Glamping de Mariquita entre los 10 mejores de Colombia

Su variedad en servicios y atención hacen de Shalom uno de los mejores hospedajes de esta clase en el país.
Crédito: Fotos: Lina Fonseca / EL NUEVO DÍA. Su variedad en servicios y atención hacen de Shalom uno de los mejores hospedajes de esta clase en el país.
Contenido Exclusivo
Con una propuesta vanguardista Shalom Eco Glamping se ha posicionado a nivel nacional dentro de los 10 mejores en este servicio de hospedaje, apoyando la reactivación económica y turística de la ‘Ciudad Frutera de Colombia’.
PUBLICIDAD

Después de más de año y medio de pandemia todos los sectores de la economía sufrieron un fuerte bajón y ahora en el departamento se trabaja para reactivarse y seguir siendo uno de los destinos claves para el turismo.

Por este motivo, Giovanni Prada, propietario de Shalom Eco Glamping, decidió atender el llamado que hace un tiempo le hizo el Alcalde de Mariquita, Juan Carlos Castaño, para hacer de su finca, ubicada a cinco minutos del Municipio, un lugar de descanso y desconexión para los amantes de la naturaleza, misma que tiene ya en funcionamiento desde hace ocho meses.

El empresario, que tiene este predio hace aproximadamente siete años y quien convivió durante la pandemia con su familia en el lugar, quiso sumarse a la campaña de Mariquita Ecoculturística y apoyar al municipio con su reactivación económica.

 

Su apuesta por la calidad en el servicio es algo que busca expandir a todo el municipio.

 

“Llegó la pandemia y nos cogió aquí, duramos dos meses y medio encerrados pensando qué hacíamos y vino a mi mente la conversación con el alcalde y con un amigo. Empecé a buscar por internet cómo eran los glamping, qué se necesitaba hacer, qué era lo que los hacía atractivos y me encontré con el concepto de glamur, acampar y naturaleza”, contó.

Fue así que decidió darle rienda suelta a la idea, y él mismo diseñó un mapa del lugar. Actualmente, Shalom cuenta con cuatro glamping, tres domos, un chalet, dos casas en el árbol, una cabaña en madera y una casa tradicional.

Aparte de su variedad en el hospedaje, la calidad en el servicio ha sido una de las grandes apuestas del lugar.

Giovanni, quien ha viajado por el mundo, ha podido aplicar sus experiencias en una atención de calidad en Shalom, misma que busca incentivar en todos los sectores de Mariquita con el fin de estimular el turismo en el Municipio.

“Estamos promoviendo a través de la Alcaldía una campaña del ‘Sello del buen trato’, lo que estamos buscando es que a través de capacitaciones y un cambio de cultura en el servicio al cliente los establecimientos adquieran algo representativo que le indique al turista que en aquel lugar le van a prestar un buen servicio”, comentó.

Además de capacitar, la compra de la mayoría de los productos que requiere Shalom se hace en Mariquita y la mayor parte de su personal es proveniente del Municipio.

 

Espacios de conexión con la naturaleza y relajación caracterizan a Shalom.

 

Calidad y servicios

 

Piscinas, jacuzzis privados, vías de acceso, luz solar, agua de una reserva natural propia, y todo el ensamblaje del lugar hacen de Shalom un lugar sostenible y cuidadoso con el medio ambiente.

También le permite a sus visitantes hacer una caminata de alrededor de 40 minutos por un sendero ecológico que tiene la reserva y hacer ciclomontañismo; aparte hay caballos para cabalgatas y dos lagos para pesca deportiva.

Cabe destacar que la reserva cuenta con convenios para que sus visitantes disfruten a precios módicos la visita a las Cataratas de Medina o las Ruinas de Falan y hacer de esta experiencia algo inolvidable.

La calidad en la alimentación con platos saludables y accesibles es una de sus grandes cualidades, de la que han disfrutado turistas colombianos y extranjeros que han visitado el lugar, que desde que abrió sus puertas ha tenido la agenda llena.

Una noche para dos personas está alrededor de $400 mil para dos personas, sin embargo Shalom hace descuentos constantes del 25 y 30%. 

“Queremos ser competitivos, que la persona sienta que el valor que está pagando es muy inferior a todo el beneficio que recibe”, enfatizó Prada.

También cuentan con una chiva que les hace un recorrido a los visitantes por el centro de Mariquita. 

Un plan ideal para desconectarse por completo de la cotidianidad.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

 https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

 

Redacción Sociedad El Nuevo Día

Comentarios