Docente Anzoátegui se hace camino en la literatura

Desde pequeño Leonel es un seguidor de la literatura.
Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍA.Desde pequeño Leonel es un seguidor de la literatura.
Contenido Exclusivo
Con seis obras publicadas de diferentes temáticas que abordan desde lo académico hasta el cuento, Osorio sigue dando a conocer su trabajo que ha sobrepasado fronteras internacionales.
PUBLICIDAD

Desde niño Leonel Osorio ha sido un apasionado por la literatura, recuerda que sus primeros acercamientos fueron gracias a su madre quien antes de dormir siempre le leía un cuento.

Fue desde ese momento que supo que en el futuro querría escribir. 

Nació en Anzoátegui, municipio que siempre recuerda con gran amor y al que le ha dedicado tres libros de su obra denominada ‘Anzoátegui, un paraíso escondido entre las nubes’.

“Uno es amante de su municipio, trabajé allá más de 20 años como docente”, comentó.

Para este trabajo se documentó de una gran variedad de fuentes, pensando en contar la historia de Anzoátegui desde todos los ámbitos: cultural, deportivo, religioso, literario, el porqué del escudo, la bandera y el himno, entre varios temas más.

 

La pedagogía

 

Leonel se dedicó durante mucho tiempo a la docencia, de hecho 22 años los ejerció en Anzoátegui y el resto en Ibagué, ciudad en la que se pensionó y está radicado.

Por este motivo, que una de sus obras esté enfocadas a este tema, ‘Apuntes maestros’. 

Esta fue la primera publicación del autor, en la que desde una mirada muy integral hace un recuento de todo lo que un buen maestro debe saber y hacer.

Para su elaboración contaba con información que recolectó durante su ejercicio profesional, “uno como docente tiene mucho contacto con documentos relacionados con su profesión. Yo siempre que leo un libro cualquiera que sea, siempre estoy tomando apuntes y me puse a mirar que tenía mucha información”, comentó.

Fue así como logró construir esta obra que relata los modelos educativos de antes, hace una crítica al sistema educativo, enfoca en los comportamientos que debería tener el maestro, los sistemas de evaluación y diferentes temas relacionados.

Esta obra no solamente ha llegado a diferentes lugares de Colombia sino a países como México y Ecuador para los que se debió hacer reimpresión.

 

Lo fantástico

 

Aparte de dedicar su escritura a la historia y academia, Leonel también ha sido un seguidor de la ficción y las historias, por eso ha escrito el cuento ‘Belcebú en el Edén’.

Este relato de aproximadamente 110 páginas cuenta las aventuras de un ladrón de Anzoátegui que hizo de las suyas durante 10 años sin ser descubierto. Se dice que fue el primer ladrón que tuvo el municipio.

Sin duda, una historia para todos los públicos.

Asimismo, escribió ‘La cita no pactada’, un libro que recoge 17 cuentos de diferentes géneros y que fue presentado en la Feria Internacional del Libro de Bogotá.

A la lista se suma la novela ‘Tras la penumbra’, en la que el autor recuerda la violencia de los años 50 en Colombia a través de dos historias paralelas.

“Es la historia de dos jóvenes en diferentes lugares, que sufren las inclemencias de la violencia de los años 50, de las guerrillas contra el estado”, contó Leonel.

Y el último libro que escribió fue ‘La ciencia me llevó a Dios’; después de considerarse ateo por muchos años, fue a través de la Biología y Química, disciplinas de las que es licenciado, que descubrió la perfección y belleza de la cosas que lo llevaron a creer en la existencia de un ser superior.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

 https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

 

Redacción Sociedad El Nuevo Día

Comentarios