Un concierto especial en honor a doña Amina Melendro de Pulecio

Un concierto especial en honor a doña Amina Melendro de Pulecio
Con motivo del sexagésimo aniversario de la creación del bachillerato musical Conservatorio de Ibagué y el natalicio de su creadora se cumplió esta cita musical.
HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
La Orquesta Sinfónica del Conservatorio de Ibagué, dirigida por Germán Céspedes.
Foto: HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
7 Jun 2019 - 3:01am

Estudiantes, maestros y egresados de la Orquesta Sinfónica Institucional del Conservatorio de Ibagué se dieron cita en el teatro Tolima para rendir homenaje a la precursora de la institución.

Con un repertorio dirigido por los maestros Mauricio Hernández Cala y Germán Céspedes, las obras de Sergei Rachmanioff, el concierto No. 2 para piano y orquesta en do menor op. 18, y Piotr llich Tchaikovsky Sinfonía No. 5 en mi menor op. 64 cautivaron al público, y reafirmaron el inmenso sentido de pertenencia por la música.

En un cierre magistral de toda una semana en la que la comunidad educativa de la institución se reunió para celebrar la creación del Conservatorio de Ibagué, este concierto tuvo la responsabilidad de enaltecer el legado de doña Amina Melendro de Pulecio.

Al respecto, esta redacción habló con el maestro Germán Céspedes, decano del Conservatorio Adolfo Mejía de la Institución Bellas Artes de Bolívar, y director invitado para este concierto.

EL NUEVO DÍA: ¿Cuántos años sin visitar Ibagué?

GERMÁN CÉSPEDES: Desde 2010, luego de ser secretario de Cultura y Turismo de Ibagué (...) Desde 2013 como director de la Orquesta Sinfónica de Bolívar y desde 2015 como decano del Conservatorio Adolfo Mejía de Bellas Artes en Cartagena.

E.N.D.: ¿Qué siente al regresar a esta tierra y encontrar tantos procesos?

G.C.: Tiene muchas aristas. Percibo un respeto profundo respeto por la calidad en la educación musical que se sigue impartiendo; ya quisiera llevarme a todos para Cartagena (risas), porque es impresionante el trabajo que hacen estos maestros con los niños.

Se siente una profunda emoción de trabajar con antiguos compañeros y estrechar sus manos, así como rendir un homenaje a la persona que gestó todo este movimiento después de Alberto Castilla, quien fue sin duda Amina Melendro, pionera del énfasis en música dentro de la educación media en Colombia. Muy honrado en que me hayan escogido para dirigir este concierto.

E.N.D.: ¿Es errado decir que existe un alto desinterés de los jóvenes por esta música?

G.C.: Me parece que ocurre todo lo contrario, vemos que los movimientos orquestales juveniles que comenzaron en Venezuela, se han replicado en muchos países que dan cuenta de lo importante que sigue siendo la música como una herramienta de transformación social.

Estoy absolutamente convencido de que hacemos música de todos los tiempos, y me alegra mucho que en Cartagena por ejemplo, tengamos un repertorio latinoamericano, contemporáneo porque de eso se trata, de explorar todos los géneros. El arte es universal y eterno.

Publicada por
REDACCIÓN CULTURAL