, nuestra gratitud, por habernos invitado. Si no estamos después como invitados, estaremos como espectadores, porque estos espacios hay que valorarlos y difundirlos”, afirmó Ómar ‘Choco’ Fandiño, director y fundador de Palocruzao, agrupación bogotana que enfatiza en aires llaneros.

 

El folclor de mi tierra

Al menos 150 artistas entre concursantes e invitados, sumados a un numeroso equipo técnico y humano de la región, fueron el motor de la reciente edición del Festival, que motiva la integración de ritmos a cargo de un encuentro generacional de gran magnitud.

“La música para mí sale directamente del corazón, estar frente al público e interpretar lo que uno siente. Es un amor único, en mi caso con el tiple”, indicó Daniel Cortés, joven oriundo de Cajamarca, quien participó en el Encuentro Nacional de Solistas de Tiple ‘Negro Parra’.

Así, la convergencia de departamentos en el Festival, con el pasar de 25 años, sigue siendo notoria: Antioquia, Boyacá, Huila, Santander, Caldas, Quindío, Risaralda, Cauca, Valle del Cauca, Nariño, Tolima y Cundinamarca, entre otros, siguen dejando su huella en este camino.

“Invitamos a nuestro público a seguir el circuito de festivales de música andina colombiana, música que nos sigue representando y enseñando muchos valores y mucha identidad”, expuso Francisco Cristancho, guitarrista acompañante de Margarita Dueto Vocal.

 

Todo un desafío

Esta carrera contra el tiempo desembocó, felizmente, en la compañía de mucho talento tolimense de doble vía, ya que, aunque la sede sigue siendo este departamento, estar ubicada en la Capital Musical también conllevó ventajas para lo que se buscaba.

Producción, equipo de audio y video, dupla de presentadores, grupo de logística, hospedaje, asesoría artística... Todo fue seleccionado en el Tolima, con tal de reafirmar ese carácter que tiene el ‘Mangostino’ de ser Patrimonio Cultural e Inmaterial del Departamento, como así lo declarara la Asamblea del Tolima en 2015.

“Al inicio se planteó que un equipo de producción audiovisual viajara por el país hacia los lugares de origen de los clasificados, en puntos de encuentro como Bogotá, Cali, Bucaramanga y Medellín”, explicó Bladimiro Molina Vergel, presidente de Corarte.

No obstante, a raíz de la apertura del transporte intermunicipal terrestre con la debida aplicación de los protocolos de bioseguridad, la Dirección de Cultura Departamental permitió que el teatro Tolima fuera la sede del Festival, con equitativas características de audio y video.

De esta manera salió adelante un certamen que ahora, con la constancia y la pulcritud que lo caracterizan, se la juega toda por una meta muy merecida: ser declarado como Patrimonio Cultural y Artístico de la Nación, a la altura de otros festivales en el país.

Encuentre mañana, en nuestra página web www.elnuevodia.com.co, una galería con imágenes de los mejores momentos de la edición 25 del Mangostino de Oro.

En la imagen, Paulo Andrés Urrea, guitarrista risaraldense destacado entre las nuevas generaciones de la música tradicional.

En la imagen, Paulo Andrés Urrea, guitarrista risaraldense destacado entre las nuevas generaciones de la música tradicional.

 

Juventud y exploración en el tiple integran la propuesta de Miller Daniel Cortés, destacado solista cajamarcuno.Juventud y exploración en el tiple integran la propuesta de Miller Daniel Cortés, destacado solista cajamarcuno.

CAMILO YEPES - CORARTE

Comentarios