“El país necesita del diálogo, es decir, necesita poesía”, María Mercedes Carranza

El próximo 11 de julio se cumplirán 17 años de la muerte de la periodista y poeta María Mercedes Carranza, una bogotana que vivió buena parte de su vida en España y quien desde muy joven entró en contacto directo con la poesía.

Junto a sus versos íntimos, sinceros y profundos, ella dejó una semilla para revitalizar el amor por la poesía en Colombia. Su labor no era realizar una serie de poemas que la han llevado a ser catalogada como una de las mejores poetas colombianas del Siglo XX, también se dedicó a la promoción y divulgación de lo mejor de la poesía universal.

Ahora, en 164 páginas se encuentra su obra. Se trata del libro María Mercedes Carranza, Poesía Completa, desde su primer poemario ‘Vainas y otros poemas’ (1973), hasta cinco poemas inéditos del que hubiera sido su último libro, ‘Los placeres verdaderos’.

“María Mercedes ha buscado con ardor su propio lenguaje y ha combatido con dureza para llegar a ser una con él (...) Todas las palabras que están a su alcance pugnarán por salir a la luz: llegan a lograrlo sólo (...) las que se confunden con la intimidad del ser”, comentó el también poeta Fernando Charry Lara.

Su obra poética siempre sorprende porque consigue hablar con las palabras precisas de la vida cotidiana, del amor y el desamor, de la soledad y de la muerte, pero sobre todo por la voz rebelde y a la vez profundamente humana con la que escribió sobre la guerra en Colombia.

“Su principalísima preocupación es hallar las palabras para volver poesía su situación particular y concreta, (...) para poder escribir (...) sobre hechos que antes eran pura prosa de la vida cotidiana y que han hallado aquí la justa palabra que los nombra”, afirmó Darío Jaramillo Agudelo.

En sus propias palabras: “en estos momentos en los que el país se desangra (...), la poesía es más necesaria que nunca, porque cuando se interrumpen el diálogo y la comunicación, se remplazan las palabras por las balas y ocurre la violencia. Y la poesía es esencialmente, y nada más, comunicación. El país hoy necesita del diálogo, es decir necesita de la poesía”.

BOGOTÁ, COLPRENSA

Comentarios